santafe
Lunes 24 de Agosto de 2015

Corredores inmobiliarios van a la caza de infractores en la vía pública

El Colegio de Corredores Inmobiliarios comenzó una campaña para intervenir los carteles de venta y alquiler de las personas que ejercen el corretaje sin tener la matrícula profesional correspondiente

Hace ya dos años, el Colegio de Corredores Inmobiliarios comenzó a denunciar el ejercicio ilegal de la profesión de acuerdo a la Ley 13.154 que regula el corretaje inmobiliario en la provincia de Santa Fe
 
A su vez, desde su creación hace cuatro años, la entidad realiza tareas de fiscalización del ejercicio del corretaje sin matrícula y ejerce el poder de policía. En este marco, ha realizado ya más de 60 denuncias por funcionamientos irregulares en la ciudad de Santa Fe y más de 120 en toda su jurisdicción.

Este año, continuando con la actividad de fiscalización, la entidad comenzó una Campaña Nacional de Detección de Irregularidades. En diálogo con Diario UNO, Eduardo Brigada, presidente de la institución, señaló que la iniciativa nació como una idea del Colegio de Santa Fe ante la Federación de Colegios de Corredores Inmobiliarios, y que va a continuar en las sucesivas semanas. 
 
La campaña consiste en intervenir aquellos carteles de venta y alquiler de las personas que ejercen el corretaje sin tener la matrícula profesional correspondiente. Santa Fe, Santo Tomé, Rafaela, San Justo, Esperanza y Recreo son algunas de las ciudades de la provincia en las que los carteles de las inmobiliarias sin habilitación fueron señalados con una faja con la palabra “Infractores”.
 
“En esta primera semana ya hemos señalado 12 carteles en la ciudad de Santa Fe, en Santo Tomé también hay varios, y en Rafaela hay más de 20. Esto recién comenzó, el personal de fiscalización va a estar trabajando por estos días”, indicó y agregó: “Cuando la ciudadanía encuentre una faja cruzada en un cartel, significa que la persona que puso ese cartel está en infracción por no tener matrícula profesional. Es lo mismo que ir a un consultorio médico, y enterarse de que quien lo está atendiendo debe materias y no terminó la carrera. No tiene título, por lo tanto no tiene matrícula profesional, y no puede ejercer, así de simple. La ley es muy clara con respecto a esto”. 
Allanamientos. El Colegio de Corredores Inmobiliarios ha radicado denuncias por ejercicio del corretaje sin título habilitante en las ciudades de Esperanza, San Justo, Rafaela, Reconquista, Avellaneda, Santa Fe y Santo Tomé, entre otras / Foto: Gentileza CCI Santa Fe
 
Denuncias penales
Cada vez que desde el Colegio, o a través de una denuncia ante el mismo, se detecta el ejercicio de la profesión sin título, la entidad radica una denuncia en la Justicia por infracción al artículo 247 del Código Penal. En este sentido, Brigada contó que el Colegio ha iniciado más de 120 denuncias penales a personas físicas y jurídicas: “Es casi la única herramienta que tenemos después de fiscalizar e intentar que se acerquen para regularizar la situación. Por estas demandas, en diciembre se realizaron cuatro allanamientos, dos de ellos a inmobiliarias clandestinas que funcionaban en edificios”, contó.

Se quejó, sin embargo, de que más allá de los allanamientos mencionados, hasta ahora la Justicia no avanzó con el resto de las denuncias realizadas por el Colegio. 
 
“Lo que le pedimos a la Justicia es celeridad, porque a la institución diariamente llegan denuncias de la ciudadanía sobre abusos, mala praxis y un montón de irregularidades cometidas por estas personas”, enfatizó.
Brigada explicó que para los matriculados que cometen alguna irregularidad, dentro del Colegio existe un tribunal de ética, donde se radica la denuncia, y que tiene la facultad de penalizar a los corredores, pero que en el caso de los que no están matriculados, la entidad no tiene más alcance que la denuncia penal. 
 
“Aprovechan la lentitud de la Justicia, más la posibilidad de seguir trabajando sin ningún tipo de inconveniente y siguen captando gente. Nosotros desde el Colegio no podemos hacer más que informarles que esa persona ya está denunciada penalmente hace meses”, se quejó y dijo que se trata de un “delito que en silencio hace mucho daño”.
 
“Perjudica muchas veces a un negocio inmobiliario, en el que la gente pone en riesgo sus ahorros de toda la vida, y se termina perjudicando porque es captada y cuando se da cuenta ya es tarde”, remarcó. 
 
Los peligros
Consultado, sobre los riesgos a los que se enfrenta un ciudadano al contratar los servicios de un corredor sin título, Brigada explicó que si llegara a existir algún inconveniente en la operación de alquiler o venta, al ciudadano solamente le queda la denuncia penal por estafa. En cambio, si esa operación la realiza con un profesional, “va a tener seguridad jurídica porque los profesionales están capacitados y tienen título universitario y, por otro lado, la entidad tiene un tribunal de disciplina donde se abre un actuación sumaria y, en muchos casos, se ha llegado hasta a suspender la matrícula de los infractores”.
 
Para el titular del Colegio, dentro de los que ejercen la profesión sin título “hay de todo un poco”: “Están las seudoinmobiliarias, que sobre la fachada de otro tipo de negocio, se esconden estudios de arquitectura, administraciones de consorcios, estudios jurídicos, etcétera. Siempre atrás de esto hay algo encubierto. Y después están los que lisa y llanamente contactan a la gente a través de un aviso en el que publican número de celular que va cambiando constantemente”.
 
Estar precavidos
Por último, Brigada sostuvo que una de las formas de comprobar si el profesional con quien se contrata es un profesional, es buscar la oblea de validación de la matrícula del Colegio de Corredores Inmobiliarios en los contratos de locación. Si alguien tiene que firmar un contrato de alquiler o de venta y no encuentra la oblea en la documentación, significa que ese corredor no tiene matrícula profesional.