Santa Fe
Lunes 07 de Agosto de 2017

San Cayetano: pocos feligreses se acercaron a pedir o agradecer al patrono del trabajo

Durante todo el día hubo un peregrinar de devotos del santo, pero la concurrencia no fue la misma que en ediciones anteriores. En la procesión y misa central, solo una cuadra fue ocupada. "En esta Argentina postrada debemos salir con fe y trabajo", dijo el cura del templo, Omar Rhormann.

A las 16.30, la imagen de San Cayetano salió del templo ubicado en Padre Genesio al 1600. Escoltada por los fieles, recorrió las calles del barrio Guadalupe Oeste, en un procesión que este año encabezó el sacerdote de esta parroquia, Omar Rhormann porque el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo no se encuentra en la ciudad. A pesar de la lluvia y el mal tiempo, hubo un peregrinar de feligreses durante todo el día, pero fue notable la poca concurrencia de santafesinos a la misa central que se celebró al aire libre, en la esquina de Genesio y Alberdi.

Embed

Como sucede cada 7 de agosto, hombres y mujeres llegan para agradecer, pero también para pedir. Este año, la fe se mezcló con la campaña política a días de las elecciones primarias. Mientras los feligreses caminaban con espigas de trigo, estampitas y pan para ser bendecidos; otros aprovechaban para repartir folletos con las propuestas de los candidatos que se disputarán una banca en el Congreso o un lugar en el Concejo el próximo domingo.

san cayetano2.jpg
<b>Misa.</b> Cómodos y tranquilos, ante la imagen del santo, los fieles participaron de la celebración.
Misa. Cómodos y tranquilos, ante la imagen del santo, los fieles participaron de la celebración.

Hasta los vendedores ambulantes esta vez estuvieron ausentes. No en su totalidad, porque había algún que otro vendedor de hamburguesa, choripanes o torta asada, pero en años anteriores se distribuían en las calles aledañas al templo. Lo mismo sucedió con los que tienen objetos del santo, solo eran dos las mujeres que se ubicaron con sus puesto sobre Padre Genesio. Los que si eran muchos, o por lo menos para la cantidad de gente, eran los que proveían de las tradicionales espigas de trigo, con la imagen de San Cayetano y un trozo de pan.

san cayetano3.jpg
<b>Guiados por la fe. </b>A pedir o a agradecer, llegaron desde distintos barrios de la ciudad.
Guiados por la fe. A pedir o a agradecer, llegaron desde distintos barrios de la ciudad.

La realidad del país
Omar Rhormann fue el responsable de oficiar la misa central y arrancó su homilía pidiendo disculpas por la ausencia de José María Arancedo y luego comenzó su discurso en la situación que vive la Argentina y comparó cuando los italianos (país de origen de San Cayetano) llegaron a estas tierras y "con esfuerzo, sacrificio y trabajo salieron adelante", dijo. "Hoy tenemos una Argentina bastante postrada pero con fe, trabajo y mucha fuerza, saldremos adelante", aseguró el cura.

san cayetano4.jpg
<b>Procesión.</b> Por las calles de Guadalupe Oeste, el santo fue escoltado por sus seguidores.
Procesión. Por las calles de Guadalupe Oeste, el santo fue escoltado por sus seguidores.

También dejó un párrafo para referirse al contexto político y a esta proximidad con los comicios: "Estamos cerca a las elecciones y por eso nos encontramos bastante zarandeados", dijo y consideró que "todos podemos participar en esas cuestiones fundamentales de la sociedad que hacen el bien de todos", pero se lamentó porque consideró que más que participar "se parte, se rompe, se tironea, se divide y eso no ayuda", manifestó y al mismo tiempo aseveró que "el país no puede ser un Boca-River, donde se está de un lado o del otro, no puede ser".

Más adelante, Rhormann se refirió a la familia y a lo que significa. "Es en la familia donde se forja el futuro, son los padres unidos en el amor los que llevan a un mismo proyecto, a un mismo objetivo donde se educan a los niños que estarán al frente del mundo dentro de tiempo. Es en la familia donde el chico tiene que aprender a ser solidario y a trabajar y ese trabajo es el estudio", manifestó el sacerdote.

san cayetano en santa fe 2017

Luego dijo: "Tenemos que poner el acento en las obligaciones y deberes porque si cada un cumple con estas cosas se salvan los derechos, pero si exigimos derechos y solo eso, nadie tiene derechos. Se ve en la sociedad de hoy: se exigen, se exigen y cuando más se exigen, más se pisotean". En esta línea puso como ejemplo la situación que vive Venezuela y pidió "no caer en eso y mucho menos jugar con nuestro destino".

Por último invitó a todos a recuperar esa "cultura del trabajo" que en los últimos años se fue perdiendo "tal vez por los planes sociales o porque es un problema que ya viene de generaciones y no se sabe trabajar", dijo y luego expresó: "Eso lo tenemos que recuperar. El estado tienen que ayudar, pero es uno el que tiene que explorar la creatividad y sacar esas ganas para salir adelante con el propio esfuerzo", finalizó Omar Rhormann.