santafe
Miércoles 22 de Abril de 2015

Ángel Gallardo: preocupación de vecinos por las facturas de luz, algunas superiores a los $10 mil

Hace diez días comenzaron a llegar las boletas del servicio y algunas superan los $10.000. Aseguran que la EPE no hizo las mediciones

Los habitantes de Ángel Gallardo recibieron en los últimos días facturas que exceden todas las posibilidades, tanto en lo relacionado con el consumo como con el pago de las mismas.
La explicación que recibieron los vecinos desde la Empresa Provincial de la Energía es que la facturación se habría realizado bajo la figura del consumo preestimado. Tal cual informaba Diario UNO el martes, esta herramienta es de uso excepcional y se utiliza en casos fortuitos. Sin embargo, en esta oportunidad, las facturas se habrían emitido de esta forma por la imposibilidad que manifestó la EPE de ingresar a las viviendas por las malas condiciones climáticas que se dieron durante febrero.
Nota relacionada: Solicitan que la EPE haga mediciones en los barrios
“Llegaron las facturas, las distribuyeron en el pueblo y empezaron los comentarios de que había gente que pagaba $400 y le llegaron facturas de $4.000. Es una exageración”, relató Adrián Gaitán, presidente de la Asociación Vecinal de Ángel Gallardo. De ahí en más, comenzaron las gestiones ante las autoridades para encontrar una solución a este problema. “El tema de facturación está mal, puede ser que los kilovatios estén bien, pero la facturación estaría mal hecha”, agregó Gaitán, preocupado por esta situación que afecta a todos los vecinos.
                          
El referente vecinal explicó que durante el período de enero-febrero y en el contexto de las inundaciones que se registraron en el territorio, los operarios de la EPE no habrían realizado las mediciones correspondientes. Desde la vecinal estiman que los importes que se emitieron en el último bimestre son resultado del consumo preestimado, una herramienta legal y de uso excepcional, con la cual cuenta la EPE en caso de no poder realizar la medición.
Gaitán aseguró que las últimas facturas no coinciden con los consumos que realizan los usuarios y los montos son exorbitantes. “Hay gente que le llegó $6.000, es mucho. No lo entendemos nosotros. Ahora están midiendo y recorriendo los medidores y le dicen a la gente que está bien”, reiteró el referente.
Hoy los vecinos están a la espera de una respuesta a esta situación, la mayoría de ellos son de condición humilde y el mayor temor que existe es quedarse sin el servicio. 

“La luz no se va a cortar, se alarga el vencimiento hasta que se arregle el tema de estas facturas. La luz en el pueblo no se va a cortar”, explicó el referente vecinal para llevar tranquilidad a todos y estimó que desde la EPE están a la espera de que los usuarios de Ángel Gallardo abonen las últimas facturas. “Así sean los montos excesivos que hay, el problema es que hay mucha gente que no lo puede pagar”, destacó.
En una de las reuniones que se realizó y a la que acudieron autoridades comunales y referentes vecinales, 35 damnificados se presentaron para manifestar su inquietud. Sin embargo, a medida que se difundía el problema, las boletas comenzaron a llegar. Hoy el número de facturas recibidas para realizar el reclamo asciende a 100.
“Había un hombre jubilado, que pagaba un promedio de $400 y le llegó más de $2.000, ese hombre no puede pagar la luz”, explicó Gaitán. La situación se replica en la mayoría de los habitantes de Ángel Gallardo, donde muchos se ganan la vida como albañiles, changarines, que también abonaban un promedio que rondaba los $400. “La gente se cuida con el consumo, normalmente no todos tienen aire acondicionado”, explicó el referente vecinal.
Ante la magnitud que tomó este problema y la falta de respuesta por parte de la EPE, Gaitán decidió acercarse a la ONG Usuarios y Consumidores Unidos (UCU), desde donde les aconsejaron esperar y no abonar los importes que recibieron.
Nota relacionada: Usuarios y Consumidores Unidos reclama por el uso del preestimado
“Hay gente que no la puede pagar, son todos trabajadores humildes acá. No hay vecinos enganchados y todos los medidores son nuevos”, finalizó Gaitán, quien siente que están metiendo la mano en el bolsillo de los habitantes de Ángel Gallardo.
Romina Elizalde / relizalde@uno.com.ar