santafe
Martes 12 de Abril de 2016

Alto Verde: por el agua, la escuela de oficios no da clases

Si bien la sede de la institución no está afectada por encontrarse emplazada en un terreno elevado, la medida se tomó debido a la imposibilidad de acceso al lugar. “Las calles de ingreso están totalmente anegadas”, explicó el director

Las intensas lluvias que azotan la ciudad desde el primer día de abril afectaron sobremanera la vida cotidiana de los vecinos de Alto Verde, sobre todo de los que se asientan en la Manzana 7 donde se alza la escuela de oficios Papa Francisco que desde la semana pasada suspendió el dictado de clases por la imposibilidad de acceso al lugar.
Si bien la sede de la entidad no está afectada por el agua por encontrarse emplazada en un terreno elevado, sí lo están las calles de acceso que se encuentran en un estado de anegación tal que impiden el fácil tránsito.
En diálogo con Diario UNO el director del establecimiento, Wilson Stegmayer, explicó que la medida de suspensión de las clases se tomó el pasado jueves luego de que los alumnos y docentes vivieran una odisea para salir del lugar.
“Ese día había parado un poco la lluvia y por eso decidimos dictar clases con normalidad, a pesar de la poca asistencia de alumnado que sabíamos que tendríamos”, explicó el hombre y completó: “Pero la situación se complicó en la salida debido al estado del acceso y no quedó otra alternativa que pensar en el cierre provisorio hasta que el clima mejore y se seque un poco el barro del camino y de los charcos que hay en los alrededores”.
En ese sentido, al hacer referencia a lo que implica esta situación para quienes apuestan al aprendizaje de un oficio, el director de la escuela Papa Francisco explicó: “Lamentamos mucho la situación por los alumnos, pero entendemos que es la única salida dado que para la mayoría está siendo complicada incluso la salida de sus hogares en estos días; de hecho sabemos que muchos no están pudiendo asistir siquiera a cumplir sus obligaciones laborales por el estado general de intransitabilidad en el barrio”.

Detalles de la institución
Cabe destacar que la escuela de oficios Papa Francisco de Alto Verde –gestionada en sus inicios por la Fundación Manos Abiertas– abrió sus puertas en marzo del año pasado con una currícula de 35 alumnos, cifra que este año casi se triplicó alcanzando a los noventa inscriptos distribuidos en los cuatro cursos anuales que se dictan: albañilería, electricidad, carpintería y cocina, todos aprobados por el Ministerio de Educación y con validez nacional.
“Realmente estamos muy contentos por el número de estudiantes que tenemos en la actualidad y por los veinte que están prontos a sumarse a los nuevos cursos de informática (otorgados por la Fundación Educando de Buenos Aires) que lanzaremos el próximo mes, los cuales se dictarán en dos tandas y tendrán tres meses de duración”, detalló Stegmayer, al tiempo que dejó en claro que los mismos serán de nivel avanzado pero no especializado.
En esa misma línea y haciendo hincapié en el resultado obtenido por parte del alumnado que egresó de la entidad el año pasado, el director de la escuela de oficios dijo: “Estamos expectantes de lo que pueda pasar debido a que tenemos muy buenos comentarios de los exalumnos por experiencias propias y también de los empresarios que los contrataron, quienes nos han hecho llegar las felicitaciones”.
“De los 14 que se recibieron el año pasado, ocho hicieron pasantías y cinco quedaron efectivos en las empresas donde hicieron las prácticas, por lo que no tenemos más que sentimientos de orgullo por lo logrado”, mencionó Stegmayer y concluyó: “Esa realidad no hace más que demostrarnos el nivel de la escuela en cuanto a los conocimientos que le brinda a los estudiantes, más allá de también reflejar que quienes se inscriben, hombres y mujeres de entre 18 y 65 años, también lo hacen con mucho compromiso de aprender”.

Comenzarán a trabajar en mejoras para la calle Padre Bunting
En el marco de un encuentro realizado entre autoridades municipales, concejales y los vecinos de Alto Verde, el presidente de la vecinal, Daniel Demarchi confirmó que comenzarán a trabajar en mejoras para la calle Padre Bunting. 
“Se logró coordinar los arreglos para la calle Padre Bunting, con movimientos de cercos y desbarre de escombros y arena”,explicó Demarchi quien adelantó que los trabajos empezarán en los próximos días.
Además, se planteó la posibilidad de tirar un poco de escombro en la huella que quedó sobre la calle Demetrio Gómez. “Si las máquinas no pueden entrar lo hacemos los vecinos”, sostuvo y aclaró que esa calle es la única por la que los vecinos pueden transitar, pero que se está agravando su estado por el agua y el barro.
Demarchi reconoció que el contexto que le toca atravesar a los vecinos de Alto Verde derivó en una situación de tensión, irritabilidad y enojo. Sin embargo aseguró que se está trabajando para llevar soluciones al barrio. En esa línea invitó a todos a la reunión que se hará el viernes, a las 17, en la sede de la vecinal.