Martes 29.07.2014

Chubascos

Min.: 13% | Máx.: 21 °C

Santa Fe Domingo, 13 de febrero de 2011 | 08:35

El mosaico de salarios sigue reflejando desigualdades

La gran masa de empleados públicos dificulta las chances de revertir los sueldos dispares. Esta semana se esperan definiciones en torno a los aumentos reclamados por los gremios.

Hay una certeza para los días por venir: más allá de la propuesta de aumento que alumbre la negociación paritaria entre la Casa Gris y los estatales santafesinos, que arranca una semana decisiva, no logrará emparejar el dispar mosaico de salarios de los empleados públicos santafesinos.


La provincia insiste en que el sueldo estatal le ganó a la inflación. E incluso argumenta que en 2010 las subas otorgadas totalizaron el 28 por ciento cuando la inflación rondó el 23 por ciento, según el Instituto Provincial de Estadísticas y Censos (Ipec).


Pero a pesar de los reajustes salariales de los últimos años, la radiografía permite constatar las diferencias entre cargos de similar antigüedad. ¿Por qué? Los sectores de altos ingresos son pequeños en relación a la importante cantidad de empleados del Estado santafesino.

Los números
El presupuesto provincial 2011, aprobado a fines del año pasado, alcanza los 25.000 millones de pesos de gasto total. La masa salarial absorbe 10.500 millones de pesos de esa proyección de erogaciones. Y de la suma general destinada a sueldos, 1.200 millones corresponden a los docentes privados y 9.300 millones van para la administración provincial.


Según cifras del Ministerio de Educación provincial, que incluyen el incentivo docente (Fonid) que abona la Nación (165 pesos, aunque madura un aumento que lo duplicaría), una maestra primaria sin antigüedad percibe 2.405 pesos, mientras que otra con 20 años de trabajo cobra 3.082. Por su parte, una directora primaria sin antigüedad se lleva 3.023 pesos, al tiempo que a una par con 20 años laborales en su haber le pagan 4.275.


En el sector privado, y sin el incentivo, un maestro de grado con antigüedad inicial percibe aproximadamente 2.300 pesos y otro con 12 años de trabajo totaliza unos 2.560, mientras que un par con más de 24 años a cuestas cobra 3.340.


En tanto, a un policía santafesino con un año de experiencia le abonan 2.800 pesos de bolsillo. Luego, la evolución salarial del agente dependerá de la carrera, la antigüedad y los ascensos.
También pueden tratar de mejorar el salario a través de los adicionales, servicios que en 2010 detonaron polémica luego que el gobernador Hermes Binner asegurara que “algunos son legítimamente concebidos por la policía y otros adicionales no están informados”.


Entre los empleados públicos, el cargo de menor salario es el de asistente escolar inicial (portero): 2.137 pesos. Asimismo, un par con 30 años de antigüedad (cerca de la jubilación) está cobrando 2.592 pesos.


Para el área administrativa, el ingresante percibe 2.331 pesos, mientras que un director general (categoría 9) y con 25 años de trabajo totaliza 9.068.
A su vez, un auxiliar de enfermería con 16 años de antigüedad cobra unos 2.900 pesos.

Desigualdad
Varias fuentes sindicales y oficiales consultadas por UNO Medios coincidieron en que “es y seguirá siendo muy difícil revertir la desigualdad de sueldos” en función de la gran masa de empleados públicos en Santa Fe: 108.000. Una cifra que, al incluir a contratados y reemplazantes de todos los sectores de la administración, trepa a 129.744.


Precisamente, un factor determinante es la existencia de una gran franja de reemplazos en el área de emergencia sanitaria y en las escuelas.


También hay escalafones muy complejos en Educación. Jerarquización. La Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) exigirá no sólo el aumento de salario en base a la inflación sino una recomposición en jerarquización profesional, asistencial hospitalario y actualización del básico.


En ese sentido, y a las puertas de una reunión paritaria programada para este lunes, el gremio advirtió que un profesional de la salud con una carga horaria de 24 horas no puede ganar menos de 5.000 pesos de bolsillo. De hecho, el promedio actual está en el orden de los 3.500 pesos.


En Aguas Santafesinas SA (Assa), que posee alrededor de un millar de empleados y que toma como parámetro la paritaria provincial, el salario medio de un trabajador es cercano a los 3.500 pesos.
Al respecto, las autoridades de Assa consideran a su personal como profesionalizado y especializado.

Atentos
El personal de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), bajo el paraguas del convenio de Luz y Fuerza, no entra en la paritaria santafesina. Aunque, al igual que con los funcionarios políticos, personal legislativo o la policía, el resultado de esa instancia de negociación será tomado como parámetro por el sector.


Los empleados de la compañía eléctrica siguen conservando varios beneficios en comparación con el resto de los empleados públicos.


En tanto, todos los sueldos del Poder Judicial santafesino están atados, por la llamada ley de enganche, a las decisiones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.


De hecho, los judiciales santafesinos acaban de recibir un aumento del 10 por ciento que tiene carácter remunerativo y bonificable, y es retroactivo al 1 de diciembre.


Desafíos
Tras varios días de pirotecnia verbal durante los cuales incluso el ministro de Economía de la provincia, Ángel Sciara, solicitó que no se politicen los planteos salariales, el gobierno socialista encabezado por Hermes Binner y los distintos gremios están a punto de activar la discusión frontal.


Sin embargo, ambas partes reconocen, por lo bajo, que habrá que desandar “paso a paso” el camino que conduce hasta el objetivo trazado por los trabajadores: un justo sueldo mínimo de 4.000 pesos.

Dejanos tu comentario