Santa Fe
Viernes 19 de Agosto de 2016

#UnCorazónParaFausto: una campaña nacional en busca de un corazón para un pequeño santafesino

Tiene tres años y es oriundo del barrio San Martín, de la vecina ciudad de Santo Tomé y está en lista de espera para un trasplante, a la espera de un corazón. Hay una campaña en las redes sociales para ayudarlo a él y su familia y para apoyarlo.

Fausto Corallo tiene tres años y a los cinco meses de gestación le diagnosticaron hipoplasia del ventrículo izquierdo, una cardiopatía por la que debió someterse a dos operaciones a corazón abierto y por la que hoy está en emergencia nacional a la espera de un trasplante. Su familia, oriunda de Santo Tomé, puso en marcha en consecuencia una campaña solidaria en redes sociales que busca concientizar a la comunidad sobre la importancia de la donación de órganos. La misma se viraliza con el hashtag #UnCorazónParaFausto.
En diálogo con Diario UNO, su mamá, Rosario (36), contó que actualmente el nene está internado en la terapia pediátrica del Hospital Italiano de Capital Federal, "a la espera de que llegue un corazón compatible que le permita seguir viviendo".
"Yo me enteré que Fausto tenía una cardiopatía congénita cuando cursaba el quinto mes de embarazo. Por ese motivo, se programó su nacimiento en este mismo hospital, aquí en Buenos Aires, y ya a los diez días se lo sometió a la primera cirugía. A los siete meses le hicieron otra y teníamos que esperar hasta los tres para la última, la cual no pudo concretarse debido al deterioro de su corazoncito", comenzó a explicar Charo, como le dicen todos, y completó: "En un momento se pensó en conectarlo a un corazón artificial externo, pero en su caso particular no fue posible y por eso los médicos nos dijeron que la única solución ahora es el trasplante".
Sobre ese línea, la mujer detalló que su condición de "emergencia" se produjo hace diez días cuando sufrió una descompensación que lo obligó a pasar de la hiperterapia a la terapia intermedia. "Si bien se logró estabilizarlo, la realidad es que estamos a la espera urgente de un corazón porque es la única salida que tiene", dijo Rosario, al tiempo que aclaró que dicho órgano "no puede ser cualquiera, sino que debe reunir condiciones de compatibilidad determinadas", en cuenta a peso, talla y demás condiciones.
Por otro lado, al hacer alusión a la campaña solidaria que su familia puso en marcha a través de las redes sociales, la santotomesina aseguró: "Queremos que la comunidad se entere del caso del Fausto para que se tome conciencia de la importancia de la donación de órganos".
Y aclaró: "Sabemos que es una situación muy dolorosa para las dos partes, tanto de los que están esperando como el que da, porque ese último eslabón viene en este caso ligado al fallecimiento del ser querido. Pero si bien puede resultar difícil, es importante entender que donar es dar vida en otro cuerpo; y en este caso es ver la opción de que ese angelito que se va se quede dándole vida a otro, como es mi Fausto".

Apoyo viral
Cabe destacar que desde que se creó la fanpage Un Corazón para Fausto (@FaustoyCharo2016), más de 760 internautas se unieron a la red para darle difusión al pedido del pequeño que llama a la comunidad a reflexionar sobre la donación de órganos con un mensaje claro: "Todo niño tiene derecho a la vida... Ayudemos para que Fausto tenga una".
"Estamos muy agradecidos de la difusión que está teniendo el pedido de mi nene y de los mensajes de apoyo de la gente, mucha que no conocemos, porque realmente nos conmueven y nos llenan el alma en estos momentos tan difíciles que estamos transitando", mencionó al respecto la joven mamá y agregó: "También le doy las gracias a todos mis familiares y amigos, a mi novio y a todo el equipo de salud que está acompañando a mi gordo en esta lucha, que muchas veces resulta compleja de transitar para él, pero que lleva adelante con una fortaleza que muchas veces me deja anonadada".
Por último, la docente dio las gracias a la obra social que tiene –Iapos–, la cual se está haciendo cargo de todos los gastos médicos del pequeño; y también a quienes se hicieron eco de su situación aportando en la cuenta bancaria que abrieron a los fines de contar con un respaldo para los gastos que les demanda moverse en otra provincia (comida, traslados y demás).
Cabe destacar en ese contexto que quienes quieran colaborar pueden hacerlo a través de la cuenta bancaria Nº 485709485234731, del Banco Macro (a nombre de Mabel Bettig y Rosario Corallo). Cualquier colaboración, será de mucha ayuda para la familia. Por más datos e información, los interesados deben contactarse por mensaje privado a la mencionada fanpage.