Santa Fe
Sábado 10 de Septiembre de 2016

Reto al destino: la historia de las santafesinas que estuvieron en las Gemelas un día antes del 11S

Liliana y Josefina Gasparotti, y Corina Ferrer estuvieron el día anterior en el comedor de las torres. Después de 15 años contaron cómo fueron las horas más difíciles luego de los ataques.

Quince años más tarde, el recuerdo de aquella fatídica mañana del 11 de septiembre de 2001 sigue viva en la memoria de todo el mundo.

El acto terrorista más grande en la historia de Estados Unidos dejó alrededor de 3,000 personas fallecidas, cuyos familiares aún sufren la pérdida de sus seres queridos.

Pero el destino tenía reservado un final feliz para tres santafesinas que estuvieron tan solo unas pocas horas antes en el lugar. Liliana y Josefina Gasparotti y una prima de ellas Corina Ferrer estuvieron en el lugar de los atentados solo un día antes. "Nosotras llegamos el día 9 de setiembre de 2001 a New York, al día siguiente que era lunes los museos estaban cerrados y por eso decidimos ir a visitar las torres Gemelas. O sea que el 10 de setiembre de 2001 estuvimos almorzando en las torres. Al día siguiente nos levantamos y a la hora del atentado estábamos en el Museo Metropolitano y cuando llegamos justo se había cerrado. Cuando preguntamos por qué, nos dijeron que era porque había ocurrido un atentado terrorista en las Gemelas. Nos asustamos, empezamos a caminar y un taxista nos dijo que para él se venía la Tercera Guerra Mundial. Cuando comenzamos a caminar más al sur es cuando vimos esa humareda que venía de Manhattan y gente que venía corriendo", comenzó relatando Liliana a Diario UNO.
liliana3.jpg
Liliana y Josefina el día anterior al atentado en la puerta de las Gemelas.
Liliana y Josefina el día anterior al atentado en la puerta de las Gemelas.

"Yo estaba con mi hermana Josefina y una prima mía Corina Ferrer y habíamos ido a visitar a unos primos que viven en otra ciudad, y después decidimos ir a New York cuando nos sorprendió esto que fue tremendo. Los dos primeros días nos pasamos encerradas en el hotel con temor, escuchando la TV y después queríamos hacer una vida más normal, y ellos pedían que la gente salga, los museos eran gratis como para que la gente se distraiga, aunque los puentes estaban cerrados, los aeropuertos también estaban cerrados, nos tuvimos que quedar cinco días más", recordó de esos duros momentos.

liliana4.jpg
"Gracias a Dios estoy viva", le dijo Liliana a Diario UNO después de 15 años del atentado.

"Cuando estuvimos en las Torres Gemelas, como yo ya la conocía y en ese momento como había tanta gente para subir, decidimos quedarnos a almorzar y visitamos la parte de abajo. Yo creo que el destino está marcado y que cada uno tiene su hora señalada" Yo creo que el destino está marcado y que cada uno tiene su hora señalada Realmente fue una cosa única porque a uno en un viaje le puede pasar un accidente o una enfermedad pero un atentado terrorista en ese año era impensado, porque el terrorismo existía como en una guerra en un lugar determinado, pero a partir de ahi el enemigo está escondido y puede hacer explotar una bomba en cualquier país, o en cualquier ciudad y contra cualquiera", siguió Liliana relatando la historia como si fuera hoy.

liliana.jpg

Lo más difícil fue contactarse con sus seres queridos y a eso lo lograron un par de días después. "Llegamos al hotel y quisimos hablar a la Argentina y las líneas estaban colapsadas, en ese momento no había celulares ni WhatsApp, y estuvimos muchas horas hasta que nos pudimos comunicar con mi esposo, después él me dejaba en el teléfono del hotel su voz. Lo que me impresionó de los americanos fue su gran nacionalismo, esa misma tarde ya se veían los carteles pidiendo donaciones y ayuda psicológica, etc. Durante varios días recordé cuando llegué a Santa Fe las sirenas de las ambulancias, de los bomberos, la policía a caballo, etc."

liliana2.jpg
Josefina Gasparotti en la puerta del WTC.<div><br></div>
Josefina Gasparotti en la puerta del WTC.


Por último una de las tres santafesinas que estuvieron en el lugar del atentado y lograron salir ilesas aseguró que "gracias a Dios pudimos volver, el agradecimiento a Dios fue instantáneo porque no estuvimos en las Gemelas el 11S" "gracias a Dios pudimos volver, el agradecimiento a Dios fue instantáneo porque no estuvimos en las Gemelas el 11S. "Te imaginas que a la vuelta fue emocionante el reencuentro con nuestras familias porque estábamos shockeadas. Yo siempre fui creyente y muy católica. creo en Dios y soy practicante y siempre lo tengo presente, por eso soy muy agradecida porque pensas lo que podría haber pasado y no ocurrió. Gracias a Dios estoy viva, cómo no voy a creer en Dios".