Jueves 02.10.2014

Parcialmente soleado y con brisa

Min.: 13% | Máx.: 23 °C

Santa Fe Martes, 05 de febrero de 2013 | 01:00

Arranca la paritaria con pedidos de aumento del 25 y el 30 por ciento

Es el piso con que empleados públicos y docentes se sientan a negociar. Reclaman subir las asignaciones familiares.

Arrancan hoy las paritarias en la provincia con un común denominador entre los gremios: ninguno se bajará de un "piso" del 25 por ciento a la hora de discutir el aumento salarial y del 30 por ciento en el caso de los docentes. Habrá dos reuniones, ambas a las 11: una sentará a los maestros con las autoridades en la sede del Ministerio de Trabajo y otra a los empleados públicos en Casa de Gobierno. Aparte de sueldos, como siempre el tema central, todos exigirán con urgencia que se actualicen las asignaciones familiares, "congeladas" en Santa Fe desde 2007 con valores que, por ejemplo en el pago por hijo, no llegan ni a la tercera parte de lo que abona Nación.

En la presentación del plan de inclusión socioeducativa, la ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, evitó poner cifras del lado del gobierno. "No es correcto discutir porcentajes por los medios, por eso estamos en la mesa paritaria a partir de mañana (por hoy) trabajando este tema", dijo, aunque prometió "poner el mayor esfuerzo para que se inicie el ciclo lectivo el 25 de febrero" próximo.

Balagué también hizo suyas las palabras de su par de Gobierno provincial, Rubén Galassi, en el sentido de que "el mejor aumento es el que se puede pagar y cumplir durante todo el año", y recordó habrá una "agenda nutrida de temas", entre ellos "el bienestar docente, incluyendo vivienda, nuevos concursos de titularización y las reformas curriculares".

De hecho, el eje de las paritarias promete ser el salario. Más con el antecedente de que, a nivel nacional, la oferta de un 17 por ciento arrancó con el rotundo rechazo de los gremios docentes.

En el caso de la provincia, otro ingrediente ineludible, recordaron tanto la secretaria general de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé), Sonia Alesso, como el titular de la delegación Rosario de ese gremio, Daniel Couselo, pasará por actualizar las asignaciones familiares, un tema que definieron como impostergable.

"De mínima, que se equiparen con las de la Nación", dijo Couselo, lo que permitiría pasar, por ejemplo, de 112 pesos por hijo a 340.

En el caso de los docentes de Amsafé, el piso de incremento salarial del que prometen no moverse es del 30 por ciento, en tanto que los agrupados en el Sadop, adelantó su titular, Martín Lucero, dejarán abierta la discusión a un margen de entre el 25 y el 30 por ciento.

La mínima suba que estarán dispuestos a aceptar los empleados públicos es del 25 por ciento, cálculo en el que coincidieron el titular de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Jorge Hoffmann, y el delegado zonal de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Néstor Audero.

El dirigente de ATE recordó que llegan a la negociación con una "idea" de cómo viene el escenario en función de la evolución de las cuentas públicas, que durante el año pasado "han tenido un incremento de captación de impuestos de casi un 25 por ciento", y el presupuesto, en el que el gobierno santafesino "prevé también un aumento del gasto" del mismo orden.

Por eso dijo que sostendrán "razonablemente que la política salarial debe rondar ese porcentaje, dependiendo de cada sector".

Sin embargo, en ATE Rosario (que no participa de la negociación, algo que cuestionó duramente su titular, Gustavo Martínez) reclamaron que el aumento no baje del 35 por ciento retroactivo al 1º de enero y se dupliquen las asignaciones familiares, ya que "hay una enorme cantidad de trabajadores que cobran un sueldo de 3.400 ó 3.500 pesos".

"Cualquier acuerdo por abajo de esos números resuelve el problema momentáneamente, pero extiende el conflicto a todo el año", vaticinó Martínez.

Audero, a su vez, reiteró que el parámetro no será el del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sino "el del supermercado", por lo que plantearán un piso del 25 por ciento, con posibilidad de evaluación a mitad de año ya que la paritaria del sector "nunca se cierra".

Además, recordó que la suba lograda durante el 2012, del 21 por ciento, fue "insuficiente" y por eso también se intentará reparar ese atraso.

Dejanos tu comentario