santafe
Lunes 13 de Junio de 2016

Beneficiarios del Procrear piden más dinero para terminar las obras

Por falta de recursos. Aseguran que los montos asignados quedaron desactualizados ante el proceso inflacionario y devaluatorio. Bajo el hashtag #ProcrearComplementario quieren que el reclamo tenga repercusión nacional

Agobiados por el proceso inflacionario y devaluatorio del país, los beneficiarios del plan Procrear solicitan al gobierno nacional un fondo “compensador” o “complementario” para poder terminar las viviendas.
La mayoría de los adjudicatarios deben recurrir a créditos o préstamos para cumplir con los plazos previstos de obra. De esta forma, los desembolsos establecidos por el Procrear se trasladan automáticamente para pagar las deudas y compromisos asumidos. 
 
Los aumentos registrados en los materiales de construcción y mano de obra provocaron que los proyectos de edificación se modifiquen. Por otro lado, muchos de los beneficiarios tuvieron que reorganizar su economía y varios de ellos adelantaron su mudanza a viviendas aun sin terminar.
 
La última actualización de los montos otorgados en el programa, como así también los créditos complementarios para aquellos que ya habían sido adjudicados, se llevó a cabo en junio de 2014.
 
“A mitad de camino nos encontramos que hubo una suba de precios muy importante. Muchas casas quedaron sin terminar o endeudados. Uno empezó con un proyecto de casa y llegado el momento no teníamos ni la mitad de lo que pensábamos”, afirmó Jésica Mercado, vecina de la localidad de Franck que sufre, junto a su familia, la falta de recursos para terminar su casa.
 
 
En diálogo con Diario UNO, Mercado relató las dificultades que se presentaron durante los últimos meses. “Nos daban un precio cuando pedíamos presupuesto y luego, a la hora de realizar la compra, nos encontrábamos con aumentos importantes. Esa situación se presentaba en muchos rubros, en las aberturas, en los techos, con el cemento, la mano de obra”, describió. 
 
Comentó que la repercusión que hubo en redes sociales alentaron reuniones con legisladores provinciales y nacionales. “Ahora, lo que estamos pidiendo es un complementario, como se le dio al primer grupo de adjudicatarios, para seguir avanzando en la obra o salir de la deuda en la que se encuentran muchos. Entonces, les permitiría a algunos progresar en la construcción y a otros cancelar las deudas para luego seguir construyendo”, sostuvo.
 
En este sentido, este lunes integrantes del grupo de Facebook: Procrear Federal mantuvo una primera reunión con el senador por la provincia de Mendoza, Julio Cobos, para abordar el problema.
 
Para poder terminar con sus viviendas, los beneficiarios del crédito solicitan un desembolso adicional cercano al 20 por ciento de los metros cuadrados del proyecto y con valores actualizados. Por otro lado, piden que ese fondo compensador no se vea restringido por el porcentaje de avance de obra.
 
Redes sociales
Otra vez Facebook y Twitter se convirtieron en la principal herramienta para expresar un reclamo y que el mismo pueda tener repercusión nacional. En esos espacios, las personas que tienen dificultades para terminar el sueño de “la casa propia” encontraron un lugar para canalizar sus preocupaciones y compartir experiencias. “Ahí la gente puede consultar los logros y las gestiones que se van realizando”, expresó Mercado. 
 
Si bien es difícil conocer la cantidad de casas que se encuentran sin finalizar y cuyos fondos para la construcción se entregaron en su totalidad, estiman que son alrededor de 42 mil las familias que están en una situación similar, en mayor o menor medida. “El objetivo es tratar de llegar a obtener un monto complementario”, comentó. 
 
 
En primera persona
El 10 de junio de 2014 Jésica Mercado fue una de las favorecidas por el crédito. Recibió el primer desembolso en noviembre del mismo año. Ella y su familia decidió mudarse a pesar de que la casa estaba sin terminar y contaba con un avance del 70 por ciento.
 
La mujer contó al matutino su historia, similar a la de muchos santafesinos y argentinos. “Tuvimos que salir a pedir créditos o acudir a la tarjeta de crédito y cumplir así con las inspecciones. Se deben cumplir con los plazos de construcción para que los desembolsos se realicen”, señaló. Además, explicó que la última entrega del crédito tuvo que destinarla a devolver el dinero que habían solicitado para poder llegar al 70 por ciento. 
 
“Teníamos un ahorro. Igualmente la inflación nos ganó”, confiesa Jésica, aunque aclara: “No queremos que nadie nos regale nada. Queremos que nos ayuden a terminar nuestra casa y nosotros lo vamos a pagar, como dice el plan”.
Aquiles Noseda / aquiles.noseda@uno.com.ar