Santa Fe
Domingo 26 de Junio de 2016

Solicitan abrigo, medias y calzado para los alumnos de la escuela Ballarini

El equipo directivo convoca a la comunidad a ayudar a los más de 450 niños que asisten a la entidad, quienes en su mayoría provienen de familias en situación vulnerable, a sobrellevar la temporada invernal

Cada año cuando llega el invierno, los niños que asisten a la escuela primaria Nº 76 Camila Cáceres de Ballarini del barrio Cabal se ven afectados en la continuidad de asistencia a clases debido a la falta de recursos para hacer frente a las bajas temperaturas. Es en ese contexto que el cuerpo directivo de la entidad se abrió a la comunidad para solicitar donaciones de indumentaria y calzados, además de medias, gorros y bufandas.
El pedido solidario tiene relación con la situación vulnerable en la que se encuentran la mayoría de los asistentes de la institución, provenientes en su mayoría de familias de changarines que viven en la zona norte, quienes por falta de abrigo muchas veces se ven imposibilitados de salir de sus casas debido al clima.
"En estos últimos días (en donde la térmica alcanzó a los 8ºC a la hora de ingreso del turno mañana) tuvimos que hacer mucha demanda en nuestro roperito, pero la verdad es que no damos abasto con lo que entendemos que hay que cubrir", dijo en diálogo con Diario UNO, Graciela Difilippo, una de las vicedirectoras del establecimiento, y agregó: "Si bien en general nosotros recibimos donaciones de este tipo de elementos de parte de los familiares de los docentes y algunos vecinos de la ciudad que ya saben de la realidad de nuestro alumnado, nos parece importante hacer más amplia la convocatoria debido a las carencias que estamos observando de parte de muchos chiquitos".
En ese marco, y teniendo en cuenta que la mayoría de los 450 pequeños que asisten a la entidad integran familias numerosas a las que les cuesta mucho costear los $250 en promedio que hoy cuesta un par de zapatillas, una campera o un conjunto de bufanda y guante, la docente del turno tarde comentó: "Aquí tenemos nenes que vienen a clases en remerita o con un pulóver muy finito, otros que tienen las zapatillas todas rotas, y hasta hay algunos que han llegado a faltar en algún momento por no tener qué ponerse, porque sus padres realmente no tienen cómo costear su vestimenta".
Al respecto, vale decir que la escuela Camila Cáceres de Ballarini –ubicada en el corazón del barrio Cabal– cuenta con comedor copa de leche, dos servicios a los que a diario asisten en promedio unos 300 niños, algunos que llegan desde entidades vecinas como el Jardín de Infantes Nº 114 y escuela Nº 6.385.
"Por supuesto que también estamos abiertos a quienes quieran colaborar con estos dos espacios, con las donaciones que quieran, porque todo lo que se recibe sirve mucho", afirmó Graciela Difilippo, quien comentó que los interesados en colaborar pueden acercarse a la sede de la institución en Vieytes 5345, de corrido de 8 a 17.30.
Por más datos e información, también pueden llamar en el mismo horario al teléfono 4579036.