Santa Fe
Viernes 21 de Abril de 2017

Se cayó la ley de Paridad

El Senado no la trató y perdió estado parlamentario. La iniciativa, que establecía un cupo del 50 por ciento para cada sexo, era impulsada por mujeres de todos los partidos políticos.

El proyecto de ley de paridad que establecía un cupo del 50 por ciento para cada sexo en los órganos de representación perdió estado parlamentario porque la Cámara de Senadores no lo trató en el período de sesiones extraordinarias. La iniciativa había tenido media sanción de la Cámara de Diputados el año pasado y había sido incluida por el gobernador Miguel Lifschitz en el listado de propuestas a trabajar en la Legislatura antes del inicio del nuevo período, el 1 de mayo.

La propuesta había sido impulsada por el colectivo Mujeres por la Paridad, que está integrado por representantes de todos los partidos políticos, de ONG, sindicatos y militantes independientes. En los últimos meses se realizaron distintas actividades para visibilizar y sensibilizar sobre la importancia de avanzar en su sanción. Sin embargo, hubo una fuerte resistencia de varios senadores y del presidente de la Cámara alta, Carlos Fascendini.

"Veníamos trabajando el tema desde noviembre. En un momento tuvimos la esperanza de que lo traten pero en el último tiempo vimos que no iba a ser posible", explicó a UNO Florencia Marinaro, integrante de Mujeres por la Paridad, y agregó: "La postura del vicegobernador fue uno de los indicios más grandes de que no iba a pasar".

Cabe recordar que Fascendini realizó declaraciones en las que manifestó que en un año electoral no podía abordarse el debate sobre una reforma de esas características. De todas maneras, no fue el único que se opuso a la iniciativa.

"Hablando con los senadores, nos demostraron que no tenían la intención de tratarlo. Hay cuestiones políticas en el medio pero, también, una barrera ideológica que no pudimos penetrar porque, en definitiva, no escucharon a las mujeres de sus propios partidos", resaltó Marinaro y acotó: "No están a favor de la paridad. El problema no son los tecnicismo ni la aplicabilidad del proyecto. Son excusas".

De todas maneras, Mujeres por la Paridad no da por perdida la batalla y se prepara para insistir con la iniciativa aunque aún no han definido la nueva estrategia. Así, la Legislatura tendrá otra oportunidad para poner en debate un reclamo que involucra a la mitad de la población y que ha logrado unir a referentes de todos los partidos políticos.