11 años con el UNO
Sábado 24 de Septiembre de 2016

Santa Fe, el semillero de un sector audiovisual pujante

Realizadores y productores busca organizarse para el fortalecimiento de la industria local. Su próximo objetivo: la ley audiovisual provincial

Santa Fe tiene una larga tradición audiovisual arraigada en el cine, heredera del instituto fundado por Fernando Birri en 1956 y sus principios documentales; con grandes cineastas formados en aquella escuela, y muchos otros que los tuvieron como referencia.
Una escuela de cine santafesina que sobrevivió a los años oscuros de la dictadura y que resurgió en 1985 con el Taller de la UNL pero que se refundó finalmente hace 13 años en la ciudad. Con este camino recorrido y una herencia que supo adaptarse a las nuevas tecnologías, generaciones, pantallas y formatos, hoy Santa Fe se posiciona como semillero de una industria audiovisual incipiente, con un sector amplio y diverso que busca organizarse.

Las bases
La profesionalización del trabajo audiovisual es uno de los eslabones que en la ciudad se fue consolidando con los últimos años de la mano del Instituto Superior de Cine y Artes Audiovisuales (Iscaa) creado por el Ministerio de Educación de la provincia en 2004 y dirigido por Rolando López Bantar, director y realizador que se formó en los últimos años de aquella escuela de Birri. "Para que exista una industria tiene que haber un centro de formación profesional, también se debe pensar en la formación humana y cultural, y esas son nuestras metas", afirmó López Bantar durante una productiva charla en la biblioteca del Instituto.

Audiovisual 3.jpg

La formación en el área audiovisual es una de las causas del crecimiento que la producción del sector experimentó en los últimos años en la ciudad. "El resurgimiento es porque hay escuela de cine. La escuela de cine posibilita que el que tiene vocación encuentre una alternativa de formación", reflexionó.
Asimismo internet, las multiplataformas, redes sociales y los dispositivos de reproducción, abrieron un nuevo panorama de oportunidades para el sector.
A esto se sumaron políticas nacionales y provinciales de fomento y distribución, que hoy son parte de las bases de un nuevo paradigma del sector audiovisual local. Espacio Santafesino, que ya va por su novena edición entregará más de seis millones de pesos para cerca de 50 proyectos locales; el Corredor Audiovisual, con más de 30 localidades de la provincia adheridas; y la conformación de la Cadena de Valor de Empresas de Base Cultural, son algunas de las políticas que movilizó al sector que hoy busca constituirse en la ciudad para discutir las problemáticas comunes y plantear soluciones.

Por un sector organizado
"Sector Audiovisual Santa Fe" surgió de las reuniones de productores y realizadores que los ministerios de Innovación y Cultura y de la Producción convocaron en 2014 para la creación del Consejo Económico de la Cadena de Valor de Empresas de Base Cultural. Diego Soffici, Cristina Marchese y Pablo Benzaquén, impulsan este espacio local.
"La idea es conformarnos como un sector con personería jurídica que abarque a todos los que están trabajando en la actividad audiovisual, no solo en la ciudad de Santa Fe sino también en el sector norte de la provincia. Desde 2008 la actividad audiovisual en Santa Fe creció muchísimo, pero de forma desordenada; se profesionalizó, traspasó los límites locales y también los de los formatos. Hay una producción mucho más importante y podemos decir que de hecho hay una industria incipiente, pero depende de cómo se conforme la participación del Estado y las políticas económicas. Creo que vamos en camino y no es de un día para otro", sostuvo Soffici.
"Depende de trabajar en conjunto para darle el valor de industria a este trabajo. Hoy encontramos una decisión política de que esto sea así y creo que no podemos perder la oportunidad", agregó Marchese.
Respecto de las problemáticas que hoy están en agenda, Benzaquén destacó la "formalización del sector, la producción local sostenida y la distribución". "Falta mucho, aún estamos trabajando problemas de base como un registro audiovisual con una información clara y precisa de quiénes son los actores que están participando en el sector audiovisual a nivel local. No lo hubo de manera grande y organizada como lo estamos tratando de hacer y es un trabajo que nos está llevando tiempo y está en camino", explicó.

Audiovisual 2.jpg
Benzaquén, Marchese y Soffici. Impulsores de Sector Audiovisual Santa Fe, un espacio abierto a la participación de realizadores de la región.
Benzaquén, Marchese y Soffici. Impulsores de Sector Audiovisual Santa Fe, un espacio abierto a la participación de realizadores de la región.

Por una ley provincial
Entre los objetivos de la agrupación se encuentra la ley audiovisual provincial, una iniciativa del Estado que está en desarrollo. "Hoy estamos abocados al impulso de la ley audiovisual provincial que va a traer una posibilidad mayor para toda la gente que está trabajando y produciendo, como así también una nueva relación con el mundo. Que tenga en cuenta el fomento, pero también la capacitación. Este es un comienzo", sostuvo Soffici.
En este sentido, la relación con el Estado provincial y con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, es otro de los objetivos de Sector Audiovisual Santafesino. "El rol del Estado es fundamental históricamente en el sector. Desde el 2000, 2010, estamos hablando de un Estado nacional y provincial, más allá del partido político, con un protagonismo importante hacia políticas que benefician a todo el sector y hoy día sigue siendo así. Si el Estado se abre de este juego, sin lugar a duda solo pueden sobrevivir las personas que tienen una posibilidad económica de sobrellevar producciones privadas o de otro estilo", sostienen.

Por una industria audiovisual local
El Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe trabaja desde hace varios años en la consolidación de las industrias de base cultural, en conjunto con la cartera de Producción. En este sentido es que hoy se proyecta desde el Ejecutivo una ley audiovisual "que sobre todo va a buscar consolidar políticas de fomento que este gobierno viene desarrollando ya en las dos gestiones anteriores", confirmó Cecilia Inés Vallina, subsecretaria de Producciones e Industrias Culturales de la provincia.
Según indicó, se encuentran realizando un primer estudio de los antecedentes que ya hay en otras provincias del país, para comenzar a bocetar esta iniciativa. "Cultura es un campo que genera mano de obra y trabajo y también es un campo simbólico y de experimentación. Cuanto más se junten esas dos cosas mejores producciones habrá, pero también hay muchas oportunidades que hay que trabajar para que pueda haber trabajo en el campo de la cultura", afirmó. Buscan de esta manera consolidar políticas audiovisuales que hoy están trabajando en materia de acceso a créditos con tasas accesibles y alguna serie de beneficios que hoy tienen empresas de mayor escala. "Estamos tratando de abrir este canal para que estas productoras y empresas de base cultural estén contempladas en un régimen de promoción que las ubica en una política amplia de promoción industrial", señaló.

Audiovisual 4.jpg

Una discusión que hay que dar
Asimismo, Vallina destacó la importancia de "involucrar a todos los que reciben esas producciones" en la cadena de valor audiovisual para la consolidación de la industria local. Explicó de esta manera que la red de cables y canales de la provincia muchas veces funcionan solo como receptores de las producciones "a cambio de nada". "Hay un sistema de qué es lo que vale que tenemos que poner en discusión para que realmente se convierta en una industria. Si no es el valor real de la producción, porque es una industria donde está implicado lo simbólico y lo cultural y por eso siempre hay una intervención del Estado que es correcta, es cierto que también le tenemos que pedir a los que pasan esas producciones que también estén dispuestos a poner algo de su esfuerzo para que estas producciones sean valoradas", sentenció la funcionaria.

Audiovisual 5.jpg