Santa Fe
Lunes 19 de Junio de 2017

Un paso clave en la implementación del nuevo Centro de Justicia Penal

El Ejecutivo firmó el acuerdo con la Corte Suprema de Justicia de la provincia, el Ministerio Público de la Acusación y el Servicio Público Provincial de la Defensa Penal para que el flamante edificio se inaugure en 120 días.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, firmó este lunes un acuerdo con la Corte Suprema de Justicia de la provincia, el Ministerio Público de la Acusación y el Servicio Público Provincial de la Defensa Penal para poner en funcionamiento el nuevo Centro de Justicia Penal en la ciudad de Rosario. El plazo dispuesto para su implementación es de 120 días.


Lifschitz encabezó la firma de convenio junto al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Daniel Erbetta; el titular del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Jorge Baclini, y la titular del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal (SPPDP), Jaquelina Balangione.


El convenio dispone la formación de un comité integrado por la Corte Suprema de Justicia de la provincia, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, el MPA y el SPPDP, que tendrá la función de evaluar los avances que se vayan realizando para que se cumpla con el objetivo en el plazo fijado.


"El nuevo edificio, donde funcionará el sistema penal de la provincia, que es de vanguardia en la Argentina, es un hito porque desde el año 1962 no se hacía en la ciudad de Rosario una obra significativa para el poder Judicial", remarcó Silberstein al término del encuentro y agregó: "Tiene un doble impacto, por un lado mejorar el funcionamiento del sistema acusatorio, y por otro lado permite descomprimir los tribunales de avenida Pellegrini y Balcarce, y así poder ampliar otros fueros como el Laboral que necesita reforzarse".


El titular de la cartera judicial reivindicó "la enorme colaboración de los miembros de la Corte Suprema, del Ministerio Público y la Defensoría Penal para que el sistema penal en la provincia pueda funcionar mejor."


A su turno, Erbetta coincidió con Silberstein en que "este traspaso es muy positivo porque permitirá trasladar todos los juzgados penales el nuevo edificio de Mitre y Virasoro, antes de fin de año, y así descomprimir el edificio de calle Balcarce y ampliar otros fueros que necesitan reforzarse así como también las defensorías civiles".


Nuevo centro de Justicia Penal

El proyecto del nuevo edificio donde trabajarán los jueces penales, el MPA y el SPPDP requirió de una inversión superior a los 280 millones de pesos.


El lugar está compuesto por la planta baja, dos niveles y un subsuelo. La superficie cubierta es de 14 mil metros cuadrados. El nuevo Centro de Justicia Penal albergará a los 33 jueces de primera instancia.


Asimismo, el edificio cuenta con espacios necesario para el funcionamiento de los Tribunales de Investigación Penal Preparatoria y los Tribunales de Juicio en lo Penal con sus Salas de Audiencias Públicas y Orales, Cámaras Gesell, la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Alcaidía con boxes para entrevistas y Sala de Reconocimiento.


El edificio ya cuenta con un espacio público en su perímetro y una moderna plaza cívica. La firma del convenio tuvo lugar en la sede de Gobierno en la ciudad de Rosario.