santafe
Viernes 24 de Abril de 2015

Denuncian un nuevo episodio de violencia en un hospital de Santa Fe

Amra informó que el miércoles pasado, mientras los médicos atendían a los niños quemados por la bomba molotov, un hombre generó destrozos exigiendo que atiendan a su hijo, que padecía un traumatismo en el pie. Los médicos siguen reclamando más seguridad.

El Sindicato de Médicos de la República Argentina (AMRA) Seccional Santa Fe expresó su malestar y repudio por un nuevo episodio de violencia registrado en un establecimiento púbico de salud.
•LEER MÁS: Momentos de tensión en el Caps de barrio Mocoví
Según denuncian en un comunicado de prensa, el mismo se produjo el miércoles 22 de abril, en el Hospital Dr. Emilio Mira Y López de la ciudad de Santa Fe cuando en momentos que los médicos y el resto del personal se encontraban atendiendo a dos niños quemados de gravedad por una aparente bomba molotov, hecho e publico conocimiento, se presenta intempestivamente en la guardia de pediatría el padre de otro chico de 11 años de edad exigiendo la inmediata atención de su hijo que sólo presentaba un traumatismo en dedo del pie de 48 horas de evolución.
•LEER MÁS: El Sayago duplicó la guardia para garantizar seguridad
"Sin aceptar los fundamentos de los profesionales y desencajado realiza permanentes agresiones verbales e ingresa al sector de urgencias pese a las explicaciones del caso", afirman.
Asimismo confirman que fue atendido y se le solicitó una placa radiográfica al niño y al regresar del estudio nuevamente se reiteran las agresiones verbales y amenazas por lo que solicitaron presencia de personal de vigilancia y policía del hospital. Según relatan, el hombre arremetió "con golpes de puño y patadas ocasionando destrozos varios en vidrios y demás instalaciones del efector".
Finalmente, luego del arribo de refuerzos, previa comunicación al 911, se procedió a la detención del mismo y se comunicó lo sucedido a la dirección del hospital y la fiscalía en turno. La atención del niño se termino de realizar con presencia policial.

En diálogo con LT10, Néstor Rossi, titular de AMRA, expresó que “un policía no puede custodiar un hospital como el Cullen, el Iturraspe o el Hospital de Niños. El Mira y López tiene una pileta de natación enorme y un terreno enorme al fondo, porque da al Salado. Usemos el ingenio. En el Mira y López, necesitaríamos un policía adelante y otro al fondo. Y la policía debería revisar los bolsos de la gente”. 
Además, Rossi agregó que “si la policía un día decide requisar un hospital completo puede llegar a encontrar dos o tres armas”. 
Los reclamos de AMRA 
El gremio pidió tanto a las autoridades del nosocomio como a las Ministeriales, "que se concreten las medidas ya acordadas oportunamente, como lo son el cierre del portón de acceso, automatización, reparación del perímetro y la conformación de un plantel estable de vigilancia formado y equipado", detallaron.
"Por otra parte, ante el hecho reciente transcurrido en Hospital Sayago y quedando a tan sólo dos cuadras de distancia entre un establecimiento y otro, exigimos se hagan extensivas a nuestro hospital y trabajadores las medidas tomadas en el mismo, o sea: que se sume un policía más que garantice seguridad en el ingreso y el perímetro del hospital y un patrullero en la zona que se apueste en la entrada en los tres horarios de ingreso del personal", sostienen en el comunicado. 
Creemos prioritario en lo que respecta a calidad de atención, contención y tiempos de espera que la guardia de nuestro hospital en el área de pediatría y clínica médica cuente con refuerzos ante el permanente aumento de cantidad de atenciones sumado al incremento estacional invernal que ya se evidencia. 
Sabemos que la violencia e inseguridad es un flagelo que atraviesa la sociedad en todos los ámbitos, pero en virtud de nuestra responsabilidad gremial creemos que es indispensable denunciar y repudiar estos episodios a los fines de obtener, por parte de las autoridades competentes, más seguridad y menos impunidad para toda la comunidad hospitalaria.