santafe
Miércoles 08 de Junio de 2016

Carreros marcharon para pedir que no se prohíba la tracción a sangre

Se movilizaron a Casa de Gobierno para solicitar que "se retiren de los proyectos de ley presentados por el gobernador Miguel Lifschitz, y por la Diputada Provincial Alicia Gutiérrez". 

En la mañana de este miércoles, recicladores urbanos de la ciudad de Santa Fe marchaon a Casa de Gobierno para pedir que no se prohíba la tracción a sangre animal.
En un comunicado de prensa solicitan que "se retiren los proyectos de ley presentados por el gobernador Miguel Lifschitz, y por la Diputada Provincial Alicia Gutiérrez" que buscan erradicar la actividad informal en Santa Fe y reclaman que se los escuche al momento de la "toma de decisiones".  "Plantean una presunción: el maltrato  y la explotación animal, desconociendo el vínculo afectivo que nos une con nuestros caballos. Ambos proyectos criminalizan la pobreza, sin ocuparse de las miles de familias que tenemos en el reciclaje urbano nuestra fuente de trabajo, siendo el principal tratamiento la prohibición", argumentaron los carreros. 
En este sentido proponen pensar "un proyecto de ley que no tenga en el centro de la discusión los medios de transporte sino la dignificación" de su trabajo, "el reconocimiento del mismo y por lo tanto la implementación de todos los derechos que corresponde", señalan en el comunicado. 
"Un proyecto de ley serio, debería, mínimamente, contemplar una partida presupuestaria que permita otorgar condiciones dignas de trabajo para todos los que día a día recolectamos la basura de la Provincia", sentenciaron los carreros. 
​Al respecto, la Diputada Gutiérrez indicó esta mañana en el aire de LT10 que su proyecto no solo busca "cambiar la forma de transporte, sino ofrecer capacitaciones a los recolectores informales de basura sobre el reciclado y buscar una alternativa laboral. A partir de conocer distintas experiencias en otras provincias, proponemos formar una mesa de trabajo para que paulatinamente eliminemos la tracción a sangre”, destacó. 
•LEER MÁS: En la ciudad hay cerca de 1.000 carreros
"El eje del proyecto es el maltrato animal y la cuestión social del entorno familiar que sale a la calle a recolectar basura como modo de vida para poder comer todos los días. Por eso queremos ofrecerles una alternativa de vida y el Estado tendrá un seguimiento de esa política social”, finalizó Gutiérrez.