Santa Fe
Martes 11 de Julio de 2017

Se duplicaron los tratamientos de fertilización asistida en la provincia de Santa Fe

Desde que el Congreso sacara una ley que obliga a las obras sociales y prepagas a cubrir los tratamientos, se duplicó la cantidad de casos.

Desde que el Congreso sacara una ley que obliga a las obras sociales y prepagas a cubrir los tratamientos, el número se duplicó en la provincia de Santa Fe. La mayoría de los tratamientos son de alta complejidad. Aseguran más de un 50 por ciento de éxito. Las clínicas también trabajan con un diagnóstico celular que aumenta las chances, pero cuesta hasta mil dólares por embrión y no está incluido en la cartilla de las prepagas, según informa el sitio web de El Ciudadano.

Avances

Los tratamientos salieron al público a fines de la década del 60 en Europa y Estados Unidos. Tenían poco éxito: un 7 por ciento. A principio de la década del 90 atrajeron a las parejas que podían pagarlo en Argentina. No era barato. Tampoco lo es ahora. Lo que cambió es que en 2013 el Congreso Nacional aprobó la ley 26.862. En algunos casos cubren la totalidad. En otros menos del 50 por ciento de los medicamentos que estimulan la ovulación de la mujer.

La obra social de los empleados del Estado provincial, Iapos, instaló el Programa de Reproducción Humana Médicamente Asistida. La cobertura incluye procedimientos de alta y de baja complejidad, desde inducción a la ovulación, inseminación artificial intrauterina (IAIU), fertilización in vitro (FIV) e inyección intraplasmática de espermatozoides (ICSI). Además, cubre procedimientos de criopreservación de gametos y embriones, y la utilización de gametos heterólogos. En todos los casos incluyen los medicamentos. Pueden acceder parejas convivientes –matrimonio o concubinato certificados– con incapacidad para gestar un hijo, que no toman medidas anticonceptivas y con infertilidad médicamente diagnosticada. Ambos tienen que ser afiliados, dar el consentimiento y ser mayores de edad. Iapos priorizará a las parejas que no tengan hijos previos en común. No autorizan cuando la mujer tiene enfermedades crónicas que pueda agravarse con un embarazo o enfermedad de transmisión vertical aguda.