La provincia
Sábado 29 de Julio de 2017

San Justo en alerta por medias reses contaminadas con amoníaco

Se rompió un caño dentro de una de las cámaras de un frigorífico de esa localidad y contaminó la carne que se encontraba en ese lugar. Según informó la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria el hecho se detectó rápidamente por el fuerte olor que despedían las reses y la mercadería ya fue decomisada. Desde la municipalidad sanjustina se recomendó tomar especial precaución en el consumo de cortes de carne vacuna.

En el atardecer del viernes, la municipalidad de San Justo emitió un comunicado para llevar tranquilidad a la comunidad que se encontraba en alerta a raíz de un accidente que se produjo en una de las cámaras frigoríficas del establecimiento de faena local. Según se informó se produjo un escape de amoníaco por la rotura de un caño del sistema de refrigeración que terminó contaminando las medias reses que se encontraban en el lugar.


En ese sentido, los portales de San Justo notificaron haber recibido "innumerables consultas" por el tema luego de que se viralizara un audio en la tarde de este viernes donde una mujer alertaba sobre el problema en la planta de faenamiento local.

El Área de Seguridad Alimentaria del municipio hizo una inspección en el lugar, e informó que "este hecho afectó a parte de las medias reses que se repartieron en el día de hoy en comercios de la ciudad", y que ante esta situación la ASAL San Justo se encontraba inspeccionando cada uno de estos comercios.

"Cabe destacar, que a partir de consultas realizadas al CONICET y a la Universidad Nacional del Litoral, los mismos informan que el producto que habría generado el inconveniente sería de baja toxicidad en baja concentración o dosis. No obstante ASAL San Justo sugiere tomar especial precaución en el consumo de cortes de carne vacuna", agregó el área de prensa del gobierno local.

En tanto, consultados sobre el tema por UNO Santa Fe, desde la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria confirmaron el hecho, y relataron que el personal del frigorífico percibió el hecho por el fuerte olor al momento de distribuir las medias reses, y esto hizo que se devuelvan todas, y que sean reemplazadas por otras que no hubieran sido alcanzadas por la contaminación.

En esa línea se informó que personal del frigorífico trabajó junto a profesionales de Asal San Justo para limitar el riesgo de contaminación, y que al mismo tiempo se procedió al decomiso de toda la mercadería de esa cámara frigorífica. Se aclaró también desde el organismo que el escape de amoníaco alcanzó solamente a una de las cámaras.

De acuerdo a que comunicó Assal a este medio, la carne en cuestión no llegó a ser consumida y se detectó rápidamente el problema por el fuerte olor del amoníaco.

"Nadie podría llegar a consumir eso porque tiene un olor repugnante e incluso, los carniceros se hubieran dado cuenta enseguida", explicaron desde Assal.

Por último, desde la Agencia de Seguridad Alimentaria resaltaron que si bien no son comunes este tipo de accidentes, pueden llegar a suceder y que una vez arreglado escape, se deberá hacer una limpieza profunda de la cámara, y ventilar el ambiente para poder volver a utilizarla.