santafe
Martes 10 de Mayo de 2016

Club Floresta: "Queremos fomentar que se haga deporte"

Con un perfil muy bajo, pero con muchas ganas de trabajar, el presidente, Ramón Lacuadra, se desvive para que la institución vuelva a recuperar esa identidad que la hizo grande en la ciudad. 

Rubén Lacuadra es el presidente de Floresta, un típico club de barrio que lucha para subsistir, haciéndole frente a las adversidades que propone el presente económico complicado a nivel nacional. De todas maneras, las ganas de trabajar son muchas y los objetivos tratan de cumplir en la medida de lo posible. Es así como explicó cuál la actualidad institucional.
“Trabajamos para levantarlo, porque estamos mal estructuralmente. El panorama era similar en lo deportivo, pero esta temporada arrancó de otra manera, con un equipo de Primera que quiere ser protagonista. Para ello, tuvimos varias reuniones con los entrenadores de inferiores para apostar a un trabajo de formación prolongado. Sé que la gente quiere ver resultados en lo inmediato, pero se trata de un proceso que debe ir paso a paso. Para eso implementamos un proyecto largo, con un cuerpo técnico que siga pese a los resultados. Nos venía pasando que nos duraban un par de partidos y, ante las malas rachas, se iban y se llevaban a los jugadores. Eso fue muy perjudicial en lo deportivo, obligándonos a jugar con chicos de Reserva o de inferiores mayores. Hoy buscamos revertir esa situación”, comentó.
En cuanto a la realidad económica, se sinceró: “Estamos en la misma situación que todos. Debo destacar que este año recibimos un aporte del senador Emilio Jatón, que nos permitió salir a flote. Le debíamos un dinero importante a la Liga y lo saldamos. Ahora todo pasa por equilibrar las finanzas. Nuestro único ingreso es la cuota societaria, pero como está la cosa se hace complicado que todos cumplan. Una de las medidas que tomamos este año es vender los pases de los jugadores ante la posibilidad de cambiar de aire. Es con el fin de que nos quede un rédito por formarlos y haberles dado un espacio para jugar. Así que puedo decir hoy que estamos derechos; es verdad que hay que ver también algunas cosas, como mantenimiento y demás, pero la peleamos”.
Respecto al rol que cumplen en la sociedad, se mostró orgulloso en admitir su denodado laburo social: “El objetivo es crecer. Para eso estamos pensando convocar, a través de los medios, para que se sumen a la escuelita que está pronta a comenzar. Pero lo más importante es generar un espacio de inclusión para que los chicos no anden en la calle. Nosotros, desde nuestro lugar, tenemos que fomentar que se haga deporte para evitar que los jóvenes anden en malos hábitos y en situaciones desagradables. Tenemos la visión de, algún día, volver a ser un club con un equipo con lindas inferiores y protagonista en la mayor, como en el 98 y 99, cuando se estuvo muy cerca de llegar a un torneo regional. Contamos con gente que tiene muchas ganas de trabajar y que sueña con lo mismo”. 
Como corolario, explicó cómo llegó a ser presidente: “Es una pregunta que me la hacen en muchas partes, pero más que nada en casa. No estoy acá porque pretenda un rédito económico, todo lo contrario, uno termina poniendo plata de su bolsillo; sino por agradecimiento. Mi hijo ingresó a los seis años en la escuelita de fútbol de Sargento Cabral y a partir de allí lo insertamos en el deporte. Se formó como persona con valores nobles y con una dedicación plena a lo que hace. Entonces quise aportar desde este lugar ese trabajo de formar a chicos de bien”.
La Comisión Directiva
El Club Atlético Floresta tiene como presidente a Ramón Lacuadra. Además, lo acompañan en el trabajo de comandar los hilos de la institución Diego Rodríguez (vicepresidente), Blanca Zuloaga (secretaria), David Isas (prosecretario), Alicia Cabrera (tesorera), Roxana Baow (protesorera) y Cristian Lacuadra (secretario de actas).




Cada semana, diferentes protagonistas toman parte del show que se presenta en la previa de cada partido como local. En esta ocasión y, después de no poder jugar en casa por la lluvia, fue momento de ayudar, en este caso, Bebu Lacuadra, Gordo Giaveno y Pigüi Rolón (foto uno) se pusieron manos a la obra; al igual que Cepi Villalva y Mono Cristofer, quienes cortaron el pasto (foto dos).