Santa Fe
Viernes 19 de Mayo de 2017

Según el Ipec, el Índice de Precios al Consumidor creció en abril un 2,4% en contraste con el mes anterior

La mayor brecha se dio en Atención médica y gastos para la salud, con una suba del 38,8%. Los dos rubros que le siguieron fue Vivienda y servicios básicos (38,5%); Otros bienes y servicios (33,5%); y Transporte y comunicaciones (30,6%).

Ayer el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) publicó el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Santa Fe correspondiente a abril. El incremento mensual fue del 2,4%; mientras que la comparación con el mismo mes del año pasado evidencia una suba del 27,7%.

Los rubros que más aumentos registraron en contraste con marzo fueron Indumentaria (4,8%) y Vivienda y servicios básicos (4,9%). Con respecto a este último, se aclara en el informe que el Ministerio de Infraestructura y Transporte de la provincia autorizó a Aguas Santafesinas, según Resolución No 054/17, a aplicar aumentos de las tarifas en febrero y abril de 2017. En tanto, la resolución I/4361 de Enargas estableció un aumento en las facturas de Litoral Gas a partir del 1 de abril de 2017.

En la comparación con abril de 2016, la mayor brecha se dio en Atención médica y gastos para la salud, con una suba del 38,8%. Los dos rubros que le siguieron fue Vivienda y servicios básicos (38,5%); Otros bienes y servicios (33,5%); y Transporte y comunicaciones (30,6%).

Cabe destacar que en abril de 2016, en contraste con abril de 2017, ese mismo índice fue del 37,9% (comparación interanual).


Embed



La medición

El Índice de Precios al Consumidor de Santa Fe es un indicador que mide los cambios en el tiempo del nivel de los precios de los bienes y servicios adquiridos para consumo por los hogares residentes en la provincia.

El operativo de campo se lleva a cabo de forma continua en la provincia de Santa Fe y consiste en el relevamiento mensual de aproximadamente 22.400 precios en alrededor de 1.000 locales informantes. En el relevo se visitan los establecimientos, supermercados y tradicionales (resto de los negocios) seleccionados para relevar precios de los distintos bienes y servicios que componen la canasta. Como herramienta de relevo se dispone de un formulario.

Adicionalmente, existe un pequeño grupo de precios tarifados o compuestos, que se obtienen a partir de cálculos especiales realizados con base en la información sobre diversos componentes del precio final de los productos. Algunos ejemplos son las tarifas de gas y electricidad, para las cuales se calculan tarifas promedio para los distintos tramos de consumo, a partir de los cargos fijos y variables que conforman la tarifa.