santafe
Domingo 29 de Mayo de 2016

Casi 15.000 consultas en un año en hospitales por hipotiroidismo

En la provincia de Santa Fe, en 2015 se registraron en la red de efectores públicos de salud 14.966 consultas por esa patología 

En la provincia de Santa Fe durante el año 2015 se registraron en la red de efectores públicos de salud 15.603 consultas de personas con problemas de las glándulas tiroideas, de las cuales 14.966 (el 96 por ciento) de ellas padece hipotiroidismo. 
De los datos –proporcionados por la Dirección Provincial de Información para la Gestión, de la Secretaría de Planificación Estratégica y Recursos Humanos del Ministerio de Salud–, se observa que el grupo de personas en los que la problemática alcanza mayor incidencia es el que va de los 15 a los 49 años (9.122 casos registrados).
Mientras tanto, según la Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo (Saem), el hipotiroidismo afecta a más de dos millones de argentinos.
Ahora bien, ¿qué es el hipotiroidismo, cuáles son sus síntomas y cuál es la importancia de la detección y abordaje?
La misma fuente del Ministerio de Salud explicó que “la tiroides es una glándula que se encuentra en la parte inferior del cuello, por delante de la tráquea. Es una de las glándulas endocrinas más grandes del organismo y sus hormonas son fundamentales para el desarrollo neurológico en los primeros años de vida”.
Mientras tanto, la Saem explica que “la tiroides es la encargada de regular el funcionamiento de todo el organismo, tiene forma de mariposa y se encuentra ubicada en la base del cuello. Produce hormonas (levotiroxina y triyodotironina) que tienen una acción muy amplia sobre la mayoría de los tejidos del organismo siendo también importantes para el crecimiento y el desarrollo del sistema nervioso central”, acotan desde la Sociedad.
Y explican que la carencia de estas hormonas lleva, entre otras alteraciones, a los siguientes síntomas: cansancio, somnolencia, aumento de peso, sequedad de la piel, caída del cabello, intolerancia al frío, trastornos menstruales y baja frecuencia cardíaca.
Por su parte, para el médico santafesino José Echagüe, especialista en Clínica Médica y Endocrinología, el hipotiroidismo es un cuadro producido por niveles de hormonas tiroideas por debajo de lo fisiológico. A su vez, agrega que en, su forma espontánea del adulto, suele deberse a causa autoinmune, situación en la cual el sistema inmune o de defensa reacciona contra la glándula tiroidea y provoca que ésta se inflame y funcione mal.
 Otras causas de hipotiroidismo puede ser por fármacos, por radiación o cirugía de la tiroides. 

Subdiagnóstico
“Los síntomas –precisó Echagüe– suelen presentarse insidiosamente como cansancio, enlentecimiento de diversos procesos corporales como digestivos, mentales y fatigabilidad; tendencia a la retención de líquidos e intolerancia al frío”.
—¿Es una enfermedad subdiagnosticada? 
—El último tiempo tanto los ginecólogos como los clínicos suelen solicitar el análisis de Tirotrofina que es el que se usa como pesquisa para llegar al diagnóstico.
—¿Con qué especialista se debe consultar ante la sospecha?
—Siempre es bueno tener un especialista en Clínica Médica de cabecera quien podrá pesquisar a sus pacientes con análisis de sangre ante sospecha clínica o antecedentes familiares o hallazgo anormal al examen físico de la tiroides; y, eventualmente, derivar a un endocrinólogo si lo considera necesario.
—¿Qué es el hipotiroidismo subclínico?
—Es una forma leve de hipotiroidismo, con valores hormonales solo levemente alterados pero que en algunas circunstancias debe tratarse –como ser en el caso en que se detecte durante el embarazo o en búsqueda de embarazo. O cuando hay aumento de colesterol o cuadros de depresión anímica.

Cómo se detecta
En todos los recién nacidos es obligatorio por una ley nacional (la 26.279, del año 2007), descartar el hipotiroidismo a través de la extracción de sangre del talón entre el segundo y tercer día de vida. 
En el adulto, el interrogatorio, el examen físico que incluye la detección de bocio (aumento del tamaño de la glándula) y un sencillo análisis de sangre para la determinación de TSH permitirán, por lo general, establecer el diagnóstico.
Existen, de ser necesarios, otros estudios adicionales para evaluar la estructura de la glándula tiroides, particularmente la ecografía.
 
Tratamiento
Una vez diagnosticado, el paciente deberá iniciar el tratamiento del hipotiroidismo mediante el reemplazo con hormona tiroidea, ya que permite sustituir de manera adecuada el déficit que sufre la glándula tiroides.
“Es muy importante que cada paciente reciba la dosis exacta de levotiroxina de acuerdo al peso, la edad y a la indicación médica correspondiente. Dado que es un tratamiento a largo plazo, el cumplimiento diario del mismo es de fundamental importancia”, explicó Marcos Abalovich, presidente de la Saem, en diálogo con Diario UNO.
Y remarcó: “El hipotiroidismo afecta a personas de cualquier edad y puede presentar una sintomatología poco específica como sueño excesivo, decaimiento, sobrepeso, y alteraciones menstruales”. 
“Asimismo puede ser responsable de trastornos reproductivos tales como infertilidad, abortos o partos prematuros. Es por ello que resulta fundamental concientizar a las personas sobre la enfermedad, su detección y su adecuado tratamiento con levotiroxina ya que si no se trata o si las dosis son inadecuadas puede tener consecuencias para su estado físico y anímico”, concluyó el especialista.

Por Mariano Ruiz Clausen - mruiz@uno.com.ar / De la Redacción de UNO Santa Fe