santafe
Jueves 17 de Marzo de 2016

Ante los robos, vecinos de Nueva Santa Fe piden mayor presencia policial

Temor. Hace dos meses los delitos se incrementaron en sintonía con la audacia de los ladrones. En un encuentro con autoridades policiales reclamaron medidas preventivas

Desde hace dos meses los hechos delictivos en el barrio Nueva Santa Fe se intensificaron tanto en el ámbito callejero como privado. La nota de color fue el saqueo que sufrió el loteo ubicado sobre avenida Aristóbulo del Valle 10400, donde los ladrones se hicieron de las herramientas que se encontraban en las obras en construcción.
Representantes de la Asociación Vecinal Nueva Santa Fe mantuvieron el miércoles un encuentro con las autoridades policiales, en el cual llevaron el reclamo por una mayor presencia policial y patrullajes en la zona.
“Necesitamos mayor presencia policial ya que la Subcomisaría 19ª al tener poco personal no está cumpliendo con el patrullaje”, aclaró Andrés Barone, presidente de la vecinal Nueva Santa Fe. Agregó que ante el contexto que están viviendo se solicitó a las autoridades un refuerzo de la actividad ya sea con motocicletas u otro tipo de vehículo. “El barrio está liberado a los delincuentes”, afirmó el vecinalista, quien aseguró que los ladrones trabajan con total impunidad y de forma constante.
“Hacen un trabajo de inteligencia”, agregó Barone, sin dejar de agregar que los amigos de lo ajeno se manejan de una forma prolija, observando los movimientos de aquellos que se convertirán en sus víctimas.
“En una noche realizaron el vaciamiento de todo un barrio”, recordó el referente vecinal en referencia al robo que sufrieron las viviendas ubicadas en el loteo de la firma Fides SA, en donde ocho de diez viviendas fueron violentadas. En la mayoría de los casos se hicieron de las herramientas, sin embargo también se registraron hechos en los que se apropiaron de los muebles a estrenar.
Si bien hace dos meses los robos se daban de forma esporádica, como en cualquier otra zona de la ciudad, la audacia de los delincuentes se intensificó a igual ritmo que los ataques. “Tenemos robos de todo tipo, los delincuentes también ingresaron a viviendas estando los habitantes adentro”, explicó Barone, sin dejar de agregar a la lista la matanza de animales que se dieron en algunos casos para poder actuar con tranquilidad.
En el territorio también existen varias bandas motorizadas que entran y salen del barrio sin inconvenientes. Camuflados sobre sus vehículos, los motochorros se encuentran al asedio constante y en los últimos meses se intensificaron los arrebatos y ataques en la vía pública. Las mujeres que transitan con sus carteras o están a la espera del colectivo se convierten en el centro de ataque de los ladrones que ven una oportunidad certera y rápida para conseguir un botín.
“Tuvimos robo de motocicletas a punta de pistola. Es una situación que están viviendo en forma conjunta Nueva Santa Fe y Altos del Valle”, agregó el presidente de la vecinal.
Hoy los vecinos viven encerrados, con rejas, alarmas y con temor a salir a la calle. En caso de tener que tomar el colectivo, deben advertir a un vecino para que este lo cuide. Si se opta por ingresar en un vehículo, también se debe poner en aviso a los demás. 
Mientras, la respuesta que reciben por parte de las autoridades policiales se basa en la falta de recursos tanto humanos como materiales para llevar a cabo medidas preventivas. En esa línea, el vecinalista aclaró que la jurisdicción de la Subcomisaría 19ª abarca barrio Favaloro, Pompeya y Nueva Santa Fe, ante lo cual un solo patrullero no basta para cubrir el amplio territorio. “Nosotros vamos a pedir por nota al jefe de la Agrupación Orden Público, Gabriel Albornoz, que tengan en consideración el envío de motos como refuerzo del patrullaje”, adelantó Barone, quien destacó el respaldo que recibieron por parte de los vecinos y las promesas que obtuvieron por parte de las autoridades policiales. Sin embargo, están a la espera de obtener una respuesta y lograr una solución en torno al refuerzo del patrullaje. “Nosotros queremos respuestas concretas. Que acudan al barrio y patrullen, porque al no estar ellos, la zona queda liberada y el vecino expuesto”, manifestó el referente.
Otro de los aspectos en el cual hizo hincapié es que por tratarse de un barrio nuevo, aún no está poblado y en relación al número de denuncias que se puedan generar, estas serán pocas en comparación con una jurisdicción más antigua y con una mayor densidad poblacional. “Pero si realizamos estadísticas en torno a las familias que vivimos en el barrio y los hechos delictivos que se están dando, seguramente superamos todos los porcentajes”, sostuvo Barone. Aclaró también que todos los vecinos realizan las denuncias correspondientes en caso de convertirse en víctima de algún hecho ilícito.
Como consecuencia del contexto que les toca atravesar, los vecinos y las fuerzas policiales están trabajando en conjunto con el objetivo de prevenir más casos de inseguridad. A través de las redes sociales y grupos de Whatsapp se organizó una forma de monitoreo similar a la alarma comunitaria. “Tenemos el número de la responsable de la Subcomisaría 19ª, y ante cualquier sospechoso o motivo que tengamos para dudar de la seguridad nos comunicamos”, aseguró el consultado, al mismo tiempo que adelantó que se está trabajando en la instalación de alarma comunitaria en pos de colaborar con la seguridad.
“Nosotros también estamos pidiendo que se acerque el Ministerio de Seguridad para encontrar una solución urgente”, sostuvo Barone, ya que son conscientes de que la respuesta a sus pedidos en materia de recursos depende de los funcionarios provinciales.