Santa Fe
Domingo 08 de Enero de 2017

Santa Fe: móviles en 47 zonas y con GPS, el nuevo sistema de patrullaje

El Ministerio de Seguridad dividió la ciudad en "cuadrículas". Tendrán vigilancia las 24 horas, 39. Buscan mayor coordinación entre el servicio de emergencia 911 y los controles preventivos que diseña la URI. El seguimiento satelital de las unidades tiene como objetivo optimizar y reorientar los recusos que posee la fuerza ante un evento. "Permite ser más eficiente en las decisiones", dijo el jefe de la Unidad Regional I

"Plan de prevención policial del delito urbano", así se llama el programa diseñado por el Ministerio de Seguridad. El sistema, similar en algunos aspectos al que funciona en Rosario desde agosto, llegó a Santa Fe, una de las ciudades con índices de violencia más alto a nivel país.

Se trata de una división territorial "estratégica", en la cual se tuvieron en cuenta los recursos policiales y las particularidades geográficas y del delito que posee en este caso la ciudad capital. El trabajo fue realizado en conjunto, entre la cúpula de la URI, funcionarios de la cartera de Seguridad y del municipio local.

El plan propone tres "capas" con recursos y tipos de prevención específicos y bien diferenciados. En primer lugar, se decidió dividir a la ciudad en 47 "cuadrículas" (sectores o zonas delimitadas). De ese total, 39 serán patrulladas las 24 horas, al menos por un móvil policial. La segunda "capa" estará compuesta por sectores de la policía que brindarán apoyo a la primera en caso de ser necesario. La tercera instancia la conforman los operativos especiales, como son los deportivos o espectáculos que demandan una atención especial

Se trata de un esquema de patrullaje y prevención policial basado en una división territorial pero dinámicos. Es decir, podrán ser ajustables según las necesidades, las emergencias y el respectivo análisis del mapa del delito.

El servicio de patrullaje preventivo será definido por la Jefatura de la Unidad Regional I pero también atenderá las emergencias que demande el 911. Se trata de conseguir dos objetivos: por un lado, garantizar la presencia policial en toda la ciudad (a partir de la división territorial antes mencionada) pero, además, ser "eficientes y actuar con mayor rapidez ante la ocurrencia de delitos".
Los más de 250 móviles policiales estarán monitoreados satelitalmente. Desde el centro de monitoreo del 911 se podrán observar en tiempo real los movimientos que realizan las unidades que se trasladan en cada cuadrícula. Permitirá dos cosas: elegir el móvil correcto (por una cuestión de distancia por ejemplo) para recurrir ante la emergencia pero, además, tener mayor control sobre el cumplimiento de las funciones que tienen los oficiales.

La buena comunicación será fundamental. Para eso, el Ministerio de Seguridad creó el cargo de jefe de Coordinación de Recursos Policiales. El sistema busca mejorar la instancia de coordinación entre la jefatura de Unidad Regional (que define los patrullajes) y el sistema 911. Esta persona será como "la voz de mando" dentro del 911 para comunicar, reordenar y mejorar los operativos.

En diálogo con Diario UNO, el jefe de la Unidad Regional I de Policía, Luis María Siboldi, destacó los beneficios del nuevo plan de prevención: "Estamos ante un método que es verificable, lo podemos comprobar y comandar a partir de las herramientas informáticas que nos provee el Estado. Hoy tenemos un sistema de patrullaje más ordenado, organizado, comprobable, verificable, que permite t­omar decisiones correctas".

Por su parte, el secretario de Análisis y Articulación de Procesos del Ministerio de Seguridad, Eduardo Estévez, explicó: "Relaciona dos grandes ámbitos: el de la emergencia 911 con el ámbito del patrullaje policial. Es decir, el patrullaje policial estará al servicio del 911 pero cuando no esté atendiendo emergencias, deberá actuar en términos de prevención del delito. Ahí entra el rol de la Jefatura de Unidad Regional, definiendo cómo y dónde debe patrullarse".

Esteban Santantino, director provincial de Monitoreo y Planificación Estratégica, recordó que todas las denuncias que recibe el 911 tienen respuestas y que "esa demanda es altísima". El funcionario indicó: "El recurso policial se comisiona siempre ante una denuncia y esa demanda incide sobre el despliegue operativo total".

Sobre la nueva figura del jefe de Coordinación de Recursos Policiales, Siboldi explicó: "Tiene la potestad de disponer, de acuerdo a la particularidad del hecho, de que las cuadrículas se amplían y se desplacen a brindar apoyo y colaboración de acuerdo a la envergadura del hecho en particular. De esta manera, garantizamos que independientemente de cuál sea la emergencia, tener toda la ciudad cubierta al menos con una respuesta inmediata de un vehículo".

En la misma sintonía, Estévez señaló: "El que tiene que tener la visión completa de lo que sucede es el jefe de Coordinación. Es quien se encuentra atento a aquellas emergencias que, por su magnitud o trascendencia, implican utilizar otros recursos policiales. Son decisiones operativas y tácticas del momento".

El plan es similar en su concepción al de Rosario, aunque su implementación es diferente. En la ciudad del sur provincial, el territorio se dividió en base a los distritos en que se encuentra organizada la gestión municipal. Consultado sobre los resultados que arrojó el programa que comenzó en agosto pasado en Rosario, Estévez precisó: "Se produjo una baja en algunos hechos, como las entraderas. Crecieron las detenciones a personas que se las encuentra in fraganti. ¿Por qué se las detiene? Porque el móvil está cerca".