santafe
Viernes 04 de Marzo de 2016

Carril exclusivo: intranquilidad de los comerciantes por el cierre de locales

Según indicaron desde el Centro Comercial de Santa Fe, en dos años cerraron 15 comercios a raíz de la implementación del carril exclusivo en calle Rivadavia. En la actualidad la avenida cuenta con 26 locales cerrados

Desde la implementación del carril exclusivo, los comerciantes de calle Rivadavia no vieron con buenos ojos la medida, siempre la observaron como una amenaza, y se pararon en la vereda de enfrente del municipio en relación de la aplicación de la misma. Y en la actualidad, el elevado número de comercios cerrados en la avenida, pusieron en alerta tanto al Centro Comercial de Santa Fe, como a la Asociación de Comerciantes de Avenida Rivadavia. 
Vale recordar, que el carril exclusivo de avenida Rivadavia comenzó a funcionar el 21 de enero de 2014 en la ciudad por la Ordenanza Municipal Nº 12020. La misma permite sólo la circulación del transporte público de pasajeros, impidiendo de este modo efectuar todo tipo de estacionamiento sobre el margen derecho de la calzada comprendida entre calle Mendoza y Bv. Galvez, como así también, los giros a la derecha en las 12 cuadras de calle Rivadavia. 

Este viernes por la mañana, el Centro Comercial de Santa Fe, realizó una conferencia de prensa para manifestar y visualizar su malestar y preocupación por la afectación del carril exclusivo a la actividad comercial de la zona. 
Norberto Raselli, presidente del Centro Comercial de Santa Fe, fue quien encabezó dicha conferencia y fue contundente al brindar declaraciones: "El carril exclusivo perjudicó notoriamente al comercio local en calle Rivadavia y la preocupación de los comerciantes es creciente. Creemos que algunas intervenciones en el carril exclusivo pueden ayudar a la crítica situación que hoy viven los comercios de la zona, más aún, teniendo en cuanta que nuestra actividad es la mayor tomadora de mano de obra laboral". 
Por otra parte, Raselli expresó la necesidad de que el diálogo con el municipio local sea mayor a la hora de tomar medidas que involucren a la actividad comercial. "Es intención del sector que representamos, formar parte de las discusiones que llevan a modificar todo aquello que repercuta en el sostenimiento del empleo y la actividad comercial, por considerar que quienes forman parte de la misma, pueden realizar aportes de importancia colaborando con una correcta toma de decisiones".
Números que marcan la realidad
Aníbal Toretta, presidente de la Asociación de Comerciantes de Av. Rivadavia, no escondió sus pensamientos en relación al tema y también se mostró intranquilo por la situación: “Estamos preocupados, pero más que nada por los índices y los números que se están reflejando a través de la implementación del carril exclusivo. En 2014, en las 12 cuadras, había 11 locales desocupados, a principios de 2015 eran 16, a fines de 2015 eran 21 y en la actualidad estamos en 26 comercios cerrados, con otros tantos por abandonar la avenida".
"El negocio chico va cerrando con toda la problemática que eso va acarreando, porque no hay que mirarlo por la actividad comercial misma, hay que analizar profundamente el hecho laboral, porque son las fuentes de trabajo que se van cerrando", sostuvo Toretta y continuó agregando: "Consideramos que es vital y necesario tomar algún tipo de medida en relación al carril exclusivo. Por calle Rivadavia circulan tanto colectivos urbanos como interurbanos de pasajeros. Pedimos que haya una flexibilización, como por ejemplo, giros a mano derecha y la anulación del carril exclusivo en horarios vespertinos y los días sábados".
Malestar del comercio
Por su parte, desde el Centro Comercial de Santa Fe, emitieron un comunicado haciendo público su disgusto con la medida tomada por el municipio local: "Todos los ´beneficios´ que se expresan a través de las autoridades del gobierno de la ciudad solo se sustentan en unos pocos minutos de ahorro de viajes en el servicio público (cuatro minutos de acuerdo a lo expresado públicamente meses atrás) y en el mantenimiento de los valores de recaudación. Ello, claramente, se contrapone con la fuerte disminución de ocupación de los locales comerciales, la notable caída en los valores locativos que se produce y la consecuencia lógica de falta de generación de empleo genuino por la merma de las ventas en valores reales en los comercios instalados, en algunos casos, desde muchos años atrás".
"Comparar los ingresos fiscales que genera el Derecho de Registro e Inspección (DReI) con los meses anteriores a valores absolutos, es desconocer conceptos básicos de economía, dado que todo aumenta en procesos inflacionarios. La muestra más cabal es el constante crecimiento de la recaudación municipal a través de los aumentos de derechos y tasas en las últimas gestiones", se expresó el Centro Comercial de Santa Fe a través del comunicado.
Matias De Philippis / UNO Santa Fe