santafe
Martes 31 de Mayo de 2016

Brindan recomendaciones para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono

Como todos los años en la temporada invernal  se producen muertes por intoxicación con monóxido de carbono, de ahí la preocupación de la Agrupación Bomberos Zapadores de la Unidad Regional I de advertir e instruir en el tema a toda la población, en particular emitiendo una serie de recomendaciones vitales para la comunidad.  

Como todos los años en la temporada invernal  se producen muertes por intoxicación con monóxido de carbono, de ahí la preocupación de la Agrupación Bomberos Zapadores de la Unidad Regional I de advertir e instruir en el tema a toda la población, en particular emitiendo una serie de recomendaciones vitales para la comunidad.
En especial, es importante saber que el Monóxido de Carbono, es un gas que se produce en la combustión y resulta altamente peligroso cuando es generado por un equipo en mal estado o cuando se expande en ambientes sin la ventilación adecuada.
El Monóxido de Carbono NO TIENE OLOR, NO TIENE COLOR, NO TIENE SABOR, ES EXTREMADAMENTE TÓXICO.
Por este motivo, todos los artefactos del hogar que funcionen a gas, ya sean cocinas, hornos, calefones o calefactores, deben ser especialmente controlados, en cuanto a su instalación por personal técnico habilitado y revisados periódicamente. Recuerde mantener libres las rejillas, tanto como los caños o chimeneas de ventilación de los artefactos.
En cuanto a sistemas que requieran el uso de leña o carbón, no deben ser utilizados en ambientes cerrados dentro del hogar o en cabañas.
Tampoco es conveniente calentar el motor del automóvil (a gas o cualquier clase de hidrocarburo) dentro del garaje o cochera cerrada.
SIGNOS DE MAL FUNCIONAMIENTO DE UN EQUIPO A GAS:
* Olor extraño, no habitual, al encender el artefacto.
* Coloración amarilla o anaranjada de la llama en vez de la azul que es la normal.
* Manchas, decoloración o tizne en el equipo, en su conducto de ventilación o en la pared donde está instalado.
RECUERDE:
*   Ventilar diariamente los ambientes, para asegurar una correcta y saludable oxigenación de los mismos.
*  Hacer controlar por personal técnico especializado los equipos a gas instalados en la vivienda.
*    No permitir que los niños prendan o manipulen calefactores o calefones.