santafe
Martes 08 de Marzo de 2016

Después del verano, la boleta de luz golpea el bolsillo de los santafesinos

Los aumentos están asociados a la demanda que tuvieron los usuarios, junto con el incremento del 27% que fijó la provincia en diciembre pasado en concepto de distribución de la energía. Y a quienes les llegó en marzo, ya pagaron parte de las subas de entre 30 y 48 por ciento que dispuso Nación.

Las boletas de la Empresa Provincial de la Energía llegaron a algunos hogares de Santa Fe con incrementos cercanos al ciento por ciento con respecto a igual bimestre del año anterior. A modo de ejemplo, y a partir de los nuevos cuadros tarifarios, una familia que consumió 965 kWh, un 27 por ciento más de energía que el mismo bimestre del año anterior, debió pagar un 111 por ciento más. 
 
Por otro lado, un usuario con un consumo inferior, cercano a los 111 kWh, debió pagar un 54 por ciento más que el mismo bimestre del año anterior. Es importante aclarar que en esta situación no se alcanza ni siquiera a superar los primeros 120 kWh, escenario que no es común encontrar en la mayoría de los hogares de la provincia de Santa Fe. En este caso, el ejemplo refiere al consorcio de un edificio pequeño y sin ascensor. 
 
 
Comparando ambas boletas, y a partir de los detalles de la facturación, se desprenden los siguientes aumentos estimados: cuota de servicio un 55 por ciento, primeros 120 kWh un 67 por ciento, segundos 120 kWh un 40 por ciento y por los últimos kWh consumidos se debieron abonar un 57 por ciento más. 
 
En diálogo con Diario UNO, el delegado de Proconsumer en Santa Fe, Marcelo Gelcich, realizó una lectura de las nuevas boletas de la EPE. “Los aumentos vinculados hasta los primeros 120 kW nos parecen totalmente antisocial porque impacta en la mayoría, porque todos consumen hasta 120 kW. Eso me parece que es totalmente abusivo, porque incluso hasta el que se cuida paga más. Entonces, entendemos que es totalmente contrario al uso racional de la energía”, dijo.
 
El representante de la entidad continuó brindando detalles sobre el nuevo cuadro tarifario. “Después, en los segundos 120 kW nos encontramos con un aumento moderado, pero cuando te pasás de los 240 kW, ahí el aumento vuelve a ser importante”, dijo. Además, insistió sobre los aumentos en el primer tramo de los consumos: “Los aumentos tendrían que ser progresivos, a partir de los primeros 120 kW, y en forma progresiva ir aumentando. Pero de esta forma la gente no consume de forma racional y sí se produce mayor recaudación por parte de las empresas”.
 
 
Con respecto a la declaración de emergencia energética del gobierno nacional, que implicara un nuevo aumento sobre el consumo de energía, Marcelo Gelcich opinó: “Creo que en Argentina hubo una injusticia muy grande durante mucho tiempo. Acá sucedió que el país subsidiaba a la provincia de Buenos Aires y a la Ciudad Autónoma. Eso hizo que se generara una gran cantidad de subsidios que nadie sabe cuál fue el acto de eficiencia de los mismos y que todos conocen sus costos y perjuicios en el sistema de transporte”.
 
Repasando aumentos
En noviembre pasado, la Empresa Provincia de la Energía informó sobre un nuevo incremento en el servicio cercano al 27 por ciento desde el 1 de diciembre. Entre sus argumentos, se destacaba la necesidad de paliar los efectos del proceso inflacionario y sostener la recuperación de la inversión en la EPE.
 
Por otro lado, durante los primeros meses de 2016, la empresa que se encarga de distribuir la energía en Santa Fe informó sobre un nuevo incremento en las tarifas a partir de la decisión del gobierno nacional por declarar la “emergencia energética”. Ante el incremento de los valores de compra de electricidad dispuesto por el gobierno nacional, la EPE trasladó dichas modificaciones a su cuadro tarifario con subas entre el 30 y el 48%.
 
Como los vencimientos de la EPE son bimestrales, algunos clientes ya recibieron sus boletas en marzo y otros las tendrán en abril. En el primer caso, las nuevas tarifas ya se vieron reflejadas parcialmente ya que esos incrementos solo corrieron para el consumo de febrero y no para el de enero. Mientras que los aumentos completos se sentirán a partir de las facturas de abril.