santafe
Viernes 13 de Mayo de 2016

Dramática realidad de tres hermanos desnutridos internados en Reconquista

Se trata de tren chicos, dos nenas y un nene, de 4, 8 y 9 años. Ingresaron al hospital con diagnóstico de desnutrición grave, lesión cutánea infecciosa (Piodermitis) y riesgo social. 

En la tarde del último miércoles ingresaron al Servicio de Pediatría del Hospital de la ciudad de Reconquista tres hermanos de 4, 8 y 9 años (dos niñas y un niño), con diagnóstico de desnutrición grave, lesión cutánea infecciosa (Piodermitis) y riesgo social. 
Los chicos vivían en una precaria vivienda del Barrio Luján de esa ciudad con su abuela, quien estaba a cargo ya que los padres son fallecidos. Habrían sido derivados al efector desde el Caps de Barrio Itatí de esa ciudad. 
En conferencia de prensa, el Coordinador del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe, Raúl Medina reconoció responsabilidades. “Tanto desde esta área, como desde la Secretaria de Salud Municipal, la Sub Secretaria de Niñez y el Ministerio de Educación somos responsables”, dijo. 
​En este sentido tomó el compromiso de "trabajar para que estos chicos salgan lo más rápido posible adelante", como así también de evaluar "el trabajo en conjunto y por qué nos demoramos tanto en tomar esta medida", reflexionó. 
Por su parte, el titular del Servicio de Pediatría del Hospital Central “Olga Stucky de Rizzi” de Reconquista, el doctor Alejandro Mansur confirmó que “después del examen exhaustivo y el familiograma, se ve que no solamente el problema agudo de los menores es la sarna, nos encontramos con pacientes sumamente desnutridos, con riesgo de vida y con un abandono familiar por completo". En este sentido indicó que tras el ingreso de los menores, en la Guardia del nosocomio vivieron "un momento muy triste, muy doloroso".
El especialista señaló que en este momento los tres niños están estabilizados de la situación de gravedad nutricional por la cual fueron internados, más allá de esto deben ser controlados constantemente. "Estos chicos van a estar bien de su patología aguda, pero si los reinsertamos en la sociedad sin corregir su problema de base, estos chicos corren el riesgo de morir todos. Y cuando digo todos, son esos tres más algunos que están todavía en la calle y en la familia, y que hay que encontrarlos y tomar una medida que ya excede a nuestro trabajo médico”, dijo Mansur.
Además el doctor indicó que los menores sufrían aparentemente una "situación de cárcel". "La abuela los tenía presos dentro del domicilio; no los dejaba ir al colegio y uno se daba cuenta porque no se los veía en la calle, no comían, no se bañaban, como que estaban escondidos, por eso no se destapó este problema anteriormente”, comentó.