santafe
Domingo 13 de Marzo de 2016

Con alma de Granaderos

Situada en un punto emblemático de barrio Los Hornos, el club Social y Deportivo Granaderos, se convirtió en un emblema de las bochas en la ciudad, con un sinnúmero de logros a lo largo de su historia.

Esta historia es muy similar a la de muchas otras instituciones, más que nada, porque surgió de una simple idea que terminó luego haciéndose realidad. En este caso se trata del Club Social y Deportivo Granaderos, emplazado en el corazón de barrio Los Hornos, que condensa a personas de todos los estratos sociales y que fueron importantes en el crecimiento de un sector emblemático de Santa Fe.
Como todo, tiene un comienzo y se trató de la iniciativa de un grupo de amigos que jugaban al fútbol en una canchita que estaba ubicada en calle Estanislao Zeballos y San Juan en la década del 50. Dicho lugar era epicentro diario de muchas emociones, incluso con partidos que comenzaban por la tarde y muchas veces concluían ya caída la noche.

Conforme a la importancia que se fue generando y el gran número de adeptos que tenía, se buscó la posibilidad de afiliarse a la Liga Santafesina. Después de charlas y de interiorizarse bien sobre el tema, esto no pudo ser posible, habida cuenta de que no contaba con los requerimientos necesarios para albergar un encuentro oficial. Lógicamente esto hizo que se perdiera un poco en el tiempo. Hasta que en noviembre de 1956 se logra adquirir unos terrenos ubicados en calle Gobernador Freyre al 6200, lugar que los cobijara de ahí en más.
Solo se contaba con una casilla donde se podía disfrutar de un refresco o algún que otro popular vermú. Así fue como se levantó una cancha de bochas para expandir la opción. De esta manera se conformó la primera Comisión Directiva con apellidos populares en el lugar: Pérez, Meret, Benítez padre e hijo, Gatti, Fussón, Pagniuto, Mastromei y Raimundo. Así fue como llegó para no irse nunca más y pasó de ser una “opción” para convertirse en uno de los lugares más relevantes y de transcendencia dentro de la Federación Santafesina.
Poco a poco fueron levantándose los cimientos de lo que hoy es un club que luce remozado y con las comodidades que se demandan en la actualidad. Cuenta además con el bar y un espacio de parrilla y comedor para las populares peñas y reuniones de amigos. En pocas palabras, un típico club de barrio que crece a través de recursos propios, pero más que nada por la pasión de aquellos que llegan todos los días a pasar un buen momento.