santafe
Domingo 10 de Enero de 2016

Alquileres: aún expectantes, las inmobiliarias aumentan un 30%

Para el sector, la liberación del cepo también fue “una buena noticia” porque ayudó a “sincerar el mercado”. Por otra parte, en la comparación interanual, en diciembre creció la venta de materiales de construcción.

La liberación del cepo al dólar influyó en diversos rubros de diferentes maneras. En el sector inmobiliario es quizás donde el ciudadano –al menos el inquilino– puede detectar los primeros cambios. Diario UNO consultó sobre este tema al presidente de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios de la provincia de Santa Fe (Ceci), Walter Govone, quien en primer lugar aseguró que “la liberación ayuda al mercado”. 
“En el interior del país se habían pesificado todas las operaciones, la gran mayoría se hacían en pesos, entonces ayuda a sincerar el mercado, pero beneficia más a Capital Federal que se manejaba mucho más en dólar. Pero sí nos ayuda a tener un solo dólar y no como había antes que se tomaban el inmobiliario, el paralelo y demás. En definitiva, todo lo que sea más claro ayuda a todos los sectores de la economía; entre ellos, el inmobiliario”, se explayó.
En otra dirección, Govone se refirió al precio de los alquileres y dijo: “La dinámica se mantiene normal, con el movimiento típico de fin y principio de año. Los alquileres están aumentando alrededor del 30 al 35 por ciento interanual y es lo que acompaña un poco la inflación y las paritarias. Hasta ahora no hay conflictos, no se rompió la cadena de pago, se sigue cumpliendo con los alquileres. La demanda es sostenida, lo normal para esta época del año que son inmuebles para estudiantes y temporal para las vacaciones de verano en lo que son casa quintas”.

La construcción
El Índice Construya, que mide la evolución del sector de la construcción a partir del volumen de venta de insumos y materiales, registró en diciembre pasado un aumento del 11,9 por ciento respecto de igual mes de 2014. Si se lo compara con noviembre de 2015, los volúmenes despachados en el último mes del año pasado registraron un descenso del 2,7 por ciento en la medición desestacionalizada. Respecto a los resultados de 2015, el índice acumuló un ascenso del 8,1 por ciento si se lo compara con 2014. 
Este panorama levanta el ánimo a los sectores inmobiliario y al de la construcción porque si a este último le va bien al primero también. El 10 de diciembre cambió el gobierno y las expectativas están puestas en la nueva gestión que encabeza Mauricio Macri, sobre todo porque en los últimos años no se marcaron buenos índices para lo inmobiliario, aunque fueron positivos y productivos para la construcción y la venta de materiales sobre todo con los planes Procrear. Pero ahora se apuesta a un crecimiento paralelo. 
En el rubro domina el optimismo por lo que vendrá, pero aclaró que la mejora en todos los frentes o segmentos, comenzará a avizorarse desde marzo. Govone expresó a Diario UNO: “Hoy hay un reacomodamiento de precios en diferentes rubros sobre todo en los materiales de construcción y esto va a impactar, pero todavía no sabemos en qué medida en el valor de las propiedades. Por experiencia en otras devaluaciones como las de 2011 y 2012 que hasta que se ajustaron los nuevos valores pasaron tres o cuatro meses”. 
Siguiendo esta línea agregó: “Tenemos que esperar cuatro meses para tener una real visión sobre cómo se van a acomodar los precios, qué impacto va a tener en el mercado, y también va a ser en base a la oferta y la demanda. Tememos la expectativa de que el mercado se va a dinamizar, las condiciones son mejores”.
Luego destacó la expectativa en cuanto a los anuncios del gobierno nacional. “Macri dejó entrever y están analizando la posibilidad de sacar líneas de créditos hipotecarios es decir que si esto se vuelca al mercado va a ayudar para llegar a comprar inmuebles que en los últimos años eso estaba totalmente cortado, salvo la línea de créditos Procrear, porque no había líneas de créditos de bancos privados y por eso se está estudiando hacer línea de hipotecarios a largo plazo con tazas accesibles al bolsillo de la gente por eso hay una buena expectativa dentro de las nuevas medidas económicas”, dijo Govone. 

Ansiosos pero tranquilos
En cuanto a la construcción, expresó: “La Municipalidad no nos pasó todavía la cantidad de permisos que hubo en 2015, pero lo que uno fue viendo a lo largo del año fue normal, no fue mejor ni peor, fue un año promedio; y además uno lo ve en la calle. En la segunda mitad del año había mucha expectativa de que algo tenía que cambiar en los próximos meses entonces se apostó a los desarrollos privados para cubrir la necesidad de alquileres que hay”. 
Para el representante del sector inmobiliario, Santa Fe tomó un perfil estudiantil en la última década, lo que fue llevando un incremento año tras año de la cantidad de estudiantes que ingresan y eso genera una gran demanda de viviendas en las diferentes zonas de la ciudad donde están radicadas las universidades. “Esto permitió que el privado siga apostando como una manera de resguardo del dinero, invierte en departamentos para ponerlos a la venta”, agregó Govone.
Para finalizar, el presidente de la Ceci manifestó: “La bola de cristal no la tenemos pero las otras devaluaciones que hubo nos llevaron a que por tres o cuatro meses esperemos hasta que el mercado se haya estabilizado y podamos tomar precios de referencia porque nos pasó en la construcción que subieron exorbitantemente los valores y después cuando se sinceró el valor del dólar que decían que iba a ser de 18 y terminó siendo de 13,50. Entonces esos precios que subieron demasiado, algunos se están acomodando a la realidad y otros subieron y no bajaron y eso también va a estar relacionado con la demanda. Esperamos que se vayan concretando y mientras tanto a seguir trabajando”.