Santa Fe
Domingo 07 de Agosto de 2016

Un santafesino viajó con la Marina a una misión en Chipre

Se trata de Mauro Mansilla, nacido en la capital provincial y que forma parte de la Fuerza de Tarea Argentina que busca contribuir a la paz social junto a la ONU

"Me voy con la expectativa de adquirir conocimientos y tratar de dejar bien parada a la Argentina, a la Armada y a la Infantería de Marina, demostrando el profesionalismo con el que ejerzo esta carrera", resumió Mauro Mansilla una vez finalizada la ceremonia de despedida de la Fuerza de Tarea Argentina Chipre XLVIII, de la que es parte.
Este santafesino, oriundo de la capital provincial, recuerda que de chico siempre le gustaron las fuerzas armadas, en especial la marina, sobre todo por lo que veía en las películas. "El desarraigo le costó muchísimo a mi familia. Más que nada a mi mamá porque soy el más chico de cuatro: tengo una hermana de 26 años, un hermano de 30 y otro de 37".
Mauro, ahora de 25 años, cuenta que su mamá no quiso firmar su ingreso a la Armada pero en el ínterin cumplió los 18 y ya no hizo falta. "Antes de venirme conversábamos todos los días, le decía que se quede tranquila. Tenía claros mis objetivos desde el inicio", aseguró.
El ahora cabo primero dice que intentó estudiar, pero que le costaba encontrar el rumbo. "No sé si era por saber que esto era lo mío que no lograba avanzar. Estaba estudiando Ingeniería Civil, salí un día temprano de la universidad porque había faltado un profesor y pensé «qué estoy haciendo acá»", expresó.
"Enseguida me acerqué a la Delegación Naval –continuó–, me atendieron unos suboficiales que me asesoraron en un montón de cosas, me explicaron cómo era la carrera. Y dentro de la Armada ya sabía qué quería hacer porque venía mirando la página web desde hacía muchísimos años. Sabía lo que era la Infantería de Marina y sabía que si no era eso, no era nada. Si no era infante de Marina me volvía a mi ciudad a seguir estudiando".
Una vez logrado su objetivo inicial de ingresar a la Armada y ya recibido de infante de Marina, comenzaron a surgir otros desafíos. Fue destinado al Batallón de Infantería de Marina Nº 5 en Río Grande, donde estuvo cinco años en total. En medio de ese período, en 2013, fue parte de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití, su primera experiencia en una misión de paz.
Ese año fue trasladado al Batallón de Infantería de Marina Nº 2, con asiento en la Base de Infantería de Marina Baterías, adonde le llegó la noticia de que su segunda oportunidad en una misión de paz sería en Chipre. En Santa Fe, hasta que regrese y acompañados por su familia, quedarán su señora y sus mellizos, Malena y Marcos, de cinco meses.
"Lo que más aprecio cuando voy a Santa Fe son las charlas con mis hermanos, con mi mamá. Lo más simple. Compartir una mesa con ellos. O salir y ver gente conocida que no veo hace mucho tiempo y saber que están bien", indicó.

Por una solución política en Chipre
El 14 de julio pasado, en la Plaza de Armas de la Base de Infantería de Marina Baterías, se llevó a cabo la ceremonia de despedida de la Fuerza de Tarea Argentina Chipre XLVIII, integrada por 57 representantes de la Armada Argentina quienes prestarán servicio en la isla en el marco de la misión de paz de Naciones Unidas.
La misma estuvo presidida por el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, vicealmirante VGM Carlos Enrique Aguilera; acompañado por el jefe del Estado Mayor del Comando de Infantería de Marina, capitán de navío, Luis Ángel Morel; y el comandante de Instrucción y Evaluación de la Infantería de Marina, capitán de navío, Raúl Alejandro Mantulak.
El Consejo de Seguridad estableció originalmente la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP) en 1964, para impedir nuevos enfrentamientos entre las comunidades grecochipriota y turcochipriota. Tras las hostilidades de 1974, el Consejo ordenó a la Fuerza que realice diversas funciones adicionales.
En ausencia de una solución política al problema de Chipre, la UNFICYP permanece en la isla para vigilar las líneas de cesación del fuego, mantener una zona de amortiguación, llevar a cabo actividades humanitarias y apoyar la misión de buenos oficios del secretario general.
"Mi trabajo específico allá es ir a la reserva de la misión de las Naciones Unidas en Chipre. Somos cuatro de la Armada que vamos a la reserva, el resto van a Campo San Martín y a Campo Roca", explicó Mauro. "La reserva es como la Sección de Respuesta Media que tenemos acá en la Armada, en caso de alguna eventualidad somos la primera fuerza que se moviliza", concluyó el santafesino.

La ONU reconoció a los militares argentinos
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) condecoró a los miembros de la fuerzas armadas argentinas que integran el contingente de Cascos Azules que participa de la misión de paz en Chipre, informó el Ministerio de Defensa.
La ceremonia tuvo lugar en el predio del Campo San Martín en el lado greco-chipriota, al sur de la isla, y fue presidida por el jefe del Estado Mayor de la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP), coronel Tim Wildish, quien estuvo acompañado por el jefe del contingente argentino, teniente coronel Gustavo Adolfo Visceglie.
Ambos entregaron una condecoración al personal de la Fuerza de Tarea Argentina 47 (FTA 47) desplegada en Chipre, en reconocimiento por los servicios prestados en la Misión de Paz en la isla, situada en el mar Mediterráneo.
Durante el acto se entonaron las estrofas del himno nacional argentino, las autoridades pronunciaron unas palabras de felicitación al personal condecorado, entregaron las medallas y, como cierre de la ceremonia, se efectuó el tradicional desfile militar frente al palco de autoridades.
En la cena de camaradería de las fuerzas armadas, el presidente Mauricio Macri resaltó el rol "muy importante que cumplen los cascos son azules como fuerza de paz" y señaló que "son un orgullo para la Argentina".
Por otro lado, el ministro de Defensa, Julio Martínez, encabezó en Buenos Aires el cierre del Seminario Internacional de Género en Misiones de Paz, en el marco del compromiso asumido por el Estado argentino con el plan de acción de Naciones Unidas "Mujer, Paz y Seguridad".
"Tenemos un compromiso asumido en esta temática y vamos a seguir adelante", subrayó el ministro durante el acto que se desarrolló en el Edificio Libertador.