santafe
Domingo 14 de Febrero de 2016

Buscan especificar y delimitar los reservorios de la ciudad

Hoy no están contemplados en la legislación vigente. Además, piden redefinir las zonas de seguridad hídrica.

El concejal Leonardo Simoniello (FPCyS) presentará este lunes en el Concejo Municipal de Santa Fe una iniciativa que plantea la redefinición de las zonas denominadas de Seguridad Hídrica, la especificación de las áreas destinadas a Reservorios Hídricos (hoy no contempladas en la legislación vigente) y la delimitación de los mismos en la Costa.
De esta manera, la propuesta busca, a través de una modificación en el Reglamento de Urbanización, que se determinen las restricciones de intervención específicas de esas áreas, para garantizar su correcto funcionamiento.
Teniendo en cuenta el territorio donde se emplaza la ciudad de Santa Fe y el comportamiento de los ríos Paraná y Salado que la rodean, el proyecto plantea la necesidad de abordar desde el Estado dos problemas: el riesgo proveniente del desborde de los ríos y la cuestión de la evacuación de las aguas de lluvia, en una planicie con escasa pendiente de escurrimiento.
“En una ciudad que se encuentra entre ríos, defensas y muchas lluvias, el sistema hídrico tiene que funcionar, no digo a la perfección; pero tiene que ser un tema donde tenemos que tener mucho cuidado. Y los reservorios y las zonas de seguridad hídrica son fundamentales”, explicó el edil.
Por ello, presentará dos proyectos, uno de modificación de la ordenanza 11.748 (Reglamento de Ordenamiento Urbano), que rige toda la planificación urbana de la ciudad; y otro de resolución para delimitar geográficamente las zonas de reservorios de la Costa. 
Modificaciones en el ROU
“La ciudad hasta ahora no tiene incorporado en su Reglamento de Ordenamiento Urbano (ROU) el distrito Reservorio, que tiene que tener algunas posibilidades, pero muchísimas restricciones para cumplir su función de acumular agua”, explicó Simoniello. En este sentido, la iniciativa busca especificar las áreas de seguridad hídrica y de reservorios, estableciendo características y funciones de las mismas, para garantizar así su correcto funcionamiento, ya que cumplen un papel fundamental en la tarea de mitigar la vulnerabilidad hídrica de la ciudad.
De esta manera, el proyecto busca incorporar a la ordenanza la creación del distrito Reservorio Hídrico, y lo define como “áreas no urbanizables, de cotas bajas, con capacidad de recepción de aguas pluviales por escurrimiento”; cuya “función consiste en la captación, conservación, almacenamiento, regulación, derivación, conducción y paso de los recursos hídricos pluviales”.
“En el reservorio no puede haber urbanizaciones, si hay alguna hay que trabajar para que no esté más y relocalizar”, afirmó Simoniello. “Ya aprendimos los santafesinos, lo que nos costó construir en la zona del río, y en esta situación tenemos que saber lo que significa construir en zona de seguridad hídrica o reservorios”, agregó.
Las Zonas de Seguridad Hídrica (ZSH) ya habían sido definidas e incorporadas al ROU en 2014, cuando el Concejo aprobó el Plan de Reservorios de la Costa. El proyecto busca ahora redefinirlas y aclara que son “áreas de uso restringido destinadas a complementar las previsiones que (...) cumplen las defensas de la ciudad” y que sí admiten “usos agrícolas, recreativos o deportivos con autorización especial del Departamento Ejecutivo Municipal, con construcciones mínimas de apoyo a la actividad”.
Revisados los términos y las especificaciones correspondientes, el proyecto de resolución propone delimitar en la Costa los distritos de reservorio para lograr así el correcto funcionamiento de estos. Busca promover la planificación, elaboración y ejecución de una serie de medidas destinadas a garantizar que los inmuebles identificados y afectados en el Plan de Reservorios del Distrito La Costa –aprobado por ordenanza Nº 12.103– cumplan adecuadamente la función de contribuir a la captación, conservación, almacenamiento, regulación, derivación y/o conducción de los recursos hídricos.
“En la zona del oeste de la ciudad los reservorios están físicamente delimitados, están ubicados donde se encuentran las calles de cierre de trama y la circunvalación; pero en la zona del este o en Colastiné no están especificados y solo tenemos ZSH”, comentó Simoniello.
También se propone la ejecución de las tareas y obras necesarias para garantizar que los reservorios funcionen como tales y que no tengan otro destino, promoviendo el trabajo en conjunto con los vecinos y desarrollando acciones de concientización para que los habitantes tomen real conocimiento de la importante función que cumplen en la zona de seguridad hídrica del mencionado distrito, las cuales fueron aprobadas por el Concejo en 2014 y que aún algunos privados no respetan.
“Todavía hay terrenos que delimitamos como ZSH que se están ofreciendo como lotes. Y hemos tenido algunas consultas y hay muchas inmobiliarias que manifestaron que no conocían la norma. Además, el vecino tiene que saber que en ese lugar se va a llenar de agua”, comentó.
En diciembre del año pasado y mediante la ordenanza Nº 12.245, el Concejo Municipal declaró a los “reservorios de agua existentes en el ejido municipal como bienes pertenecientes al dominio público local”. En este sentido, delimitarlos ahora significaría asegurar que algunos terrenos que hoy están en manos de privados pasen a ser municipales, con el único objetivo de garantizar el funcionamiento del sistema hídrico de la ciudad.
“Al no estar delimitados, la Municipalidad no tiene dominio y aun cuando pudiera tenerlo no está especificado”, sentenció el edil y agregó: “Cuando la Municipalidad determine que un lugar es reservorio, no puede haber localizaciones, sean legales o aquellas que se dan por el accionar de la gente”.
No obstante, aclaró que su preocupación por la delimitación de estas áreas no es solo esta, sino “que no haya un mercado que no esté atento a esta situación”. En este sentido, Leonardo Simoniello manifestó el interés de trabajar este proyecto con las del sector inmobiliario, “porque sería importante que las restricciones se anuncien cuando se ofrecen lugares en los terrenos afectados”, indicó.
Asimismo confirmó que además de las reuniones previstas con los responsables del Departamento Ejecutivo y la Dirección de Derechos Ciudadanos, ya está confirmado el encuentro con corredores inmobiliarios locales y no descartan también recibir al Instituto Nacional del Agua.