Sábado 22.11.2014

Soleado a parcialmente nublado y cálido

Min.: 15% | Máx.: 25 °C

Santa Fe Viernes, 18 de octubre de 2013 | 11:03

Ya seleccionan a los jefes de la Policía de Investigaciones

Estos funcionarios policiales estarán a cargo de un reducido cuerpo de investigadores. Trabajarán de manera coordinada con los fiscales y en Santa Fe esa dependencia estará ubicada en Recreo.

El Ministerio de Seguridad de la provincia junto con el Ministerio Público de la Acusación, que conduce el fiscal general Julio De Olazábal, comenzaron a delinear el perfil que tendrán los integrantes de la futura Policía de Investigaciones. El nuevo Código de Procedimiento Penal prevé la constitución de un Organismo de Investigaciones, cuya creación hoy se discute en la Legislatura, pero para ganar tiempo, el Ejecutivo avanzará en la selección de agentes.

Con respecto a la ubicación física que tendrá este cuerpo de investigadores, en Rosario ya está listo el proyecto técnico de la futura sede de la Policía de Investigaciones, que funcionará en una de las edificaciones del predio del ex batallón 121, para la Región 4, donde también estará el laboratorio biológico.

En tanto que en la Región 3 – Nodo Santa Fe, se encuentra en proceso de elaboración el proyecto técnico para la construcción del laboratorio biológico y de drogas, con un sector destinado a la realización de pruebas de ADN. Funcionará en el predio del Centro Cívico regional en la localidad de Recreo, en el ex Liceo General Manuel Belgrano.

De acuerdo a la media sanción del proyecto de ley para crear el Organismo de Investigaciones que se votó en Diputados, sus integrantes ya no dependerán de la Policía sino del Poder Judicial. Esto lo sabe el gobierno pero también entienden que, mientras se debate en el Senado el trazo grueso de esa iniciativa, no se puede perder tiempo.


Camino a tener un organismo
Es de recordar que el Poder Ejecutivo, la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe y el Ministerio Público de la Acusación se comprometieron a la aplicación plena del nuevo sistema procesal penal el 10 de febrero de 2014. Para esa fecha creen que será muy difícil tener el marco legal del futuro organismo y su estructuración, y por ello se apelará a los recursos humanos existentes en la Policía. Es decir, una transición.


“Queremos utilizar a policías con experiencia en materia investigativa”, dijo una fuente del Ministerio de Seguridad de la provincia. Con esa premisa es que iniciaron la búsqueda de los encargados que tendrá la Policía de Investigaciones. El objetivo es que haya un director general y jefes por cada una de las cinco fiscalías regionales: Santa Fe, Rosario, Reconquista, Rafaela y Venado Tuerto. En definitiva, con el cambio de paradigma judicial son los fiscales los encargados de conducir las investigaciones.


En los estándares internacionales, alrededor del 20 por ciento de los miembros de la fuerza policial están abocados a la investigación. En la provincia ese porcentaje representaría unas 3.500 personas del total de agentes, con lo cual creen que es un número excesivo. Para el 10 de febrero, fecha en la que está previsto el debut del nuevo sistema de Justicia penal, se espera contar con no más de 50 efectivos para todo el territorio.


La previsión inicial es que en Rosario haya entre 20 y 25 personas de la Policía de Investigaciones, en la ciudad capital entre 10 y 15, y el resto en las otras tres jurisdicciones. Tener un número tan reducido de agentes es porque se quiere ejercer un exhaustivo control político, más aun después de las malas experiencias de policías ligados a grupos narcos infiltrados en la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones y en la Secretaría de Delitos Complejos.


El manejo de información, de peritajes y de actas de procedimiento, entienden en el Ministerio de Seguridad y en el Ministerio Público de la Acusación, son insumos esenciales en casos de crimen organizado y por eso son celosos en la selección de los jefes de la Policía de Investigaciones. Además, una vez que estén elegidos los titulares de esos cargos, llegará el momento de salir a buscar a los 50 detectives que en una primera etapa colaborarán con los fiscales.


Entre algunos de los requerimientos o filtros –más allá de los aspectos técnicos– para trabajar en esta nueva área investigativa están no tener denuncias por violencia institucional (apremios ilegales, por ejemplo) y una vida patrimonial de acuerdo a los ingresos familiares. Asimismo, una vez que estén constituidos estos equipos se informó que habrá entre seis y siete capacitaciones de investigadores del FBI (Federal Bureau of Investigation) para los policías santafesinos. Se busca contar con una policía altamente profesional.


Por otra parte, el Ministerio de Seguridad indicó que ya está desarrollado un esquema de trabajo para el funcionamiento de la Policía de Investigaciones. En tal sentido, “cuando se informa sobre la comisión de un delito, ya sea a través del 911, la denuncia en comisaría, en fiscalía o en los futuros Centros Territoriales de Denuncias; el personal policial que acude al lugar comunica la novedad a la unidad investigativa regional de la Policía de Investigaciones, y ésta, a su vez, lo informa al fiscal regional”.


“Luego, la unidad investigativa recolecta y resuelve peritajes a partir de lo que disponga el fiscal y se remite el resultado de lo actuado a la fiscalía regional para que instrumente el legajo de investigación”, explicaron a Diario UNO desde la cartera que conduce Raúl Lamberto. Por último, se valoró el compromiso asumido por el fiscal general Julio De Olazábal y la necesidad de contar con el Área Forense de la Policía de Investigaciones (que estarán en Rosario y en Recreo).

Dejanos tu comentario