Santa Fe
Viernes 13 de Enero de 2017

Se hará en la Ciudad el acto nacional en memoria de las víctimas del holocausto

Será el próximo 26 de enero, en el Paseo de los Justos entre las Naciones, único espacio en el país que recuerda a treinta valientes hombres y mujeres no judíos que, de acuerdo a los más nobles principios de humanidad, arriesgaron sus vidas para salvar judíos durante el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial.

El intendente José Corral recibió a las autoridades de la DAIA para avanzar en la organización del acto por el Día Internacional de Conmemoración del Holocausto, que por primera vez se realizará en el interior del país y para la que fue elegida como sede la ciudad de Santa Fe.


Durante el almuerzo de trabajo -que se realizó en la Sala de Reuniones de Intendencia y en el que compartieron knishes, un aperitivo tradicional del Este de Europa, muy popular entre las comunidades judías-, se conversó sobre los preparativos para el evento que tendrá lugar el próximo 26 de enero, jornada previa a la fecha que fue impuesta por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2005 para conmemorar el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Desde entonces, el acto central se realizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, aunque ahora se decidió trasladarlo a la capital santafesina por ser la única en la Argentina en contar con un Paseo de los Justos entre las Naciones, ubicado en Almirante Brown 5059-5299.


La comitiva de la DAIA delegación Santa Fe estuvo encabezada por su presidente, Horacio Roitman: "Estuvimos ultimando los detalles del acto que por primera vez en 10 años sale de Capital Federal, porque siempre se hacía en la Cancillería. Ahora se traslada a nuestra ciudad que fue elegida por ser el único lugar del país que tiene un Paseo de los Justos en recordación de aquellos hombres que han salvado vidas judías", señaló en declaraciones a la prensa.


Anticipó que van a participar autoridades de la Secretaría de Derechos Humanos, encabezadas por su titular, Claudio Avruj; del cuerpo consular, embajadores y autoridades de todo el país.


"Es una conmemoración a nivel nacional, organizada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, el Gobierno de la Ciudad y DAIA filial Santa Fe", remarcó Roitman.

Emblema y orgullo

Sobre el Paseo de los Justos -que se inauguró a mediados del año pasado-, el directivo de la DAIA resaltó que "es un lugar emblemático que es motivo de orgullo para la Ciudad porque rinde tributo a gentiles que han salvado vidas judías durante el Holocausto. Es el único lugar del país, y el segundo en Latinoamérica", valoró.


El Paseo de los Justos está ubicado en un área estratégica dentro de la ciudad en cuanto a su valor paisajístico. Se encuentra en un entorno natural al borde de la Laguna Setúbal, frente al Parque de los Niños, lindero al CODE. En este contexto, el Paseo está definido por un trazado permeable que invita a recorrer senderos que atraviesan treinta ejemplares (uno por cada Justo) de la especie Prunus Pissardi (cerezo), dispuestos en grupos, sobre taludes contenidos con bordillos de hormigón. El proyecto responde a un esquema radial en torno a un ombú existente. Se colocaron bancos de hormigón armado e iluminación a nivel de suelo, como complemento de las luminarias existentes en el sector.


Cabe señalar que las personas elegidas por alumnos de la Escuela Bialik y que están representados en el espacio son: Varian Fray, de Estados Unidos; Gilberto Bosques, de México; Arturo Castellanos, de El Salvador; Diplomático Manuel Antonio Muñoz Borrero, de Ecuador; Luiz Martins de Souza Dantas, de Brasil; María Edwards Mac-Clure, de Chile; Arístides de Sousa Mendes, de Portugal; Eduardo Propper de Callejón, de España; Monseñor Jules-Gérard Saliege, de Francia; Nicholas Winton, de Inglaterra; Andrée Geulen-Herscovici, de Bélgica; Víctor Bodson, de Luxemburgo; Hermine (Miep) y Jan Augustus Gies, de Holanda; Joop Westerwell, de Holanda; Henry Christen y Ellen Margrethe Thomsen, de Dinamarca; Raoul Wallenberg, de Suecia; Anna Borkowska, de Polonia; Irena Sendler, de Polonia; Ona Imaite, de Lituania; Oskar y Emilie Schindler, de Alemania; María Olt, de Hungría; Ezio Giorgetti, de Italia; Nuri y Devleta Pozderac de Cazin, de Bosnia; Vesel y Fátima Veseli, y sus hijos Refik, Hamid y Xhemal, de Albania; Stojan Bogoja Siljanovski, de Macedonia; Traian Popovici, de Rumania; Pavel y Lyubov Gerasimchik, y sus hijos Klavdiya Kucheruk, Galina Gavrishchuk y Nikolay, de Ucrania; Dr. Mohamed Helmy y Frieda Szturmann, de Egipto; Feng-Shan Ho, de China; y Sempo Sugihara, de Japón.

Memoria

Justos entre las Naciones es una expresión del judaísmo empleada para referirse tradicionalmente al conjunto de aquellas personas de confesión no judía que merecen consideración y respeto por observar una conducta moral acorde con los Siete preceptos de las naciones y a los que, según esta creencia, les espera una recompensa Divina.


Tras la constitución del Estado de Israel, esta expresión también designa de manera oficial a un programa de reconocimiento y distinción aprobado mediante una ley de 1953 por Parlamento israelí, y desarrollado a partir de 1963 por el Yad Vashem, la Institución creada para honrar a las víctimas y los héroes del Holocausto o Shoá, con el objeto de rendir el máximo honor a aquellas personas que, sin ser de confesión o ascendencia judía, prestaron ayuda de manera altruista y singular a las víctimas, por su condición de judíos, de la persecución emprendida por el régimen nacionalsocialista del Tercer Reich alemán y otros afines en Europa con anterioridad y durante la Segunda Guerra Mundial.


Estas personas reciben el título de "Justo entre las Naciones" o "Justo", que se les otorga, junto con otros privilegios, en nombre del Estado de Israel y del "pueblo judío", en forma de un diploma certificado y de la denominada "Medalla de los Justos" en la cual, una inscripción remite a una frase del Talmud que simboliza la fe en la Humanidad: "Quien salva una vida salva al Universo entero".