Santa Fe
Sábado 02 de Julio de 2016

Sin reservas, pero con consultas, la Costa espera las vacaciones de julio

Después de un verano poco alentador, los complejos de la ruta 1 aguardan expectantes el receso invernal y sobre todo el próximo fin de semana largo. "Creemos que las reservas se van a dar a último momento", manifestó Guillermo Kees de la CET

Después de un verano nefasto para la Costa santafesina por la crecida del río Paraná, los cabañeros y en realidad toda la población de las localidades ubicadas sobre el corredor de la ruta provincial Nº 1, esperan con expectativas las próximas vacaciones de invierno, y también el fin de semana largo del 8, 9 y 10 de julio. Aún no hay muchas reservas pero sí consultas, y los prestadores de servicios consideran que la demanda se dará a "último momento", teniendo en cuenta que este fue el panorama que se dio con el feriado del 20 de junio.
Con promociones y distintas ofertas se preparan para esperar a los turistas. Si bien los emprendedores son conscientes de que el invierno no es temporada alta para la zona, la demanda es poca para el momento comparándolo con otros años. De todas maneras, si se iguala la ocupación del último fin de semana largo del mes pasado, que fue en promedio del 50 por ciento, consideran que están por buen camino en cuanto a la recuperación.
"Ya están sonando los teléfonos y hay consultas, pero no tenemos o son muy pocas las reservas", resumió como es el panorama hasta ahora Guillermo Kees, miembro de la Cámara de Empresarios Turísticos de Santa Fe y la Región, pero fue optimista y disparó: "De todas maneras aún quedan días. Vemos que es muy suave la demanda pero tiene que ver también con la cuestión económica, a la hora de recortar gastos se empieza por el turismo y las salidas nocturnas", agregó.
A pesar de que los últimos meses no fueron buenos, siguen con las expectativas intactas y al respecto dijo: "Seguimos teniendo expectativas sobre todo porque el último feriado largo (del 17 al 20 de junio) fue como testigo de lo que puede llegar a pasar porque hubo muy poca demanda y se fue dando todo a último momento. El viernes (17) arrancaba el fin de semana largo y ese día llamaron e hicieron reservas. Por eso creemos que puede llegar a pasar algo bastante parecido, esa es la tendencia".

Todo en condiciones

El crecimiento y las inversiones se siguen dando en la zona de la Costa –no con un ritmo sostenido–, pero según el último relevamiento son aproximadamente unas 7.000 las camas que tiene el corredor de la ruta 1 desde Rincón hasta Reconquista. En cada uno de los emprendimientos, se diseñan propuestas para atraer más visitantes.
En ese sentido, Kees dijo: "En cuanto a promociones, algunos piensan en que los visitantes paguen como un fin de semana común y se les regale un día; otros hacen descuentos del 15 por ciento y también muchos tienen los pagos con tarjeta de crédito. En realidad todo está sujeto a los días que quiere la gente. Falta una semana, pero todo es todavía muy tibio y con la esperanza de que sé de lo que se venía dando de que los viajeros a último momento empiecen a llamar".
Ante la consulta sobre los servicios que se prestan, el representante del sector dijo: "En cuento al río está todo muy bien, la pesca es muy buena y variada, es decir que desde el punto de vista de lo que ofrecemos está todo bárbaro, los complejos están muy bien preparados, muy bien armados, en definitiva hay muy buena calidad en el servicio, y esperamos que vengan los turistas".
A pesar de un año no muy bueno para los emprendimientos turísticos, Kees dijo que "todos se fueron manteniendo, porque en definitiva se tiene que brindar un buen servicio independientemente de cómo viene la temporada" y en esta línea agregó: "Siempre se tiene que estar de la mejor manera posible, después se ve si recupera. Con lo que nos pasó en el verano no se recuperaron las inversiones, pero se tiene que estar a la altura de las circunstancias y así es como estamos".

Las opciones

En cuanto a los precios varían según las comodidades y los servicios que se prestan. Se puede encontrar una cabaña para una familia tipo para los tres días en 2.300 pesos y otra con las mismas condiciones a 3.900 pesos. Cabañas Cayastá, un complejo ubicado junto al río San Javier, sobre la ruta provincial Nº 1 en el kilómetro 76, en la localidad del mismo nombre, pensaron en el descanso y disfrute de quienes los visitan pero por sobre todo, trabajan para que la estadía se convierta en una experiencia única. Este lugar ofrece tres días y dos noches a 3.900 pesos para dos personas, y 400 pesos a cada adicional, incluye desayuno y actividades recreativas.
Tiene también propuestas para cuatro días y tres noches a 4.300 finales para 2 personas y 500 pesos por cada adicional. Y para las vacaciones ofrecen siete noches al precio de 6 a 5.700 pesos finales para 2 personas y 750 pesos por cada adicional o cinco noches al precio de cuatro a 3.800 pesos finales para dos personas y 600 pesos por cada adicional; y por el fin de semana, de viernes a domingo, se puede pagar 2.900 pesos finales para la misma cantidad de visitantes y 300 pesos por cada adicional.
Santa Rosa de Calchines es otro de los lugares buscados por los turistas, se encuentra a menos de una hora de viaje de la ciudad de Santa Fe, y se enmarca en un paisaje repleto de naturaleza y emociones que espera a los visitantes con amplias comodidades. El Molino es uno de ellos y desde allí contaron que las cabañas cuestan 3.600 pesos el fin de semana para cuatro personas; y para la cabaña de 12 personas, se abonan 2.000 pesos por día.