Santa Fe
Domingo 24 de Julio de 2016

Vecinos molestos por construcciones en altura en barrio Candioti Sur

La vecinal elevó una nota solicitando explicaciones ante el otorgamiento de excepciones en edificaciones que excederían los metros permitidos en la Ordenanza Nº 11.748

Los representantes de la asociación vecinal Barrio Candioti Zona Sud enviaron al área de Edificaciones Privadas de la Municipalidad de Santa Fe una consulta en torno a los edificios que se están construyendo en la zona.
En diálogo con Diario UNO, Elsa Combes, presidenta de la entidad barrial expresó las dudas relacionadas con las edificaciones en altura, ante las consultas de los vecinos sobre la construcción de nuevas obras que excederían los metros permitidos por la Ordenanza Nº 11.748 conocida como el Reglamento de Ordenamiento Urbano. "Estábamos observando que se habían comenzado a levantar edificios y los vecinos preguntaron si estos respondían a la cantidad de pisos permitidos", aclaró la vecinalista.
Ante los interrogantes planteados por los habitantes de ese sector, la vecinal observó que los inmuebles se estaban construyendo sobre arterias que fueron establecidas por el Concejo Municipal como "corredores diarios" y que estaban violentando la altura permitida en la norma municipal bajo la figura de "excepciones".
Cabe aclarar que el Artículo 4 del Reglamento de Ordenamiento Urbano (ROU) establece que "es facultad exclusiva del Concejo Municipal el dictado de disposiciones de excepción debidamente justificadas por razones de interés general que permitan otorgar autorizaciones a solicitudes que se presenten sobre aspectos no permitidos por la presente reglamentación, previa opinión fundada del Departamento Ejecutivo". Es decir, desde la Municipalidad se emite un informe en relación a la excepción solicitada y en las comisiones de concejales definen la autorización, o no.
Para obtener precisiones, la institución presentó ante la Dirección de Edificaciones Privadas, en términos de consulta, un requerimiento hace dos meses, preguntando con qué fundamentos se autorizaron esas excepciones.
"No sabemos a qué se debe la construcción de edificios que superan la cantidad de metros planteados en la ordenanza y cuál es la explicación. Porque suponemos que si esos edificios tienen más altura de la que preveía la ordenanza de zonificación, debe ser por algún pedido", destacó la vecina quien sostuvo que a pesar de que la nota fue presentada el pasado 20 de mayo, hasta ahora no recibieron ninguna contestación.
Entre las construcciones que no habrían cumplido lo establecido en la Ordenanza 11.748 se encuentra, por ejemplo, una sobre calle Ituzaingó –se encuentra en etapa de terminación–, mientras que otras dos se ubican sobre Calchines (una de ellas no comenzó a construirse aún, pero se puede observar el proyecto en el cartel de obra).
"Estas obras alcanzan respectivamente entre ocho a nueve pisos", aseguró Pedro Nievas, secretario general de la vecinal.

Los límites
La Ordenanza Nº 11.748 establece los parámetros y características en las diferentes zonas que comprenden barrio Candioti Sur, cuya jurisdicción está delimitada por Bulevar Gálvez y la avenida Alem, entre la laguna Setúbal y calle Belgrano.
En el caso de Bulevar Gálvez, la altura permitida es de doce pisos y planta baja; en Vélez Sársfield es planta baja y diez pisos; mientras que algunas de las calles recibieron la calificación de corredores diarios: de norte a sur son Marcial Candioti, Necochea y Güemes; de este a oeste, Ituzaingó y Calchines. En estas últimas se permite la construcción de 18 metros de altura (planta baja y cinco pisos).
En los sectores aledaños a la avenida Alem, rige un régimen especial de equipamientos industriales. En esa zona, en la medida en que se incorporan nuevas industrias, en los terrenos que tengan frente hacia el Puerto o la laguna, la altura mínima a edificar debe ser de 36 metros (planta baja y 12 pisos).
"De forma que si alguien quiere hacer un chalet sobre esa arteria, solo de planta alta y baja, no se lo permiten porque no cumple con la ordenanza", explicó el secretario general de la vecinal de ese sector.
En el resto del ejido del barrio, la altura permitida es de nueve metros, o sea planta baja y dos pisos. "Donde debía ser un edificio de planta baja y cinco pisos, se había construido un inmueble de planta baja y ocho pisos", reiteró el vecino.
Desde la vecinal explicaron que el objetivo de solicitar la información es estar al tanto sobre el soporte legal para esas construcciones y poder brindar las explicaciones necesarias a los vecinos que así lo requieran. "Precisamente la Ordenanza 11.748, vino a poner fin a un estado de anarquía sobre las construcciones en altura", sentenció Nievas.
Sobre esto último recordó que en el barrio Candioti desde 2004 se registró un boom en la construcción en base a reglamentaciones que databan de la década del 80 o más atrás aún. Allí los vecinos tomaron la iniciativa y lucharon por una mejor planificación del desarrollo edilicio de esas manzanas, con un mayor respeto a la fisonomía que caracteriza a esas cuadras y a la gran cantidad de viviendas históricas.