santafe
Lunes 06 de Abril de 2015

Candioti Norte pide sendas peatonales sobre las vías

Vecinos e instituciones de la zona que limita en las vías del ferrocarril elevaron un pedido a la Municipalidad para poder circular con mayor tranquilidad y evitar hechos de inseguridad

Desde la capilla Padre Pío, anexo de la parroquia Nuestra Señora del Huerto, ubicada en calle Dorrego al 4750, del barrio Candioti Norte, solicitaron tanto a la Municipalidad como al Ministerio del Interior y Transporte de la Nación la apertura de calles sobre las vías del ferrocarril o la realización de sendas peatonales en el tramo comprendido entre Bulevar Pellegrini y calle Calcena, en el cual aclararon no existe cruce vial en un tramo que abarcaría 14 cuadras.

Tal cual lo expresaron, esta situación deja sin posibilidad de comunicación al barrio con la zona este de la ciudad. Además, remarcaron la necesidad de implementar sendas peatonales que permitan a los vecinos poder cruzar con seguridad y tranquilidad las vías, las cuales se vuelven intransitables los días de lluvia y muy peligrosas.

En una zona que está rodeada de instituciones educativas, tanto dirigentes vecinales como habitantes de la zona se sumaron a este reclamo, que fue respaldado por un total de 257 firmas. Los adherentes consideraron que la planificación y construcción de arterias que faciliten el traslado podría demorar un tiempo prolongado. Es por esto que para hacer frente a la situación que expusieron solicitaron la realización urgente de sendas peatonales iluminadas que permitan el traslado hacia ambos lados de las vías con tranquilidad y seguridad, hasta tanto se realicen las obras correspondientes a la apertura de calles.

A través de un comunicado en el cual expresaron su pedido a las autoridades tanto nacionales como municipales, desde la comunidad de la capilla Padre Pío recalcaron que los caminos formados sobre la tierra por el paso de los vecinos, muchas veces se anegan con la lluvia y se forma barro por varios días. Además, junto a la falta de iluminación se convierten en factores potenciales para posibles accidentes, independientemente de la inseguridad que conlleva transitar por el lugar.

Es por esto que solicitaron la apertura de las calles Dorrego, Avellaneda, Pedro Díaz Colodrero, Pedro Ferré y Córdoba, lo cual no solo permitirá el tránsito vehicular hacia el este y norte, sino también sacará al barrio de su aislamiento.

En ese sentido, explicaron que tanto al este como al oeste de las vías existen distintas escuelas y jardines de infantes, a los que asisten los chicos del barrio. También por el lugar pasan líneas de colectivos con distintos sentidos y eso obliga a los usuarios a tener que cruzar las vías en forma insegura en horas de la madrugada o la noche.

Olga, una vecina que vive en el barrio hace 30 años, explicó que la zona limita con las vías por lo cual consideró que los trabajos podrían ser complicados. A la imposibilidad de poder transitar por la zona con tranquilidad, se suma también que en muchas ocasiones vagones del tren quedan parados por muchos días sobre las vías. En ese sentido, la vecina aclaró que otro de los pedidos que hacen es que estos se ubiquen de manera que se pueda circular.

El hecho de que muchas veces los trenes queden parados sobre las vías también colabora en el accionar de los ladrones, que están a la espera de los vecinos que deben pasar por el lugar. “Es todo un tema, todo facilita para que muchos hagan de las suyas”, afirmó resignada la señora.

En relación al pedido de apertura de las calles, aseguró que hasta el momento la gente que tendría que haberlos escuchado no lo hizo. “Esperamos que realmente puedan hacerlo, que no solo quede en papeles firmados, más que nada que no ilusionen a la gente”, destacó Olga.
El gran número de instituciones educativas, a las que muchos de los vecinos de Candioti Norte acuden a diario, es otra de las preocupaciones, ya que los niños y adolescentes deben realizar un gran recorrido en caso de que no deseen pasar por la zona de las vías.

“También tenemos la parroquia en esa misma zona. Es todo un tema porque no la localizan”, aseguró Olga, en referencia a la capilla Padre Pío, que está ubicada en Dorrego al 4700. La mujer contó que cada 23 de septiembre se celebra la fiesta patronal y que en esa ocasión muchos fieles se acercan al lugar provenientes de diferentes puntos de la ciudad y localidades como Goya, Esperanza, Laguna Paiva e incluso Córdoba. “A la mayoría les cuesta localizarla”, reiteró.

En este sentido desde la parroquia solicitaron que la demarcación de las sendas que crucen las vías se pueda realizar hacia el norte de su ubicación para ambos márgenes, tanto este como oeste, y de este modo facilitar el tránsito de todos sus vecinos.

“Tratan de informarse sobre cómo pueden llegar porque muchas veces quedan del otro lado, o se quedan por la parte de Calcena, donde está justo la vía o en Vélez Sarsfield y no pueden cruzar”, explicó Olga, y es por esto que los visitantes se ven obligados a dar toda una vuelta para Bulevar o ir para Calcena.

La vecina aseguró que si se pudiera abrir una de las arterias solicitadas, la situación sería menos complicada tanto para los vecinos que deben circular a diario en las zonas de las vías como para aquellos visitantes. “Siempre nos prometieron que se iban a abrir y al final no se hizo”, destacó la mujer.

La esperanza de los vecinos es que se realicen las sendas, para que la forma de trasladarse sea de manera más práctica en ambas márgenes de las vías y sus adyacencias, ya sea para asistir a trabajar, estudiar o a distenderse.

“Esperamos que se haga, uno siempre lo espera, porque si se promete un proyecto, la gente desea que se haga, no que quede archivado. Que se concrete sería lo ideal”, evaluó la vecina que vio pasar tantos gobiernos como promesas.