santafe
Jueves 10 de Marzo de 2016

Bahco apuesta y suma tecnología para automatizar su producción

La planta ubicada en la ciudad de Santo Tomé realiza una fuerte inversión y adquirió nuevas maquinarias únicas en el país. La estrategia se orienta a reforzar el consumo del mercado interno. 

En una jornada que incluyó a comerciantes, industriales y a la prensa, los directivos de la empresa Bahco brindaron un amplio panorama sobre las acciones planificadas para este 2016.
 
“Tenemos tres inversiones importantes orientadas a sostener la calidad de llaves fijas, bocallaves y temple en general”, explicó Fernando Montenegro, director de la empresa ubicada sobre la ruta Nº 19 de Santo Tomé. Es por esto que adquirieron un robot con el objetivo de mejorar el pulido de llaves fijas, además de una inversión de dos tornos mecanizados de bocallaves, los cuales se integran en un proceso de frío muy eficiente y único en el país.
 
Por último se invirtió en un horno de temple marca Sarlin, que tiene atmósfera controlada y es mucho más eficiente asegurando un proceso de alta calidad en el temple de los aceros. “Esto se integra dentro de una estrategia donde la planta de Santo Tomé es clave para el desarrollo del mercado interno. Al mismo tiempo estuvimos trabajando en medidas para arancelarias que permitan proteger la producción nacional”, aclaró el directivo, al mismo tiempo que calificó al 2016 como un año bisagra. 
 
A pesar del contexto que se vive, la compañía mantiene la firme convicción de que el mercado interno en el país es muy importante, esto se evidencia en los más de 50 años de historia que tiene la firma.
 
“Nosotros queremos sentirnos parte de ese grupo de gente que sigue sosteniendo la producción local”, manifestó el directivo. En la actualidad, unas 200 personas trabajan en la planta de Bahco, que además posee oficinas centrales en Buenos Aires de administración y de ventas.
 
Montenegro destacó el caso de la planta que representa, a la cual calificó como una excepción, ya que esta es la única que fabrica cinco líneas de productos. En general, las diferentes sucursales ubicadas alrededor del globo solo se dedican a la fabricación de un solo insumo, ya sea limas, serruchos, destornilladores o sierras de metal.
 
“Hay plantas en el mundo, pero especializadas en una línea. La nuestra es la única planta que fabrica la llave para caños para el grupo. Exportamos a EE.UU. y a Europa”, destacó el representante de la empresa. Además se fabrican bocallaves, llaves fijas, pinzas y alicates y otra serie de productos que determinan que la sucursal se diferencia y la convierta en una tipología única en el país y en el mundo.
 
Una historia que pisa fuerte
La marca arrancó en 1949 cuando un grupo de italianos se instaló en la ciudad con la idea de montar una fábrica de tijeras de poda y tenazas. Queda conformada la empresa EMCYC (Establecimiento Metalúrgicos Crespi y Cocci). En 1963, la firma es adquirida por el grupo sueco Bahco, la cual le brinda al emprendimiento italiano la profesionalidad, método, le enseña a trabajar y a conformar calidad. Es en ese momento cuando empieza a consolidarse la calidad de las herramientas.
 
Mientras que en 1973 empieza a trasladarse la planta al predio ubicado en Santo Tomé. En 1991, la empresa pasa a manos de la marca Sandvik. “Nuevamente la compañía adquiere otra dimensión y se proyecta fuertemente al mercado externo, adquiere un concepto logístico muy importante, consolida las distribuciones en Europa y la planta se integra en ese contexto como una planta exportadora”, relató el director de la empresa.
 
Esto se da como consecuencia del traslado de la producción radicada en Alemania a nuestro país. “Esa producción es la que todavía hoy continuamos exportando desde nuestra planta a Europa”, agregó Montenegro.
 
En 1999, Snap-on Corporation adquiere la empresa, la cual hace de su negocio la fabricación y comercialización de herramientas de mano.
 
“Ahora estamos transitando una etapa en la que la compañía tiene fuertes esfuerzos de conquistar mercado interno”, recalcó el titular de la firma.

Una misión que comenzó en el 2010, cuando empezaron a transitar un camino para consolidar la planta como un elemento que asegure una mayor participación del mercado interno.
 
Hoy Bahco se posiciona como un líder indiscutible del mercado interno con un 25% de participación. “Un mercado que solo un 5% adicional se fabrica en el país mientras que el 70% es importado. Un mercado atomizado y muy competitivo”,sostuvo Montenegro.