santafe
Martes 16 de Febrero de 2016

Denuncian penalmente a la Junta Médica por tráfico de influencias en un caso

Esperanza. Familiares del niño presuntamente abusado por su abuelo denuncian complicidad de una funcionaria de Salud Provincial con los imputados en la causa

El lunes pasado, familiares de un niño de 11 años presuntamente abusado sexualmente en la localidad de Esperanza, denunciaron a la Junta Médica provincial por creer que realizó un tráfico de influencias para beneficiar a los imputados en la causa: los abuelos del niño y su tío. La denuncia fue radicada en el Colegio de Jueces de la provincia –para que luego recaiga en la Fiscalía– y busca que se realice un sumario en el área de Salud provincial para determinar si hubo beneficios o no.
El argumento de los denunciantes –la madre y el padrastro del niño–se basa en que una de las integrantes de la Junta Médica, M. P., es sobrina del exgerente de la empresa esperancina donde trabajaba la abuela del niño –la cual era jefa de personal– y ahora está imputada en la causa por el delito de “facilitamiento de corrupción de menores”. Por tal motivo, los denunciantes cuestionan el accionar de la titular del área ya que según ellos, se podría haber llegado a la instancia de juicio oral y público si el informe de los imputados hubiera coincidido con lo que sostienen las cámaras Gesell realizadas en dos oportunidades al niño presuntamente abusado, donde este ratificó el aberrante hecho. 
En este sentido, la denuncia destaca que la Junta Médica se excedió en sus funciones y se extralimitó en sus contenidos ya que según los denunciantes, la Junta Médica solo puede determinar si los imputados se encuentran en estado de salud para afrontar una etapa de juicio. “Ya está todo agotado, esto tiene que acusarse y elevarse a juicio”, dijo a Diario UNO, Carlos Lord, el padrastro del chico. 

Se hizo conocido
El caso salió a la luz en el 2014, cuando la madre del menor de edad, Fernanda Baraldo, se enteró, luego de que el chico confesó, que había sido abusado por su abuelo. 
En ese entonces, estuvo al frente de la causa la fiscala de Esperanza, Clelia Trossero, la cual luego fue apartada por el exfiscal Regional, Ricardo Fessia, en una salida algo irregular. Posteriormente, fue derivada hacia el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Omar De Pedro, quien continúa al frente en la actualidad. Por su parte, al adolescente presuntamente abusado, se le realizaron dos cámaras Gesell las cuales ratificaron que el niño contaba que había sido abusado por su abuelo y a su vez se le practicaron cinco exámenes psicológicos. 
En la actualidad, el abuelo del chico permanece con prisión preventiva en la cárcel de Las Flores, mientras que la abuela se encuentra alojada en la Alcaldía de Esperanza.