Santa Fe
Sábado 20 de Mayo de 2017

Un código de convivencia para los usuarios del Skate Park de Candioti Sur

El Concejo Municipal sancionó una ordenanza con 12 reglas que deberán cumplir los que a diario utilizan este lugar ubicado en Rosalía de Casto al 1800. El principal objetivo es lograr un correcto funcionamiento y evitar conflictos con los vecinos lindantes.

En la última sesión del Concejo Municipal se sancionó una ordenanza a partir de la cual se implementará un reglamento de uso responsable del parque de skates y playón deportivo ubicado en Rosalía de Castro al 1.800 en barrio Candioti Sur. La iniciativa fue impulsada por el concejal del FPCyS-UCR, Carlos Suárez, pero fue un trabajo en conjunto entre otros ediles, los vecinos, las instituciones y los usuarios de este lugar. Dicho ordenamiento tiene por objeto establecer pautas de uso de este espacio de forma tal que facilite la convivencia de sus usuarios y los vecinos linderos.
Embed

Este "código de convivencia" establece 12 puntos que fueron consensuados y acordados entre las partes. El primero considera que "el uso de las instalaciones deportivas es gratuito y libre" y además "se deberá ejercer de forma responsable, teniendo en cuenta para la práctica de los deportes de que se traten las normas de cuidado del espacio público y zonas aledañas, así como los hábitos de convivencia que permitan el normal desarrollo de las actividades deportivas amateurs y que estas, no afecten la calidad de vida de los vecinos linderos".

El segundo punto establece que "el horario de uso de las instalaciones deportivas será de 10 a 22, de lunes a domingo"; "en las instalaciones deberán practicarse los deportes para los cuales se encuentran habilitadas", reza la tercer regla; y el que le sigue considera que "quienes no estén practicando los deportes habilitados, deberán permanecer fuera de la zona deportiva para no interferir y no resultar lesionados".

"Queda prohibida la permanencia y/o detención, de vehículos y/o moto sobre la calle Caseros", dice el que se le sigue y a continuación se estableció: "Queda prohibido utilizar el espacio peatonal circundante a las instalaciones deportivas de forma tal que se entorpezca o imposibilite el tránsito"; y "se recomienda el uso de la protección necesaria para practicar los deportes, al momento de hacer uso de las instalaciones. En caso de no llevar protección, el usuario será el único responsable de las consecuencias".
Skate1.jpg

Como consecuencia, el siguiente fija: "La Municipalidad de Santa Fe no se hace responsable de las lesiones que puedan sufrir los usuarios por mal uso de las instalaciones". Más adelante se disponen las prohibiciones: "Queda prohibido el consumo de bebidas alcohólicas, estupefacientes y psicotrópicos en el espacio público donde se encuentran ubicadas las instalaciones deportivas".

Antes de finalizar, se establece que "queda prohibido el uso de motos en las instalaciones deportivas" y "propalar música con altavoces que excedan el volumen de una conversación normal". "El incumplimiento de las pautas establecidas precedentemente, serán pasibles de las sanciones previstas en la ordenanza N° 7882 del Régimen de Infracciones y Penalidades; y/o de la ley provincial N° 10.703 sobre el Código de Faltas, según corresponda", fija el último punto.

En este proyecto también se solicita que Ejecutivo Municipal, a través del área que corresponda, realice la difusión y comunicación de dichas condiciones a las asociaciones intermedias, a los usuarios habituales y a la comunidad en general. Asimismo dispondrá la instalación de cartelería que manifieste las previsiones de este reglamento o indicaciones que se desprendan del mismo, y toda otra normativa de carácter municipal, provincial y/o nacional.
Skate2.jpg

Un trabajo conjunto
Vale recordar que el Skate Park fue construido en 2013 en el marco del programa de Presupuesto Participativo impulsado por el municipio. La propuesta resultó la más votada por los vecinos del barrio, entre quienes los jóvenes skaters realizaron una fuerte campaña para contar con su apoyo. Desde que la propuesta se impuso en las elecciones, los mismos jóvenes se encargaron de colaborar junto a los arquitectos de la Municipalidad para realizar modificaciones y correcciones al proyecto original, buscando lograr la pista ideal para todos. El proceso participativo no finalizó ahí, sino que además fueron los mismos chicos y jóvenes los que votaron, a través de las redes sociales, el nombre para el lugar.

"La creación de este espacio fue muy bienvenido pero con el paso del tiempo fue generando algunos inconvenientes que tienen que ver con la posibilidad de convivir con estos espacios, con los ruidos que allí se generan con los vecinos que son lindantes al mismo", fundamentó su proyecto el concejal Carlos Suárez.

Aprovechó para contar que "fueron muchos los concejales como Juan José Saleme, Franco Ponce de León y Adriana Molina los que participamos de distintas instancias con los vecinos donde se nos planteó la necesidad de resolver este tema".
skate3.jpg

"Entonces en ese entendimiento y en el intercambio que tuvimos con la vecinal, que hizo un trabajo muy interesante para poder concientizar sobre la importancia de que un espacio este radicado en el barrio pero más allá de esto es necesario que todo su uso sea compatible con la convivencia de los vecinos, y de ese trabajo surge esta instancia donde se crea este instrumento innovador", agregó más adelante el edil radical.

Para finalizar, Suárez expresó: "Es un reglamento de uso de un espacio público, cuestión que por ahí no estamos acostumbrados pero puede ser un puntapié y ojalá en función de la implementación de ello se avance en la resolución de aquellos problemas y conflictos que a diario y cotidianamente se generan en esta zona".