santafe
Lunes 21 de Diciembre de 2015

Crecida del Paraná: Lifschitz estuvo en Reconquista para monitorear la situación

  El gobernador participó este lunes de una serie de actividades junto a funcionarios de Defensa Civil. El intendente de esa cuidad solicitó ayuda económica para hacer frente a la situación que atraviesan

La crecida del río Paraná comenzó a complicar la situación de algunas poblaciones del norte de la provincia. El caso más concreto es el de Puerto Reconquista, el barrio que se encuentra a casi 12 kilómetros de la cabecera del departamento General Obligado. Allí el río llegó este lunes por la tarde a los 5,73 metros (el nivel de alerta es de 5,10 metros y el de evacuación de 5,30 metros) y el intendente de Reconquista, Enrique Vallejos, dijo que si “la Municipalidad no hubiera hecho las defensas, en el puerto ya habría entre 40 y 50 familias evacuadas”.
 
Por su parte, el gobernador de la provincia llegó este lunes a la ciudad de Reconquista para participar del acto de apertura de sobres para la licitación de la Fase C del Acueducto Reconquista. Antes de presidir esa actividad, Lifschitz participó de la Junta de Protección Civil para analizar la situación hídrica que atraviesa puntualmente esa localidad.
 
En tanto, por la noche, Lifschitz hizo su primera reunión con los intendentes y presidentes comunales de la Región 1, donde uno de los temas que se abordó fue el de la crecida del río. En ese encuentro no solo se refirió a la situación de Reconquista, sino a cómo se abordará la situación en toda la costa santafesina. El gobernador aseguró que la provincia está haciendo un monitoreo constante de la evolución del río y aseguró que “se van a poner todos los recursos del Estado provincial en función de esta situación”.
 
 
En esos encuentros acompañó al gobernador personal de Protección Civil de la provincia para empezar a coordinar tareas con los gobiernos locales.
 
El intendente de Reconquista aprovechó anoche la presencia del gobernador Miguel Lifschitz para pedirle una ayuda económica para hacer frente a la situación de emergencia hídrica que están atravesando en esa ciudad del norte provincial.
 
Según Vallejos, “habría que invertir 10 millones de pesos para construir defensas definitivas” y reiteró por medios locales que esperan “más de 7 metros para fines de enero o febrero” en Puerto Reconquista, para dimensionar cómo será la evolución del río en los próximos meses.
 
En tanto, en diálogo con LT10, el intendente de Reconquista expresó: “Estamos trabajando con máquinas del municipio y de la provincia para defender Puerto Reconquista, si no fuera así, ya tendríamos un metro de agua donde viven 3.000 personas. Necesitamos ayuda de la provincia porque estamos en una situación complicada desde lo económico”.
 
“Nosotros ingresamos al municipio hace una semana. Para darles una idea, tenemos cortada la cuenta de combustible del municipio. Por este motivo, tuvimos que declarar la emergencia económica. Entre hoy y mañana vamos a resolver el tema del aguinaldo. Vamos a tener que utilizar un 25% del fondo de obras menores y un adelanto de coparticipación. Creemos que lo vamos a poder abonar antes de Navidad”, dijo sobre la situación económica que atraviesa el Ejecutivo municipal.
 
La obra más grande
El gobernador abrió este lunes las seis ofertas económicas presentadas para la obra correspondiente a la fase C del Acueducto Reconquista. Fue en un acto realizado en la sede del Centro Cívico de la Región 1 - Nodo Reconquista, ubicada en Hipólito Yrigoyen 1415 de dicha ciudad.
 
“El acueducto de Reconquista es la obra más grande que está llevando adelante la provincia de Santa Fe en todo el territorio”, resaltó el gobernador y precisó que la misma consta de cinco etapas que, “cuando estén completas, van a representar más de 2.000 millones de pesos de inversión”.
Además, destacó el “carácter regional” de las tareas, “porque cuando estén terminadas van a poder abastecer a 275.000 personas” de los departamentos General Obligado y Vera.
 
A continuación, Lifschitz recordó que los trabajos en cuestión, “tienen que ver con dos compromisos muy importantes que asumió el Frente Progresista: el primero de ellos es promover un proyecto de desarrollo estratégico para el norte santafesino, que se sustenta en la inversión pública y en las obras de infraestructura para mejorar la conectividad, el desarrollo de la actividad empresaria y la calidad de vida de los ciudadanos”, mientras “el segundo es garantizar el derecho al agua potable, que es esencial para los seres humanos, para los ciudadanos, para todos los santafesinos que por distintas razones y por la inoperancia de muchos gobiernos anteriores no se había podido cumplir. Por eso hoy tenemos una parte importante de la población que no tiene garantizado el acceso al agua potable en cantidad y calidad”, indicó.