Santa Fe
Viernes 15 de Septiembre de 2017

¿Son responsables los buscadores de internet por las imágenes que muestran?

Ayer un fallo de la Corte Suprema de Justicia ratificó que no. Al igual que en el caso "Rodríguez, María Belén", el máximo tribunal determinó que los buscadores son "meros intermediarios" que exhiben imágenes publicadas en otras páginas web. En este artículo, un especialista en derecho informático analiza el fallo para UNO Santa Fe.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ratificó ayer que la actividad de los buscadores de internet está amparada por el derecho a la libertad de expresión, por lo que no son responsables por las imágenes que muestran. Así lo resolvió, por mayoría, al rechazar las demandas que la modelo Carolina Gimbutas promovió contra Google Inc., para que se eliminaran sus datos personales e imágenes del motor de búsqueda, además de reclamar el pago de una indemnización en concepto de daños y perjuicios.



La mujer, que se presentó como una "exitosa modelo que vive de su imagen", sostuvo que Google debía responder por la vinculación de su nombre a resultados de sitios de contenido pornográfico y que fomentaban la prostitución, lo que violaba sus derechos, su intimidad y su honor.


En contacto con UNO Santa Fe, Marcelo Temperini, abogado especializado en derecho informático y cofundador de la consultora Asegurarte, resaltó que el debate en cuestión sigue estando centrado en cuál es la participación de los buscadores de internet y en este caso en particular de Google, en relación a las fotos y contenidos publicados de determinados usuarios.


"Hay un análisis jurídico de fondo sobre si existe o no el consentimiento, y se analiza en particular el artículo 31 de la ley 11.723 con respecto al derecho a la imagen, y se analiza también el artículo 55 del Nuevo Código Civil y Comercial, acerca de derechos personalísimos y la exigencia de un consentimiento interpretado de forma restrictiva", comentó el letrado respecto de la fundamentación jurídica de la decisión de la Corte.


En ese sentido, recordó el caso de María Belén Rodríguez, citado por el máximo tribunal y dijo que el fallo estuvo orientado en esa dirección.


"Lo que el fallo de Rodríguez dice es que los buscadores son meros intermediarios, ellos no captan, ni reproducen, de forma directa la foto, sino que quien lo hace es el blog en cuestión que está provocando el daño a la demandante. Entonces, no cabe endilgar responsabilidad, a menos que los buscadores tengan efectivo conocimiento de que exista ese daño y, aún así, omitan llevar adelante alguna acción", explicó.


Dijo además que esta interpretación es conocida como la doctrina de "notice and take down". Es decir, recién a partir del conocimiento fehaciente por parte del buscador de que ese contenido está produciendo un daño, habría responsabilidad, para lo cual a su vez se necesitaría una sentencia previa de un juez.


Sin embargo, existen excepciones: en el caso de que sea algo manifiestamente dañoso, como lo es el caso de publicaciones referidas a pornografía infantil o incitación al genocidio. Estos son algunos de los ejemplos de casos en los que no se necesita sentencia porque simplemente cabría responsabilidad por el carácter palmario o manifiesto de lo ilegítimo o dañoso de esos contenidos.


Finalmente, Temperini resaltó que el fallo de la Corte contó una interpretación en disidencia por parte de los jueces Lorenzetti y Maqueda. Ambos magistrados sostienen que el citado caso, no es exactamente igual al de Rodríguez, por lo tanto cabe hacer otro análisis sobre el consentimiento.


"Habla del derecho a la imagen como parte del derecho a la identidad, porque se trata de un derecho personalísimo, protegido constitucionalmente y es un deber de la Corte resguardar estos derechos. Básicamente, ellos terminan diciendo que sí cabe que los buscadores supriman la imagen porque no hay consentimiento manifiesto por parte de la actora a Google en relación al uso de la imagen, no en cuanto al daño, sino a que corresponde dar de baja la imagen", concluyó.