santafe
Lunes 10 de Agosto de 2015

Cococcioni: “Se hizo más en estos siete años que en los 30 anteriores”

El secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia cuestionó la presentación del hábeas corpus que interpuso el defensor público, Gabriel Ganón, por los detenidos en distintas unidades. Además dijo que se están llevando adelante ampliaciones

“La nueva Defensa Penal presenta recursos de hábeas corpus con 1.000 reclamos distintos cada uno”, sostuvo el secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni. El funcionario cuestionó el nuevo recurso interpuesto por el defensor general de la provincia de Santa Fe, Gabriel Ganón, sobre las condiciones en las que se encuentran los detenidos de las unidades penitenciarias Nº 3, Nº 5, Nº 6 y Nº 11.
“Desde problemas edilicios hasta alegaciones de maltrato, desde un inodoro roto hasta la generación espontánea de 3.440 puestos de trabajo. Y, entre otras cosas, se interpone ante un juez penal, con un disimulo escasísimo, una demanda laboral colectiva contra la provincia de Santa Fe”, indicó Coccocioni.
Cabe mencionar que la semana pasada Ganón interpuso un recurso de hábeas corpus colectivo y correctivo en favor de todas las personas privadas de su libertad en las unidades penitenciarias mencionadas tras haber detectado, entre otras cosas, graves condiciones edilicias, habitacionales y sanitarias, superpoblación, falta de separación entre procesados y condenados y una adecuada asistencia médica, entre otras cosas.
Por su parte, el secretario de Asuntos Penitenciarios recordó lo realizado hasta el momento desde su área. “Hacia diciembre de 2007 la mitad de la población penal santafesina se encontraba alojada en sede policial, es decir, comisarías y alcaidías. La cantidad de detenidos no aumentó de un día para otro, y nadie puede alegar sorpresa alguna al respecto. Claramente había un problema de gestión, o mejor dicho de falta de la misma. Sobre el final de la segunda gobernación de (Jorge) Obeid, habiendo pasado 23 años de los 24 en los que la provincia tuvo gobiernos de un mismo signo político, se inauguró la cárcel de Piñero, con apenas 320 plazas y sin infraestructura complementaria”, recordó.
“En octubre de 2014 –continuó–, y no sin esfuerzos de toda especie, la Alcaidía Mayor de Rosario fue traspasada al Servicio Penitenciario como Unidad 6ª. En ese momento, la incidencia del preso policial bajó a un tercio del total”.
En ese sentido cuestionó que pese a las acciones encaradas, la gestión haya sido objeto de varias docenas de hábeas corpus por parte del defensor provincial. “Muchos de ellos con temáticas repetidas, en procura de que el juez B le conceda lo que el juez A le negó, lo que se conoce como «forum shopping», es decir la práctica de elegir al juez más favorable, o simplemente a otro nuevo, mediante chicanas diversas”, marcó.

Menos presos en comisarías
Cococcioni se refirió a las obras que se están llevando adelante en distintos puntos de la provincia y adelantó: “A fin de mes estaremos inaugurando una nueva unidad penal con capacidad para 320 detenidos. Y se encuentran en construcción dos nuevos módulos en Piñero y un pabellón en Las Flores”.
Al respecto aclaró que ese tipo de acciones van a implicar un cambio significativo en la cantidad de personas detenidas en comisarías. “Solo con estas obras que ya están en marcha el preso policial baja a un 15 por ciento del total. O sea, de cada 20 presos, 17 pasarían a estar en institutos penitenciarios. Y se van dando consensos importantes respecto de qué hacer con ese 15 por ciento restante, como por ejemplo el anteproyecto de construcción de una unidad penal en Melincué, para lo cual ya se ha abierto un canal de diálogo”, manifestó el funcionario.
Luego agregó: “Este crecimiento, naturalmente, va acompañado de más personal, más vehículos, más equipos, y más servicios anexos. En ese último caso podemos destacar que después de más de 100 años de Alcaidía Mayor, podemos ahora decir que los presos de la nueva Unidad 6ª podrán ir a la escuela, por ejemplo”.
Finalmente, en respuesta a las acciones de Ganón, sostuvo: “Aunque suene algo exagerado, puede y debe decirse que en materia penitenciaria se hizo más en estos siete años que en los 30 o 40 anteriores. Y ni siquiera todo esto es suficiente porque heredamos cárceles destruidas por décadas de motines y abandono estatal. No es sencillo garantizar a quien está en prisión derechos que ya de por sí son asimismo difíciles de garantizar puertas afuera. Lo llamativo es que este recurso aparezca después de que la Defensa Pública suscribió un acuerdo con el Ministerio de Seguridad, relativo a los presos en comisaría, y otro con la Secretaría de Asuntos Penitenciarios”.