santafe
Viernes 12 de Febrero de 2016

A un mes de la inauguración del modo de prueba, ¿qué pasa con el Tren Urbano?

Sólo funcionó tres días y aún esperan solucionar un desperfecto técnico. La pieza necesaria para su reparación ya se encuentra en manos de los técnicos y la semana que viene podrían volver las pruebas en las vías. 

Hace un mes atrás, comenzaba a rodar el Tren Urbano en las vías de la ciudad, en una primer etapa de prueba gratuita. Pero a solo tres días, las duplas fueron sometidas a un control programado donde se detectó un inconveniente técnico y no volvieron a funcionar. Se necesitaba una pieza difícil de conseguir y que hoy ya está en manos del municipio. 
Más de 3.300 personas utilizaron el servicio del Tren Urbano desde el día de su inauguración, que se realizó el martes 12 de enero, hasta el jueves de esa misma semana cuando la formación fue enviada a un control técnico donde detectaron un inconveniente mecánico. De esta manera se interrumpió el servicio, que tuvo un fallido intento de restitución a comienzo la semana siguiente, y desde el Municipio confirmaron que para repararlo se requería una pieza difícil de conseguir en el país.  
Finalmente confirmaron la decisión de mandar a construir la pieza necesaria para reparar la formación y por estos días ya está en manos de los técnicos que se encuentran probándola para su colocación en las formaciones que podría llegar a concretarse la semana que viene.  Luego se iniciará otro periodo de pruebas sin pasaje para volver finalmente a brindar el servicio en la ciudad. 
El Tren Urbano se había anunciado en enero con 20 viajes diarios y un recorrido de 3,7 kilómetros, que demanda entre 14 y 15 minutos. Tiene su punto de partida en Pedro Vittori y Castellanos -estación denominada El Molino- y el de llegada es en inmediaciones de Estanislao Zeballos y Facundo Zuviría -estación denominada Don Bosco-.
Cabe recordar que estas formaciones de coches ferroviarios que hoy son implementadas para la puesta en marcha de este nuevo servicio de transporte en la ciudad, fueron adquiridas en el años 2011 por el municipio santafesino, que en ese entonces era conducido por Mario Barletta.