Santa Fe
Sábado 15 de Julio de 2017

Una familia uruguaya, que recorre América en una Ford Willys del 68 pasó por Santa Fe

Guillermo Benitez y María junto a sus tres hijas menores decidieron poner en marcha a sus sueños arriba de "La Gaucha", una vieja Ford Willys del año 1968. Durante dos años recorrerán los rincones mágicos de América. En su paso por la ciudad dialogaron con UNO Santa Fe.

Guillermo Benitez y María junto a sus tres hijas menores decidieron dar marcha a sus sueños arriba de este vehículo con el cual recorren los rincones de América. La travesía nació con el objetivo de encontrar la magia que existe en cada lugar.
Para esto restauraron su vehículo al cual bautizaron "La Gaucha", una vieja Ford Willys del año 1968.

Con la plaza Pueyrredón como escenario la familia se reunión con UNO Santa Fe, en la entrevista en vivo la familia relató el origen de la aventura que emprendieron el pasado 30 de junio.

"Hace un par de años venimos trabajando la idea con María, nuestros hijos Sofía, Naim y Paulina", contó Guillermo Benitez al mismo tiempo que presentaba a su familia.

En relación a la estadía que le tocó vivir en la capital de la provincia y con el mate en mano Guillermo destacó la hospitalidad que le brindaron. "Es divina la gente de acá", sostuvo el entrevistado.

La familia emprendió su travesía en la Ford Willys que fue puesta en condiciones para cumplir este sueño. La fecha de inicio de su aventura fue el pasado 30 de junio, la primer parada fue el norte del país uruguayo en donde recorrieron varios pueblos.
Más tarde cruzaron las fronteras para recorrer el suelo argentino, su primer parada fue Salta, luego se dirigieron a Concordia.
En la zona de Villaguay conocieron a una familia que les brindó hospedaje. "Saliamos con rumbo a Paraná cuando un santafesino, fanático de los autos, nos contacto . Nos dieron hospedaje por un día y este es el cuarto que estamos en Santa Fe", detalló Guillermo.
En las próximas horas emprenderán camino a San Francisco para luego llegar a Villa María, ahi se reunirán con una familia que comienza una travesía (también en Jeep) con destino a Alaska.

"Latiendo América familia viajera", es la frase que adorna el vehículo que traslada a los integrantes de la familia. La camioneta fue restaurada y modificada para poder realizar el viaje, asientos reclinables, un baúl cargado con todos los elementos necesarios para poder acampar entre los que se pudieron ver garrafas, recipientes con alimentos, entre otros.
"Ningún sueño es demasiado grande, ningún soñador es demasiado pequeño", se puede leer en la parte trasera de la Ford.
Embed

Los gastos que los integrantes de la familia tienen que afrontar a lo largo de su aventura son solventados en parte por las artesanías que elaboran y comercializan en los distintos puntos que visitan. Cuadros de madera pintados y laqueados, llaveros con la Willy, imágenes rupestres, caricaturas con el logo de la familia, son algunos de los objetos que ofrecen.
"Sabemos hacer muchísimas cosas, los dos trabajamos en el campo para poder cumplir este sueño–cuenta María– Yo pinto, pero la idea es ir trabajando a lo largo del camino".

En este corto lapso que llevan visitando diferentes lugar, las demostraciones de afecto por parte de aquellos que se cruzan con la familia uruguaya han sido muchas.
"Nos pasan cosas increíbles–cuenta Maria– la gente nos para comparte sus sueños. Nosotros le decimos que teníamos este sueño de viajar, pero todos tenemos uno y es importante que cada persona lo persiga. No importa el tiempo que lleve a nosotros nos costó mucho conseguir el vehículo y decidirnos a hacerlo".

A través de su pagina comparten su sueño y el de otras personas. "Porque de eso se trata de conocer otra gente que tiene sueños e ir compartiéndolos", sostuvo María.

En relación a la planificación, la familia tiene como objetivo recorrer Latinoámerica en un período de dos años."Nosotros pusimos fecha de salida, pero si nada pasa seguiremos", aseguró María.