santafe
Miércoles 29 de Julio de 2015

Cementerio: a siete meses del derrumbe, avanzan las tareas

Luego de que se desmoronó uno de los pabellones y se afectaron otros dos, en enero, el intendente dijo que se han logrado adelantos importantes

El 11 de enero, a raíz de una copiosa lluvia que terminó de formar un socavón, parte de la estructura de los pabellones 126º y 127º del Cementerio Municipal colapsó. A casi siete meses del hecho, el intendente José Corral dijo que las tareas en el lugar se están realizando en los tiempos adecuados en función de los cuidados que requerían los trabajos.
Las acciones resultaron complejas porque, según remarcó el mandatario, se debió contar con la presencia de los familiares de cada uno de los cuerpos que se fueron exhumando. Sin embargo, aclaró que apenas no queden restos humanos se podrá trabajar con maquinaria más grande.
Corral se refirió al tema, en diálogo con la prensa, antes de firmar el boleto de compraventa para la radicación de una nueva empresa en el parque industrial Los Polígonos. En la oportunidad, brindó detalles sobre las acciones que generaron que los tiempos sean tan extensos.
“Estamos terminando la demolición y exhumación de esos cuerpos. Es una actividad difícil porque no es una construcción cualquiera. Si hubiera sido nada más que restos materiales no hubiéramos demorado más de un mes”, remarcó el intendente.
Y agregó: “Pero había que remover casi 1.000 cuerpos, exhumarlos uno por uno con la presencia de los familiares, obviamente eso lleva más tiempo. Pero en estos días ya estamos terminando con los dos pabellones, 126º y 127º, que son los que fueron afectados directamente”.
En ese sentido, señaló que hubo que realizar acciones planificadas para atender la particularidad del caso. “Primero había que remover la parte de arriba donde había muchos cuerpos y después el resto. Para hacerlo bien había que tener mucho cuidado. De hecho, recién pudo entrar una máquina cuando sacamos todos los cuerpos esta semana, después de casi seis meses de trabajo”, manifestó Corral.
Y acotó: “Pedimos paciencia a los familiares que tienen ese sector del cementerio, que no es muy importante desde el punto de vista de la cantidad de nichos que hay en todo el cementerio. De todas maneras, tenemos que comprender la preocupación de los familiares que están afectados”.
Además, el intendente dijo que casi la totalidad de los casos están resueltos y que en situaciones puntuales, de mayor complejidad, la Municipalidad está a disposición de las familias. De todas maneras, reconoció que hay un porcentaje de los cuerpos que no fueron reclamados por sus familiares.
“Se tomaron todos los recaudos del caso y el resto de las casi 1.000 situaciones están todas resueltas. Había algún número de situaciones que tenían vencidos todos los plazos e, incluso, los familiares no lo reclamaban. Pero en la gran mayoría de los casos los familiares estuvieron en el momento de la exhumación. Ese trabajo uno por uno hace que la exhumación lleve más tiempo. No es un problema de remover solo escombros sino de hacerlo bien”, concluyó el mandatario.

Acciones
El 11 de enero, la noticia del derrumbe de parte del pabellón 126 y la afectación de los pabellones 127 y 128 conmovió a los santafesinos. Quienes tenían familiares en esos nichos se acercaron de inmediato al cementerio para ver las condiciones del lugar y conocer cómo iban a ser las tareas de recuperación de los féretros.
Las autoridades municipales adjudicaron el problema a las lluvias que se habían registrado esa semana y la falta de mantenimiento por décadas en el lugar y, como medida de prevención, fue clausurado el espacio durante una semana. Las tareas continuaron con la demolición de las secciones 127º y 128º y, en la actualidad, solo resta terminar con la sección 126º que fue la más afectada.