Viernes 31.10.2014

Lluvia en la mañana; nublado, frío

Min.: 16% | Máx.: 24 °C

Santa Fe Miércoles, 29 de mayo de 2013 | 11:21

El kilo de pan alcanzó los $14,5 a raíz del aumento en la harina

Los panaderos aseguran que se vieron obligados a trasladar parte del incremento en ese insumo básico a los productos finales. Por otra parte, negaron los rumores de desabastecimiento.

En un alimento tan sensible dentro de la canasta básica argentina como es el pan, las subas se detectan en forma inmediata, dado que forma parte de las compras diarias en la gran mayoría de los hogares.
Si bien hasta ahora los incrementos eran aislados y puntuales en algunos comercios, en el último relevamiento realizado por el Centro de Industriales Panaderos de Santa Fe se detectó que en la gran mayoría de los locales del rubro, el kilo de pan francés ronda hoy los 14,50 pesos (en algunos aún se consigue unos 50 centavos menos). El precio promedio anterior era de dos pesos menos.


En diálogo con Diario UNO, el presidente de la entidad mencionada, Luis Piccinino, explicó que “el precio de la bolsa de harina panadera –de 50 kilos, de tipo 000– viene subiendo hace dos meses”.


En el mismo sentido, el empresario destacó: “El aumento se venía produciendo de manera semanal y no se lo podía trasladar al precio final de los productos hasta que se estabilizara, pero llegó a un punto que nos pareció excesivo, porque el último precio al que nos vendieron el sábado pasado fue de 180 pesos la bolsa y ya nos anticiparon que la próxima va a costar 202 pesos”.


Por si quedaban dudas, Piccinino expresó: “Sube con diferencia de días nada más y estuvimos absorbiendo todos los costos en todo este tiempo, porque desde hace meses que se da esta situación; pero ya no podemos sostenerlo más”.

Los fundamentos
El presidente del Centro de Industriales Panaderos de Santa Fe destacó que el año pasado la bolsa de 50 kilos de harina 000 costaba 90 pesos, mientras que, en los primeros meses de 2013 ya subió a 120 o 130 pesos (ver recuadro), en todos los molinos.


“A principios de este año los aumentos en la harina que nos vendían ya rondaban el 40 por ciento. Ahí trasladamos una parte de incremento a los productos finales, pero fue sólo un 11 por ciento”, manifestó el dirigente.


En el caso de las panificadoras locales, la materia prima proviene principalmente de cuatro molinos: Victoria, de María Juana; Cargill, Chacabuco; Matilde (de la localidad con el mismo nombre); y Cañuelas (ídem anterior).


“La situación es en todos los casos la misma y en cuanto a los motivos, en realidad deben darlos en el eslabón que nos provee la harina. La explicación que nos dan a nosotros es que hubo una cosecha no muy buena y que las grandes lluvias provocaron que se coseche un trigo de mala calidad. Esta situación hizo que el trigo se cotice a precios muy elevados. Algunos nos dijeron que está más caro acá que en la Bolsa de Chicago”, aseveró Piccinino en diálogo con el matutino.


En cuanto a los referentes de los molinos (ubicados en su mayoría en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe) adjudican el incremento del precio de la harina al hecho de que la cosecha de granos fue menor a la de otros años; y a su vez, también explicaron que hay mucha presencia de trigo enfermo y de poca calidad.

Abastecimiento
En cuanto a las versiones que circularon en medios de comunicación de todo el país, que referían a una posible escasez de harina a nivel nacional, el presidente del Centro de Industriales Panaderos de Santa Fe señaló que no se detectan inconvenientes en ese sentido y que en los molinos les confirmaron que “el trigo va a alcanzar para la molinería para el pan”.


De todas maneras, indicó: “Tenemos indicaciones de la Federación Argentina de avisar en caso de que se detecte desabastecimiento en algún lugar, por lo cual si alguna persona observa este problema puede comunicarlo a nuestro Centro” (1º de Mayo 2.248, 0342 453 9382).


Cabe aclarar que en la mayoría de los casos, el precio señalado abarca a las panaderías integradas en distintas cadenas locales, pero existen comercios barriales y algunas panificadoras que aún sostienen tarifas más económicas.

Dejanos tu comentario