santafe
Sábado 20 de Febrero de 2016

Abren un canal en la ruta provincial 13 para aliviar las aguas que anegan los campos en Sastre

La intendenta Mary Amero lo decidió ante el peligro que amenaza a la ciudad desde la tormenta que se abatió sobre la región ayer. "No esperábamos una catástrofe de este nivel", admitió. 

La situación de anegamiento de la planta urbana de Sastre empeoró en las últimas horas debido al ingreso de un gran volumen de agua que ingresa desde los campos del norte de la ciudad. Luego de las intensas lluvias caídas en la madrugada de ayer (187 mm), la situación hídrica en Sastre se agravó durante la tarde y motivó la alarma de las autoridades locales. Desde la Municipalidad se ordenó romper el asfalto de la ruta provincial 13 para que circule el agua hacia los bajos naturales ubicados al este del ejido urbano.

Ante el peligro inminente de que el inmenso caudal acumulado en la zona rural ingrese a los barrios, el municipio dispuso el corte total de la cinta asfáltica a la altura de la vía del ferrocarril Belgrano. “Nunca esperábamos una catástrofe de este nivel. Si bien la caída de agua fue importante, aparentemente viene agua de localidades vecinas y de los campos”, señaló a La Capital la intendenta Mary Amero, quien se mostró asombrada por el gran caudal de agua y la velocidad con la que corría.

Poco después de las 20 de ayer, dos excavadoras comenzaron a romper el pavimento para formar un canal que permita escurrir con mayor rapidez el agua hacia el camino central que une la ciudad cabecera del departamento con la ruta nacional Nº 34 y desde allí a la cuenca del Canal Principal Sastre.

La medida adoptada por el Ejecutivo local no agradó a las autoridades del gobierno provincial, quienes habían planteado realizar intervenciones alternativas y esperar a que bajen las aguas. El nivel alcanzado ya había inundado ayer las instalaciones de la fábrica de patas de sommiers Pied y las empresas que se encuentran en el parque industrial.

Durante la mañana de hoy integrantes de la Asociación de Bomberos, policías y personal de emergencia continuaron con las intensas tareas para ayudar a los vecinos. Por estas horas había unas 40 personas evacuadas instaladas en el gimnasio del Club Atlético Sastre, donde se montó el centro de asistencia.

La estación transformadora de energía tiene unos 50 centímetros de agua en su interior y no se descarta que se amplíe la zona de interrupción preventiva de energía.