Santa Fe
Lunes 31 de Julio de 2017

Santa Fe se suma a la búsqueda de Franco Rodrigo Hredil

La Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia pide información sobre el paradero de este joven rionegrino que desapareció hace exactamente dos años de su hogar. La solicitud de datos es porque lo habrían visto en esta ciudad.

La Secretaría de Derechos Humanos de Santa Fe solicita cualquier información sobre el paradero de Franco Rodrigo Hredil, de 23 años, quien está ausente de su hogar de la ciudad de Viedma, en la provincia de Río Negro, desde el 31 de julio de 2015.

Según consta en la denuncia, Franco Rodrigo Hredil tiene tez blanca, una estatura de 1.89 metros, cabello corto y color castaño, ojos claros y contextura delgada. El joven cuenta con un tatuaje en la zona de las costillas que dice Juan Bautista Araya, además posee brackets y, según se desprende en la declaración realizada, podría encontrarse desorientado porque al momento de su desaparición padecía un problema de salud.


En el caso intervienen la Unidad Temática Fiscal Nº1 de Viedma y la Fiscalía Regional 1 de Santa Fe. Se solicita la más amplia colaboración de toda la ciudadanía a los fines de recabar información que aporte a la búsqueda.

Ante cualquier dato, contactarse con la Secretaría de Derechos Humanos de Santa Fe (Mendoza 3443, de la ciudad de Santa Fe, o Moreno 1056, Planta Alta de la ciudad de Rosario), o llamar al teléfono 0342 155 357 756.

En Santa Fe
En los últimos días, Celia Araya (mamá del joven) recibió llamados telefónicos desde la ciudad de Santa Fe que aseguraban haberlo visto. La información se viralizó cuando la familia confirmó que estaban hablando con una chica convencida de que Rodrigo se encontraba en cercanías de la Estación Belgrano. En diálogo con UNO Santa Fe, la mujer contó que ya se comunicaron tres personas para describirle una persona con esas características en la capital santafesina.

Franco Rodrigo Hredil1.jpeg
Gentileza diario La Nueva de Bahía Blanca
Gentileza diario La Nueva de Bahía Blanca

En un primer momento corrió la versión de que la familia de Rodrigo tenía previsto viajar a Santa Fe para iniciar la búsqueda, pero fue desmentida por Araya. La decisión se debe a que no hay certezas de que sea el joven. Es por eso que pide a los ciudadanos que lo vean que por favor lo contengan y no lo pierdan de vista. "Si es posible, que le saquen una foto para enviarnos", continuó; para aclarar después que "Rodrigo puede estar desorientado, porque al momento de su desaparición se encontraba en medio de un posible brote psicótico".

La última vez
Su madre contó que Rodrigo habría sufrido un brote psicótico producto del estrés que lo llevó a que visitara el hospital la noche del 30 de julio de 2015 junto a sus padres y, por acuerdo de los tres pidieron su internación, pero desde el centro de salud solo lo sedaron y le dijeron "con esto vas a dormir toda la noche" y lo enviaron a su casa.

Al día siguiente, según el relato de la madre, Rodrigo se dispuso a trabajar, pero antes de comenzar con su recorrido habitual de repartidor en los comercios –era distribuidor- pasó por la comisaría ubicada a dos cuadras de su casa a pedir ayuda porque "escuchaba voces que decían que tenía que matar a su padre", confesó Celia Araya. Los uniformados no dieron una respuesta adecuada y fue allí la última vez que lo vieron.

Luego tuvo comunicación telefónica con un primo a quien le dio datos falsos de su paradero y, posteriormente, con un amigo a quien le comentó que estaba en el cruce de las rutas 2 y 3, en dirección a Conesa (Río Negro), pero cuando su familia llegó al lugar solo encontraron la camioneta abandonada. Desde entonces hubo muchos llamados y a cada uno de ellos los padres acudieron para buscarlo, pero nunca pudieron dar con él. Ahora la mirada está en Santa Fe.