Destacados2016
Sábado 31 de Diciembre de 2016

Un grupo de mamás que enseña con el ejemplo diario

Madres Santa Rosa Voluntarias es una organización que surgió a partir del compromiso de un grupo de mujeres por transformar la realidad de los chicos del barrio. Este año abrieron el primer comedor nocturno los fines de semana para niñas y niños de Santa Rosa de Lima y, frecuentemente, realizan actividades para ayudar a las familias que lo necesitan. Por su compromiso para tender lazos de solidaridad es que fueron seleccionadas como Destacadas 2016.
Griselda Soloaga y Ornella Peralta son dos de las integrantes de Madres Santa Rosa Voluntarias. En nombre de todo el grupo agradecieron la distinción y comentaron los importantes proyectos que tienen para el 2017, siempre vinculados a que las niñas y los niños tengan más y mejores oportunidades.
"Las mamás estaban recontentas. Estamos más que agradecidas", dijo Ornella sobre la participación en la producción fotográfica de los Destacados 2016.
"Para el año que viene tenemos muchos proyectos y esperamos que sea un año de muchos logros. Tenemos ganas de que sea mejor que este año, que ya fue maravilloso", remarcó Griselda.
En ese sentido, Ornella manifestó que en primera instancia esperan que salga la personería jurídica "y, de ahí, empezar a trabajar el tema legal". Entre las iniciativas que ya tienen previstas se destaca la posibilidad de empezar a desarrollar acciones vinculadas "a la educación de los chicos y a seguir brindando asistencia a todos los que la necesitan".
Solidarias, amigas, compañeras, buena gente, creativas, transmisoras de alegría, de ganas, de esperanzas y sobre todo son un ejemplo en pujanza y perseverancia. Así son Ornella, Griselda, Valeria, Camila, Karen, Rocío, Laura, Verónica, Marcela, Dora, Yésica, María Isabel, Julia, Carina, Lorena y Yanina. Todas ellas gestaron, formaron y día a día luchan por sacar adelante la asociación civil Madres Santa Rosa Voluntarias, de Santa Rosa de Lima.
Empezaron armando una copa de leche que funciona de lunes a viernes pero la demanda era mucho más profunda y decidieron abrir el comedor para los fines de semana. Pero, además, todos los días se movilizan para atender necesidades particulares de mamás y chicos del barrio.