santafe
Lunes 31 de Agosto de 2015

Desde este martes, el transporte escolar cuesta entre 650 y 1.000 pesos

Segundo aumento. La asociación que nuclea al sector anunció que aplicará, este mes, una suba del 20 por ciento. Justificaron la decisión en el incremento de los costos de mantenimiento, pero aspiran a que sea el último del año

La Asociación de Transportistas Escolares y Afines (Atea) anunció que desde este martes el costo del servicio se incrementará un 20 por ciento. La suba es la segunda del año ya que en febrero habían realizado una actualización que iba del 10 al 15 por ciento, dependiendo del servicio.

Desde la institución que nuclea a los empresarios del sector indicaron que el aumento responde a que se han incrementado significativamente los costos fijos y eventuales que deben afrontar. En ese sentido, sostuvo que las familias entienden la situación y estaba preparadas porque, habitualmente, la actualización del valor del servicio se realiza dos veces al año.
 
 
Además expresó que la aspiración es no realizar otra suba hasta febrero del año próximo, es decir, una vez que haya finalizado el ciclo escolar y el período de colonias de vacaciones.
 
Jorge Blesa, presidente de Atea, explicó en diálogo con Diario UNO que todos los años se producen dos actualizaciones de precios, una en febrero y otra en agosto o septiembre. “Esta vez no fue la excepción”, lamentó y agregó: “Todo aumentó desde el combustible, los insumos y el salario de los choferes hasta la tasa de fiscalización. Estamos pagando cerca de 1.000 pesos ese gravamen municipal. Este año aumentó un 25 por ciento”.

De esa manera, el costo del servicio va de los 650 a los 1.000 pesos dependiendo de las distancias que deban recorrerse entre la escuela y el hogar de la niña o el niño.

Al respecto marcó que las familias ya estaban preparadas para esa suba. “Ellos ven que todo aumenta y ya nos habían estado preguntando cuándo íbamos a subir nosotros”, explicó y reconoció que la población ve las mismas subas que tienen ellos.
LEER MÁS: Debido al aumento del combustible, el Transporte escolar sube un 10% en junio

“Aumentaron los repuestos, el aceite, los insumos y el mecánico. Además, al aumentar la canasta familiar también era necesario subir el sueldo a los choferes. Todo sube, uno lo ve en el súper, el seguro, la prepaga”, expresó Blesa.

Aunque aclaró que la idea es que esta actualización sea la última del año. “La idea es no aumentar más porque, además, las familias no lo van a poder pagar. La idea es mantener el precio hasta después de las colonias”, manifestó el presidente de Atea.

El transportista también mencionó que el proceso inflacionario también repercutió en los planes de renovación de los vehículos. Es que el sector tiene un estricto régimen sobre la cantidad de años en los que una unidad puede estar en servicio.
 
Reclamo municipal
Los transportistas también expresaron su preocupación por una serie de situaciones que se dan en el horario de ingreso y egreso de las escuelas y que resultan riesgosas para niños y adultos, además de representar una infracción a la normativa.

“Pedimos a los padres que tomen debida conciencia del transporte que eligen y contratan para llevar a sus hijos al establecimiento educativo al cual concurren, debiendo exigirles a los transportistas todos los requisitos necesarios para poder circular desarrollando dicha actividad: habilitación municipal, inspección técnica, carné para conducir categoría D-2, seguro de transporte escolar y además vehículos en óptimas condiciones que estén identificados con letras negras y fondo color naranja, al igual que matrícula y capacidad de pasajeros a transportar”, expresaron.

Pero además, Blesa explicó que desde hace tiempo están reclamando a la Municipalidad de Santa Fe que pinte de amarillo los cordones en los que se establece el estacionamiento para los transportes escolares. “Queremos que señalicen bien los espacios y que se hagan respetar, pero no tenemos ningún tipo de respuesta”, lamentó el presidente de Atea.

Y agregó que, por eso, han decidido solicitar una contribución a cada integrante de la asociación. “Vamos a comprar la pintura amarilla y los vamos a pintar nosotros mismos”, dijo.

“La Municipalidad no atiende nuestros pedidos”, insistió y detalló: “Hoy todos estacionan en nuestro lugar. Por eso le pedimos a los padres que respeten el espacio porque es muy peligroso para los chicos. Después nos hacen multas a nosotros por estar en doble fila, pero no podemos estacionar a 200 metros de las escuelas”. Finalmente señaló que van a volver a pedir una reunión al Ejecutivo local para abordar ese y otros temas.