Santa Fe
Domingo 10 de Septiembre de 2017

Por la lluvia se suspendieron las actividades del aniversario de Alto Verde

Las condiciones climáticas obligaron a suspender los festejos programados en la jornada para conmemorar el 107º aniversario del distrito costero. Está confirmada la reprogramación para el domingo próximo.

El distrito costero cumple este domingo 107 años de vida y debido a las inclemencias del tiempo, todas las actividades –desfile cívico, actividades recreativas, shows musicales y exposiciones de artesanos y emprendedores– que estaban programadas para su conmemoración debieron suspenderse.

Está confirmada la reprogramación de las mismas para el domingo próximo.

La voz de los vecinos

En el marco de este importante aniversario, UNO Santa Fe visitó la semana pasada el populoso barrio costero y dialogó con los vecinos sobre el crecimiento de la zona en los últimos años.

"Creemos que este aniversario tiene ese sabor especial por las cosas que hemos conseguido a través de la vecinal, a través de la red de instituciones y el trabajo que venimos haciendo con la provincia y el municipio, que hemos logrado un montón de cosas como el asfalto", sostiene Hugo Cabrera, que en la actualidad ocupa el cargo de secretario de la vecinal de Alto Verde e integra la Red de Instituciones Barriales.

Sobre las obras que se llevaron a cabo recalcó la importancia que tiene el trayecto de asfalto que cubrió desde la entrada hasta la manzana 7 del barrio. "Antes era imposible de transitar o el colectivo que antes llegaba solo a la altura de la manzana 2 frente a la Plaza de la Paz, y que toda la barriada se quedaba sin transporte. Ahora el asfalto llega hasta la manzana 6, pero en los próximos días comenzarán los trabajos para extenderlo hasta la parada de la Línea 13", destacó Cabrera. Las mejoras facilitan y garantizan el transporte público, la seguridad y el ingreso de los servicios de emergencia entre otros aspectos.

Juan López es comerciante y tiene 36 años, desde siempre vive en el barrio. Mate en mano y apoyado en el mostrador de su local, Juan nos recibió y brindó un panorama de los cambios que ha tenido el barrio en los últimos años.

"Acá el barrio ha avanzado muchísimo con el tema de las obras. Lo que lograron con el asfalto es buenísimo para el barrio", sostiene el comerciante que hace diez años posee una despensa ubicada sobre la calle Demetrio Gómez.

"Siempre falta algo como en todos lados, pero uno se siente tranquilo se puede trabajar a puertas abiertas –valora el vecino–. Uno que conoce la ciudad sabe de lugares que te atienden entre rejas, por lo menos esa tranquilidad gracias a Dios la seguimos teniendo".

Por su trato diario con los vecinos, Juan sabe que todos esperan con ansiedad a que se retome la obra del asfalto que resta para cubrir y mejorar la arteria principal. "Es fundamental, lo que ha cambiado el barrio es increíble, trajo más movimiento.Cuando estaba la obra fue un caos, pero por suerte los avances son lindos. Además está el jardín municipal para los chicos, la escuela Papa Francisco. Hay muchísimas cosas en el barrio que han cambiado por suerte y para bien", sintetizó Juan.

Sentados en la vereda, la pareja charla con los que pasan camino para hacer las compras del sábado. Luisa Monzón y Santiago Zapata viven hace 20 años sobre Demetrio Gómez. "Nosotros estamos bien acá, no tenemos problemas con nadie, vivimos bien. El barrio está tranquilo. Estamos muy bien", aseguró la vecina que remarcó el avance que significó el asfalto para una parte del barrio. "No podemos pedir más, despacito nos van haciendo las cosas y estamos contentos", agregó Luisa.

A su lado se encuentra Santiago Zapata (76), otro oriundo de Alto Verde y una de las personas que trabajó para promover el Puente Palito. Hoy vive el aniversario Nº 107 del barrio que vio crecer con orgullo.

"Hace 20 años pasaban por acá corriendo y tirando tiros. Hace un par de años desde que entró la policía cambió del día a la noche", cuenta Santiago, que recalcó que junto a su mujer hoy pueden vivir tranquilos y criar a sus nietos en las calles del barrio costero.

"Ahora con el camino cambió mucho, aunque falta un poco más de luz, porque algunas andan y otras no", remarcó el hombre, quien calificó el crecimiento que tuvo el barrio como positivo. "Vino mucha gente nueva acá".